lunes, 3 de diciembre de 2018

La afgana mutilada

 
 
 
 
 
 
Bibi Aisha después de que la curaron...
 
 
 
 
¡Que pena que sigan ocurriendo estas cosas a las mujeres afganas.
  Esto le ocurrió a Bibi con apenas 15 años y a pesar de su juventud quizá ha sufrido más que una persona de 50.
Su padre la prometió a los 12 años a un combatiente talibán para tapar un asesinato que había cometido alguien de su familia.
Se casó a los 14 años y fue sometida a constantes abusos.
A los 18 años intentó escapar pero fue capturada por la policía y devuelta a su familia.
 Su padre la devolvió a su familia política.
Para vengarse de su fuga, su marido y tres miembros de la familia la llevaron a las montañas, le cortaron la nariz y las orejas y la dejaron para morir.
Bibi, fue hasta un refugio de mujeres a un par de kilómetros de ahí. Todo esto lo hicieron para dar ejemplo a otras mujeres del pueblo.
Pero sobrevivió y mostró su rostro deforme a la revista >Time < .
Tuvo la suerte de que alguien la viera, la llevó a la Fundación Peter Grossman la cual se hizo cargo de ella y 14 meses después, Bibi volvió a dar la cara  con un nuevo rostro.
 Mientras terminaba su tratamiento de reconstrucción facial, llevaba una prótesis en la nariz que la devolvió a la normalidad.
He estado viendo sus fotos en la revista Time y puedo asegurar que está guapísima.
Ahora vive en California, lejos del infierno talibán.
 ¡¡Que pena que una mujer pase por una cosa así!!
 
 
 
 

Así o peor la dejaron su marido y los salvajes que le acompañaban.

lunes, 26 de noviembre de 2018

Pionera en la Antártida

 
 



Josefina Castellví, nació en Barcelona el 1 de julio de 1935, es una oceanógrafa, bióloga y escritora española. Detrás del diminutivo por el que la llaman, Pepita, se esconde una gran mujer, una gran científica que descubrió su pasión por el mar cuando sólo era una niña y veraneaba en la localidad barcelonesa de Castelldefels.
 Mirar el mar y recorrer la playa en busca de tesoros, como conchas, despertó en ella una gran curiosidad por lo que ocurría a cientos de metros de profundidad. Por eso, cuando le llegó el momento, eligió la carrera de Biología, que acabó en 1957, para luego, en Francia, completar su formación cursando Oceanografía.

LE DIJERON QUE LA ANTÁRTIDA NO ERA PARA MUJERES

Josefina comenzó a investigar la flora bacteriana a bordo de barcos científicos  en una época en la que los estudios marinos eran cosa de hombres, y no le hacían mucho caso.
>>Hijita, se equivoca usted, ¡esto no es para mujeres!<<, le dijo en tono paternalista el responsable del instituto de Investigaciones Pesqueras cuando ella solicitó trabajar en la base de la Antártida.
Pero Josefina perseveró.
 En 1984, realizó su primera expedición al continente helado, y cuatro años más tarde, el 8 de enero, inauguró, junto con sus compañeros, la Base Antártica Española Juan Carlos I en la isla Livingston, que supuso una gran hito para la ciencia y que posicionó la investigación española en el panorama internacional.
Pepita, que estuvo al frente de este proyecto hasta 1997, fue la primera MUJER directora de una base científica en el continente helado.
Gracias a las investigaciones de su equipo, hoy tenemos muy claro que la Antártida es como un libro de la historia y la evolución de nuestro planeta.
Castellví ha desarrollado numerosos trabajos sobre la capa de Ozono, el sistema inmunológico de los pingüinos -unos animales que le fascinan porque forman una sociedad igualitaria- ante ciertos patógenos que pueden servir para elaborar futuras vacunas, y tambien ha descubierto más de 100 especies de líquenes.
Y es que, como solía responder, cuando le decían que una mujer no estaba preparada para soportar el clima antártico, los lugares no son para hombres o mujeres, sino para seres humanos que consiguen adaptarse. Y ella se adaptó.

Yo creo  que hemos oído muchas veces aquello de que...esto no es para mujeres.
Menos mal que ya de aquellos hombres, quedan pocos.
 Los de ahora si saben lo que valen las mujeres...algunos... Otros las matan...

martes, 20 de noviembre de 2018

Memoria Historica

 
 
 
Cruz en el cementerio de Paracuellos del Jarama.
 
 
 
No podía terminar el mes de Noviembre (aunque faltan varios días), sin pasarme por el Cementerio de los martiries del Jarama, ya que solo lo abren en este mes.
El sábado, me dijo mi querido hijo que me invitaba a comer y de paso, hacía volar un poco el Dron. Ni corta ni perezosa me puse en la puerta, vestidita y calzadita para tan digno acontecimiento.
 Ya hacía un par de años que no iba por esos lares, así que le dije: 
 -¿Por qué no me llevas hacia Paracuellos?
Él muy atento me dijo que donde yo quisiera, así fue. Primero volamos el aparatejo ese que le llaman Dron. Cosa que a mi me daba un poco de miedo cada vez que pasaba cerca de mi. Después, nos fuimos a comer. Por supuesto cuando salimos de un restaurante que hay por la zona nos fuimos derechitos a hacer una visita a los difuntos.
Hay una especie de salita  dentro del cementerio donde está la hermosa bandera de España, que besamos por los agravios que le hacen otros.
Está en el cerro de San Miguel y hay más de 4.000 personas enterradas que fueron opuestos al bando Republicano.
Los hechos se desarrollaron cerca de Madrid, en tierras de Paracuellos del Jarama. Todo ocurrió entre los días 7 y 30 de Noviembre. Quizá por ello solo lo abren en este mes.
Entre los fusilados se encontraban militares, falangistas, religiosos, militantes de la derecha, burgueses y otras personas.
Lo que más impresiona, es que la mayoría eran seminaristas, muchos de ellos tenían 18 años.
 Las ordenes estaban firmadas por Segundo Serrano Poncela, que yo no se quien era y por José María Miaja, que tampoco se quien era y, por Santiago Carrillo Solares, a este si llegue a conocerlo.
Las matanzas de Paracuellos son consideradas las de mayor dimensión que tuvieron lugar en la retaguardia de la zona republicana. El número de asesinados ascendió a unas 2.500 personas.
Gente conocida en Paracuellos, me contaron los más mayores, que todas las noches oían los camiones llegar y, al poco rato...los fusilamientos.
Como veréis es impresionante la cruz que todavía perdura en la pequeña montaña.
No hace mucho tiempo, unas cuantas de esas que se llaman activistas y que les gusta lucir su cuerpo medio desnudo, estuvieron profanando la Cruz y el cementerio con sus t....al aire.
Somos más los que hacemos la visita vestidos y muchos, con un Rosario en las manos.
En otras ocasiones que hemos ido se veían personas mayores junto a las tumbas de sus seres queridos, especialmente en las de los sacerdotes, que solo por serlo lo pagaron con su vida. Ahora, por ley de vida ya se ven menos, pues los que antes iban quizá eran de la edad de mis padres.
 No obstante, yo y muchos más hemos cogido el testigo y seguimos rezando por ellos.
 
 


                                     Asi se ve la Cruz desde la T-4 del aeropuerto de Barajas.

martes, 13 de noviembre de 2018

Algo tenebroso

 
 
 
 
 
Un vampiro gracioso.
 
 Este mes de Noviembre es muy propicio para contar y que nos cuenten, cosas que dé algún miedo, yo no voy a ser menos, allá voy con mi historieta.

Conozco a un rumano que me parece un poco raro. Es altísimo, muy delgado, tiene el cabello muy oscuro y unas entradas excesivas. Siempre mira como si lo estuviera haciendo de reojo. Va siempre vestido de negro y algunas veces, cuando hace frío, se toca con una capa y un sombrero la mar de siniestro. No es que tenga miedo cuando me cruzo con él, pero, si que tengo un poco reparo...

Dicen que en Rumanía no todos los vampiros están muertos. Algunos respiran, y solo se diferencian de las personas normales en que, por las noches, su Alma abandona el cuerpo y deambula en forma de mariposa, polilla y pequeña luminaria. Bajo esta forma pueden absorber la energía de humanos y animales domésticos y cometer todo tipo de maldades.

Ocurrió una vez en Siret, cerca de la frontera con Ucrania, que tres soldados y un anciano viajaban en carreta, buscando un lugar en el que conseguir un poco de heno.
Se había hecho de noche, por lo que pararon en una casa solitaria al lado del camino en un claro del bosque.
La mujer de la casa los recibió con amabilidad. Invitó a los soldados y al anciano a pasar a la cocina y les sirvió a cada uno un cuenco de pudin de maíz, tras lo cual abandonó su compañía, aduciendo que tenía otras laboras que hacer.
Cuando terminaron de comer, los soldados quisieron buscar a la mujer para darle las gracias, pero esta no aparecía por ninguna de las habitaciones de la casa.
Decidieron entonces subir al desván a ver si se encontraba allí. Al entrar, la vieron tirada en el suelo junto a otros seis cuerpos inertes.
Ninguno de los cuerpos se movía; estaban como paralizados, con la mirada fija en el techo y la boca abierta. Había mucho de antinatural, parecían cáscaras vacías, casi cadáveres.
¡STRIGO! - exclamó el anciano con horror-
Él y los soldados huyeron escaleras abajo, montaron en la carreta y se alejaron lo más deprisa que podían.
 Cuando, ya estaban a una distancia prudencial, volvieron la vista atrás, vieron como siete pequeñas luces salían de detrás de la casa y se dirigían camino arriba hacia ellos.
Eran estas las almas de los vampiros: Si los soldados hubieran dado la vuelta a los siete cuerpos del desván, nunca hubieran podido entrar en ellos.
Según la tradición las almas de los vampiros vivientes se reúnen con los vampiros muertos a las afueras de los pueblos, allí donde no se oye el canto del cuco ni el ladrido del perro. Aprenden gran cantidad de conjuros y hechizos y unos y otros se reparten a las personas a las que planean hacer daño como si estas fueran cabezas de ganado. ¡¡¡¡Ufffffff!!!!

¡¡¡Que miedo!!!

No se como se me ha ocurrido escribir esto. Tengo ahora más miedo que cuando entró la rata por la terraza.

Todo esto me pasa por haberme fijado en el pobre rumano que vive cerca de casa y sacar conclusiones...a lo mejor es un parado y el pobre lo que tiene es cara de hambre...Como lo vuelva a ver le invito a merendar.
¡¡Prometo contarlo!!




martes, 6 de noviembre de 2018

Triste y esperanzador





          Estamos en el mes de los difuntos y vamos a recordarlos como se merecen. Algunos quizá fueron un poco revoltosos, otros muy revoltosos y algunos fueron muy, pero que muy buenos. No obstante, todos se merecen una oración nuestra.

Esta historia que cuento, es como dice la palabra, una historia, o sea, verdadera.
La contaron un matrimonio que viajaba con su hijo pequeño de noche por una carretera de la Sierra de esas que están prácticamente abandonadas. El marido, por acortar kilómetros, se metió por ella no sin que su esposa gruñera por ir por ese camino.
Había muchas curvas, la estrechez de la calzada y la espesa niebla hacía que aventurarse por ese camino al filo del abismo fuera realmente peligroso.
De improviso una mujer con la ropa ensangrentada se cruzó en la carretera obligando al padre de familia a frenar en seco. Tras el susto el señor bajó del coche con la intención de ayudar a la mujer que muy alterada y llorando les explicó que había tenido un accidente y su coche había caído por el barranco.
La mujer le rogó que la ayudara ya que su bebé aún se encontraba en el vehículo atrapado y ella no podía sacarlo sola.
La caída era de varias decenas de metros y de no haberle avisado la mujer hubiera sido imposible localizar el coche de tanta vegetación que había y probablemente nadie hubiese encontrado al bebé.
El señor guiado por el llanto del bebé lo rescató.
 Al rato subió muy nerviosos con el bebé en brazos. Se metió en el coche rápidamente con el bebé y le dijo a su esposa e hijo que hicieran lo mismo.
Arrancó en coche y se fueron.
Su mujer, muy asustada, le preguntó que por qué se iba con el bebé sin buscar antes a la mujer. El marido le dijo que en cuanto llegaran a la próxima gasolinera se lo contaría.
Cuando llegaron, el hombre le contó que cuando bajó encontró el vehículo accidentado, vio a la mujer que les había dado el aviso muerta. Estaba muy fría probablemente el accidente se había producido horas antes de que ellos pasaran por ese punto.
EL ESPIRITU DE LA MUJER ERA EL QUE HABÍA PEDIDO AYUDA PARA QUE SALVARAN A SU HIJO.
¡¡¡Yo pienso que fue un hermoso amor de madre!!!

martes, 30 de octubre de 2018

Ocurrio en pleno vuelo

 
 
 
 
Viaje nocturno.
 
Ya está terminando el mes de Octubre y, como es lógico llega Noviembre. Yo como también es lógico me propongo durante todo el mes de Noviembre asustar a todo aquel que se asuste o tenga
miedo de algo.
Hoy la cosa va...digamos de fantasma o, mejor dicho, fantasmita. Por lo menos eso me parece a mi.
 
Ocurrió una mañana de invierno. Una de las azafatas del avión que hacía la ruta de Londres-Chicago, se dirigía por el pasillo del avión hacia la cabina de mando después de haber atendido a los pasajeros.
Se acercó a uno de los pilotos y le informó que la cabina de descanso estaba libre, por si quería descansar un poco.
Entonces el hombre se levantó y se marchó a dormir un rato.
Cuando el piloto entró en la pequeña cabina estaba totalmente oscura, pero al apoyar una mano en una de las literas notó un bulto. Había alguien durmiendo, pero la azafata le había comunicado que la cabina estaba vacía.
Alumbró con una linterna de bolsillo hacia la cama y observó con sorpresa que había una niña de unos 5 años tumbada en la litera. La arropó con la manta y sin hacer mucho ruido salió de la habitación y cerró la puerta.
Al momento fue a buscar a la azafata y le contó lo que había sucedido. Esta, le dijo que era imposible porque no iban niños en ese vuelo. El piloto no se lo podía creer, él había tocado con sus propias manos el cuerpo de la pequeña. ¡¡Incluso notó su respiración mientras dormía!!
Entonces la azafata con cara de preocupación le dijo:
-¿Ve usted esa pareja de allí al fondo? ¿La ve? -repetía, dirigiéndose con la cabeza hacia una joven pareja con los rostros pálidos y demacrados.
-Sí, si, por supuesto que los veo...afirmó el piloto.
-¿Pero que tienen  que ver ellos en la historia? Preguntó con cara de intriga.
-Se dirigen al entierro de su hija, ella va abajo en un ataúd, junto con el resto de mercancías...contestó la azafata.
El piloto se quedó pálido al escuchar la noticia y salió corriendo a la cabina donde vio a la niña...Allí no había nadie.
Se acercó al baño a refrescarse la cara y al mirarse en el espejo se dio cuenta de que había escrito algo con un pequeño dedo, decía:  
Gracias por arroparme...
 
Me ha parecido tan encantadora la historia, que no me he resistido a contarla.
 
 
 

Como el día 31 se celebra eso que ahora llaman Halloween, yo os quiero asustar con este precioso fantasmita que he encontrado en la red.
Pero eso no quita para que la próxima entrada os de...mucho miedo, o...pena

martes, 23 de octubre de 2018

Cáncer y Domund

 
 
 
 
 
Símbolo del cáncer de mama.
 
 
 
   La semana pasada se celebró el día del Cáncer de mama y el domingo fue el día del Domund. Las dos nos sensibilizan el alma.
 Todos nos sumamos para hacer más llevadero esa maldita enfermedad que ataca a tantas y tantas mujeres. Tambien todos conocemos casos cercanos y si no es así, siempre hay alguna famosa que lo airea, bien por dolor o por dinero.
  Quiero homenajear a una mujer muy cercana...mi peluquera.
 Es una joven que ya ha cumplido los 40, esta divorciada y tiene dos hijos. Una joven de 13 y un niño de 6. Hasta aquí todo normal, lo mismo habrá varios casos, lo que no habrá serán muchos casos de superación y trabajo como el de esta mujer.
 Cuando se lo detectaron le hicieron la primera operación...sin éxito. Tenían que quitarle una mama.
 Los médicos le dijeron que quizá al año siguiente le tendrían que quitar la otra, pero no era seguro. Entonces ella, con toda la valentía del mundo les dijo:
-No voy estar un año sufriendo y luego pasar por lo mismo...quítenme las dos.
Según me han contado esta operación lleva consigo un año de tratamiento. Por supuesto las que trabajan se dan de baja y Santas Pascuas. Mi peluquera solo cerró la peluquería 3 semanas, a la cuarta ya estaba trabajando, pues pidió el alta voluntaria.
¡No tenía más remedio que trabajar! Y no valía para estar en casa de brazos cruzados.
Las facturas no se pagan solas y ella estaba sola para pagarlas.
Es trabajadora, responsable, lista, guapa y, aunque a solas llore, los que estamos a su alrededor no lo notamos.
Luego estan las celebritas, esas que lo airean en una revista y les pagan buenos euros y solo saben dar pena.
Ruego a Dios por todas las mujeres que estén enfermas de cáncer y muy especialmente por mi peluquera...no digo su nombre por si no le gusta, pero dentro de unos meses que le pondrán las prótesis definitivas, quizá lo diga. A pesar de que ahora esta todo provisional, tengo que decir que está más guapa que antes y nadie diría que ha estado en un quirófano.

 
 
 

 
Huchas del Domund.

No hace falta que explique que es el Domund.
Mi recuerdo se remonta a cuando yo era muy jovencita, tenía 18 años, daba clase en un colegio a niños y niñas que entonces se les decía párvulos, tuve la satisfacción de enseñar a leer y escribir a más de 100 chavales.
No es que yo fuese, ni muy trabajadora ni muy lista, lo que ocurría era que entonces, allá por los años 50, había trabajo para todos...y mucho. Trabajaba en el colegio y seguía estudiando, además, era un trabajo muy bonito. ¡No hay mejor profesión que la de maestro!
Estuve varios cursos, tal es así, que habiendo terminado mis estudios seguía trabajando en el colegio. Hasta que me ofrecieron un puesto de secretaria en una Gestoría (con más sueldo por supuesto), y mi madre veía el monedero lleno de pesetas...entonces los hijos hacíamos lo que nos mandaban los padres, en este caso mi madre, pues era quien llevaba los pantalones en casa. Y eso que había 6 hermanos varones y mi padre, pero los pantalones, siempre los llevó ella, mi mami.
Me desvío, pero lo que yo quería contar fue lo que ocurrió aquel año 54 en la fiesta del día del Domund.
Teníamos en el colegio todos los profesores una hucha que figuraba la cabeza de un negrito, un indio o un chino, o sea, las 5 razas. Los niños echaban monedas de vez en cuando y yo, cuando alguno se portaba mal le decía:
-Tienes que echar diez céntimos para las Misiones. Y lo echaban.
Aquel día repartimos las huchas a varios niños pues iban pidiendo por la calle...
Al día siguiente cuando llegué a clase vi mucho revuelo en todas las clases, se me acercó uno de los niños y me dijo:
-Señorita Angelines a José Ignacio le ha atropellado un camión...ha muerto.
De momento no supe que decir.
 Luego, el director me dijo que como era un alumno mío tenía que ir yo en representación del colegio a la casa del niño. (Creo que el se quiso escaquear, como se dice ahora)
Yo solo tenía 18 años, no sabía lo que tenía que hacer, me entró pánico y dolor, mucho dolor. Más cuando me dijeron que, a José Ignacio le habían sacado de debajo del camión apretando la hucha, que era la cabeza de un indio, contra su pecho...
No es que me infundiera el valor, fueron los jóvenes de la academia nocturna los que me acompañaron en tan doloroso trance.
Cuando llegué a la casa y la madre del niño me vio, se abrazó a mi llorando como jamás vi llorar a nadie y decía:
- Nunca ha ido mi niño tan contento al colegio como desde que está usted dando clase.
Aquello me supero, aún hoy, acordándome lloro y rezo por ellos.

martes, 16 de octubre de 2018

Corriendo por Toledo

 
Alcázar de Toledo antes del asedio.


 Lo primero que voy a decir es:
 Que soy mayor de edad, soy libre, vivo en un país libre y pago mis impuestos como todos los que me leen.
 Dicho esto y, como ahora todo el mundo dice y hace lo que le viene en gana (aunque sea mentira), pues también yo diré, sin animo de ofender a nadie, lo que quiera (siempre la verdad),
 Lo que cuento ocurrió en 1936, en Toledo.
 No echo la culpa a nadie y a todos. Los dos bandos tuvieron la culpa de lo que pasó y, me temo, que como no andemos listos, volverá a ocurrir.
Ese edificio tan hermoso que vemos en la primera foto, en 1936 a causa de esta maldita Guerra Civil Española fue prácticamente reducido a escombros.
Fue reconstruido por el Ministerio del Ejercito.
 Para ello utilizaron como modelo fotografías y planos existentes, dotando al Alcázar de un aspecto similar al que presentaba antes de su destrucción.
Aquel aciago día yo me encontraba en Toledo en brazos de mi madre, pues lógicamente era un bebé.
Mi padre estaba en Brunete, dándose mamporros con sus amigos, hermanos, primos...etc.
 Es un decir porque mi padre era Sanitario y el pobre se dedicaba a llevar heridos a las curas.
A mi madre ese día se le ocurrió ir a Toledo para que me hicieran una fotografía para mandársela a mi padre y viera lo hermosa que estaba su niña.
 Todo ello después de haber caminado 27 kilómetros, pues en aquellos días no había ningún medio de locomoción desde Recas, donde vivíamos, a Toledo.
Según me contó mi madre, se sentó en un banco de piedra para darme de mamar y al momento empezaron a sonar las sirenas y todo el mundo corría despavorido.
 Unos a refugiarse en el Alcázar, otros hacia un refugio que estaba cerca de la Plaza de Zocodover.
Al pasar cerca de ella, un hombre le dijo:
¡Corra señora! ¡Al Alcázar no nos da tiempo, vamos al refugio!. (Quizá esto les salvó, pues la lista de fallecidos, que hubo en El Alcázar, era interminable).
En pocos segundos llegaron al refugio.
Tenían que tirarse al suelo para entrar y estaba apenas visible la "boca" de entrada  por unas enormes piedras rocosas.
Todo el mundo corría y se atropellaba para entrar en la seguridad del refugio.
Cuando mi madre vio donde se tenía que meter con su niña (que era yo), le dio tal pánico que pensó:
¡Yo en ese agujero no entro!
Se sentó en una de las rocas que había junto a la "boca" del refugio con su niña en el regazo...Y ahí aguanto el bombardeo que destruyó el Alcázar y parte de Toledo.
Habían minado los bajos del Alcázar unos mineros traídos de Asturias que excavaron un túnel. Una mano anónima activó el mecanismo eléctrico. Si se sabe que fue por orden de Francisco Largo Caballero, Presidente de la Republica.
Esto es pura Memoria Histórica.
A partir de ahora voy a seguir contando lo que se, contado a su vez por mis padres.
 
Ahora os digo: Si queréis saber más anécdotas, batallitas o como queramos llamarlo, y como lograron reunirse mis padres, os aconsejo mi libro:

EL SOLDADO FELICIANO Comprar Aquí

Se vende en  AMAZON.

Tambien os digo que no os vais a arruinar, es muy barato y si entráis en AMAZON podéis leer varias páginas gratuitamente...





Asi quedo El Alcázar después del asedio....



martes, 9 de octubre de 2018

Gertrude y Theodor

 
 
 
 


                                                    Gertrude B. Elion


Podemos afirmar que Gertrude B. Elion ha salvado millones de vidas. Sin embargo Theodor solo criticaba el cerebro de las mujeres.

Gertrude estudio Química y cuando acabó, se topó con una temible realidad: ningún laboratorio contrataba mujeres en los años 30. Es más, en una entrevista fue rechazada porque temían que su presencia pudiera distraer a los trabajadores que, por supuesto, eran todos hombres.
Continuó mandando currículums mientras estudiaba de recepcionista en un consultorio médico.
En 1941, la tragedia llamó a su puerta: su prometido falleció por una endocarditis bacteriana.
Gertrude intensificó sus esfuerzos para hallar un tratamiento contra las enfermedades que se habían llevado a dos de sus seres queridos.
Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó como química analítica en una empresa de alimentación, luego, como investigadora en una farmacia y, finalmente, como ayudante en los laboratorios Burroughs Wellcome.
Fue en esa empresa donde Gertrude se convirtió en experta en química orgánica y trabajo en los campos de la farmacología, la inmunología y la bioquímica. Allí descubrió el primer tratamiento contra la leucemia, el primer inmunosupresor para evitar el rechazo en trasplantes de órganos y varios medicamentos para trastornos como la gota o la malaria. Además, junto con el investigador George Hitchngs, fue responsable del desarrollo del aciclovir, utilizado contra el virus del herpes, y el fármaco AZT, que se usa para el tratamiento del sida.
Por todo ello consiguió el Premio Nobel en 1988, compartido con Hitchngs y el farmacólogo James Black.

A todo esto, el señor este tan feo, que se llama Theodor von Bischoff, anatomista alemán del siglo XIX por más señas, no se le ocurre otra cosa que decir que "el peso medio del cerebro de un hombre era de 1.350 gramos y que el de una mujer no alcanzaba a los 1.250 lo que, según sus teorías, dotaba al sexo masculino de superioridad mental."
Este buen hombre había donado su cuerpo a la Ciencia y, al morir, ( como no nos podemos callar nada y somos muy malos...) a los de turno les faltó tiempo para analizar el cerebro de este señor de la barba blanca y...
Ironías de la vida, apenas llegaba a 1.245 gramos.

Y es que algunas veces estamos mejor calladitos. Lo mismo da que sea un Científico, un sastre o una ama de casa como soy yo...
Mi madre decía muchas veces un refrán. "Por la boca muere el pez"
Y tenía mucha razón.



                                                               Theodor Von Bischoff.

martes, 2 de octubre de 2018

Fiesta de la Policía Nacional

 
 
 
 


Hoy día 2 de Octubre he sido invitada, como en años anteriores, a la Fiesta de la Policía Nacional. Se ha celebrado una misa a la que han acudido Policías de Coslada y San Fernando de Henares.
Como siempre ha sido muy emocionante ver que a los policías les acompañaban otros Cuerpos del Estado tales como Guardia Civil, Ejercito de Tierra, Mar y Aire. Tengo que decir que todos estaban magníficos con sus uniforme de gala y el pecho lleno de medallas. Siento que no estuvieran entre ellos mi padre y mi suegro. Uno Policía Municipal el otro Capitán de la Guardia Civil. Ambos tenían varias medallas.
Yo humildemente he participado en la misa organizando y llevando las ofrendas. Todo ello porque me lo ha pedido mi buen amigo Víctor.  (Al que veréis de paisano en el centro del grupo)
Hemos cantado, hemos rezado, pero, cuando ha llegado la canción "La muerte no es el Final", mi emoción no tenía limites. Y más cuando el maestro de ceremonias, que no era otro que Víctor, con esa voz tan potente que tiene, nos ha pedido que cantáramos bien fuerte para que lo oyeran en Barcelona.
Después en uno de los polideportivos de Coslada se han impuesto medallas a varios policías, entre ellos había una dama...que orgullo he sentido.
Un poco más tarde hemos tomado un vino español, vino que más se parecía a una comida y que como es lógico nos hemos puesto "morados".
La fotografía del grupo de Fuerzas Armadas la he hecho yo (asi está), no me ha salido bien porque, además de que soy mala fotógrafa, me estaba dando el sol en la cara, en el móvil y hasta en el bastón. Claro esto es una excusa.


 
                       
Quiero hacer un homenaje a todo el Ejercito Español, para los que no han conocido a El General Moscardó, un gran militar que obtuvo la Laureada de San Fernando por su heroicidad, nada más y nada menos, que por dar la vida de su hijo a aquellos que lo tenían prisionero y que aprovecharon para hacerle chantaje en plena guerra civil:
El jefe de las Milicias Socialistas de Toledo, Cándido Cabello, hablando por telefono con el Coronel Moscardó, le dijo:
-Le doy un plazo de diez minutos para que rinda el Alcázar, de no hacerlo, fusilaré a su hijo Luis, que lo tengo a mi lado. Moscardó contestó:
-¡¡Lo creo!!
Y para que vea que es verdad, ahora se pone al aparato.
Luis Moscardó Guzmán habló:
-¡Papá!
-¿Que hay hijo mío?
-Nada, que dicen que me van a fusilar si no rindes el Alcázar, pero no te preocupes por mí.
-Si es cierto. Encomienda tu alma a Dios. Da un, ¡viva a Cristo Rey! y a España y serás un héroe, que muere por ella. ¡Adiós hijo mío, un beso muy fuerte!
- Adiós papá, un beso muy fuerte.
Vuelve a coger el aparato Cándido Cabello.
El Coronel Moscardó le dice:
-Puede ahorrarse el plazo que ha dado de fusilar a mi hijo, el Alcázar no se rendirá jamás.
Gracias a ello salvó a muchos Guardias Civiles y jóvenes militares que estudiaban en dicho Alcázar.

El 23 de agosto de 1936, después de tenerlo un mes prisionero, murió fusilado Luis Moscardó Guzmán.
Tenía 25 años.

Esto es para aquellos que no lo recuerdan o no lo saben. Tambien para que estemos atentos que no vuelva a ocurrir tan gran vileza.
A los que no lo sepan, les diré que el día que bombardearon el Alcázar yo estaba allí, en brazos de mi madre, ella me conto el miedo que pasó y como dejaron a Toledo hecho una ruina y el hermoso Alcázar destrozado.


 
 
 
 
Fotografía del Coronel Moscardó.
 

martes, 25 de septiembre de 2018

Escaleras "rodantes"

 
 
 
 
Tren de cercanías.
 



                                                       Escaleras de tren.


           CAIDAS QUE SE PUEDEN EVITAR.


Cuando nos caemos suele ser por un accidente inevitable, pero hay muchas veces que se puede evitar y nosotros, impacientes, no lo hacemos.
Viajo mucho en los trenes de cercanías y algunas veces en AVE. Todos los que hemos ido en AVE, sabemos que 15 minutos antes de llegar a su estación la azafata nos aconseja no levantarnos de nuestro asiento hasta que el tren este totalmente parado...la mayoría  no hace caso, tal es así, que cuando el tren está a poco más de 10 minutos de la Estación, ya están la mayoría de los viajeros de pie, yo, no.
 Tampoco lo hago en los trenes de cercanías pues a veces dan unos frenazos, que puedes caer al suelo o a las escaleras como ha ocurrido hoy.
Siempre que viajo me subo al primer piso pues en el bajo me mareo un poco, además me pongo cerca de las escaleras de bajada para estar más cerca de la salida. Este es el motivo por el cual veo los traspiés que dan muchos viajeros cuando frena el tren.
El primer tropezón de hoy ha sido hecho por un joven de unos 25 años. Íbamos en el piso de arriba y es muy peligroso bajar las escaleras cuando frena el tren (por lo menos para mi), pues bien, este hombre se ha levantado y muy chulito se queda con un pie en el primer escalón de bajada y el otro arriba. El tren va aminorando la marcha pero eso no evita que al frenar lo hace de sopetón y, ¡Zas! allá ha ido este buen hombre bajando las 7 escaleras con sus lindas posaderas. ¡Encima se levanta sonriendo! Claro que el "culete" se le debe haber puesto morado.
Esto ocurre en Vallecas.
Al rato sube al tren un abuelo con su nieto de unos 7 añitos, se sientan cerca de mi. Cuando el tren está llegando a Entrevías ya se están preparando para salir. Viendo en el suelo a abuelo y nieto, se me ocurre decir, dirigiéndome al niño:
-Ten cuidado guapo, agárrate a la barra no te vayas a caer.
No había terminado de decírselo cuando los veo rodando...el primero que ha caído ha sido el abuelo y lógicamente ha arrastrado al nieto. El abuelo ha bajado lo menos 4 escalones sentado y el niño detrás de él de cabeza, pero cosa curiosa, los dos se han levantado  muy sonrientes y contentos.
Tan contentos iban que casi me han dado ganas de probar y bajar las escaleras rodando a ver si me divertía un poco. Porque la verdad es que de verlos en esta posición al abuelo, al nieto y al otro majadero que se había caído antes...me han dado ganas de reír.
No creáis que solo he visto a estos tres caer, en más de una ocasión vi rodar por las escaleras lo menos 7...bueno, a lo mejor eran 6 que luego dice mi cuñada Pepi que exagero...
Además de estos tropiezos, un poco antes de llegar a la estación de Atocha donde me tenía que bajar y para que no falte de nada, entra un señor con una acordeón y empieza a dar la tabarra con esa música estridente que pone con la compañía de un amplificador.
¡Menos mal que solo queda una estación! Si no fuera así, me había bajado en la próxima...
Quizá soy un poco rarita, pues no aguanto la música muy fuerte, vamos, ni fuerte ni baja y mucho menos en un vagón de tren donde la mayoría va haciendo ruido con sus móviles y sus charlas...vamos, que mejor estoy en casa, así nadie me molesta...

¿Verdad que el tren es precioso?
Las escaleras son las que van de un piso a otro. Pero estoy segura de que todos las habéis utilizado alguna vez.
Las he puesto para que recordéis los trastazos que se dan y la cantidad que hay...son pocas.

martes, 18 de septiembre de 2018

El Matasuegras

 
Matasuegras



  Me he encontrado con algunos inventos o curiosidades, pero el que más me ha impresionado ha sido "El Matasuegras".
Creo acordarme de algunos y voy a dejar para el final el matasuegras para los que tengáis yernos o nueras os podáis proteger, ahí van:
Para ir tomando nota empezaremos por...

"Los refrescos LIGHT".

El primero fue la entrañable gaseosa, nació nada más y nada menos que allá por el año 1741 de la mano del inventor inglés William Browning, a quien se le ocurrió inyectar ácido carbónico a una botella de agua e incorporarle un edulcorante para hacerla más apetecible. Medio siglo después, la gaseosa, con menos de diez calorías por litro, empezó a venderse en farmacias, sobre todo, para pacientes con problemas estomacales.

EL RIZADOR DE CABELLO.

Uno de los primeros inventos para rizar el cabello lo hizo, en 1906, Charles L. Nessler, un peluquero alemán que aplicó una pasta de bórax a una plancha para crear ondas permanentes. Ya en 1945, el químico Eugene Schueller, de los laboratorios L`Oreal, cambió el ácido tioglicólico con peróxido de hidrógeno logrando rizos más que naturales y rápidos. (Lo que me hizo a mi sufrir este invento, pues a mi madre le encantaba verme con ricitos y me mandaba a la peluquera para que me pusiera aquellas bolsas que echaban humo en mi cabeza y yo, como una tonta, aguantando. Esto ocurrió varias veces).

LAS TORRIJAS.

Este invento es más sabroso y apetecible en cualquier época.
Aunque muchos las vinculan con la Semana Santa, en el siglo XVI se regalaban torrijas a las parturientas para que se recuperasen mejor tras dar a luz. Los ingredientes eran los mismos que ahora:
pan duro, huevo, azúcar, aunque se les ponía miel, vino o canela para darles más sabor, y no la pimienta molida como recomendaba un libro de cocina del siglo V a, C.
Sean como sean, están muy ricas.
Como ya me he cansado de escribir y para que no este nadie esperando, voy con el invento del...

MATASUEGRAS.

Aunque ahora es el rey de las fiestas, lo ideó el KGB soviético a principios de los años 50 como un arma de corto alcance.
Cuentan que el inventor Sergei Alvarov había sido condenado a morir por no haber sido capaz de idear un arma discreta y eficaz en las distancias cortas, tal como Stalin le había pedido, y la inspiración le sobrevino observando el pergamino sobre el cual iba a escribir su testamento.
Se lo vendió al Gobierno como un nuevo divertimento para fiestas en el que los agentes del KGB esconderían un dardo con curare y al Kremlin le encantó hasta el punto de devolverle la libertad a Alvarov.
El hombre volvió a casa con su familia y celebraba su buenaventura cuando confundió un matasuegras inofensivo con uno de los envenenados. Sopló por él y su suegra recibió un disparo mortal en la yugular. Había nacido el "matasuegras".

Atentos los que tengáis yernos o nueras, yo solo tengo una nuera, que, aunque es buena, guapa y lista, como venga hacia mí con un "aparatejo" de esos, corro más que "El tío de la lista", que no se quien era este buen señor, pero mi madre lo decía mucho...



martes, 11 de septiembre de 2018

El campo de arroz

 
 
 


                                                       Campo de arroz de Valencia


      El campo de arroz al que se refiere la leyenda que nos ocupa creo que era de Japón, pero como ni he ido a Japón, ni pienso ir, yo me he buscado un campo cercano a mi, o sea, valenciano.
      Según me ha contado nuestro amigo Juan, digo nuestro porque ya es de todos los que me leéis. Y no queda aquí la cosa, pues este fin de semana que fuimos invitados a su casa, donde había otros amigos suyos, no se les ocurrió otra cosa que ponerme de compañero de mesa, nada más, y nada menos que...a un abogado criminalista. Ni que decir tiene que, además de charlar le estuve preguntando cosas. Cuando Juan se percató de nuestra charla, le advirtió: -No le cuentes mucho que luego lo publica.
      El abogado que se llama Roberto, preguntó que si yo era periodista, pues según él los odia. Juan le respondió:
-No es peor, tiene un blog.
     Yo le prometí que solo diría lo que él me autorizara. Por lo tanto, preparémonos para, además de tener a un Psicólogo, vamos a tener un abogado para enterarnos de primera mano de algunos "asuntillos" (si me cuenta algo, claro está).
     Como me vio mayor, se empezó a fiar de mi...Esto va bien.
     Las niñas de Juan pidieron permiso para levantarse de la mesa. Son 5, ¡que ya son niñas! Como se imaginó lo que pensábamos dijo que a ver si a la 6ª viene el niño. Su esposa se levantó de la mesa corriendo y dijo que se iba a casa de su madre. Todos nos reímos un rato, pues la verdad es que fue a la cocina a preparar el café.  Y ahora dejo la tertulia y voy a contar lo que a su vez contó el amigo Juan, pues no pierde la ocasión de dar clase aunque sea en su casa con invitados.

EL CAMPO DE ARROZ

     Un maestro dejó a uno de sus discípulos un arrozal para que lo trabajara y cuidara durante tres años.
    Al finalizar el primer año, el profesor se acercó al campo para comprobar la cosecha y verificó que había sido muy buena.
    Su alumno le contó que el secreto había sido proveer a la tierra de todo el agua que necesitaba. Transcurrió el segundo año y resultó que la cosecha fue todavía más abundante que la del anterior. Esta vez, el discípulo comentó al maestro que durante todo el año había abonado convenientemente el campo.
   Así llegó al tercer año, y el mentor se dirigió al arrozal para comprobar los resultados obtenidos, pero se llevó un gran disgusto. Resultó que el pupilo, entusiasmado con lo producido en años anteriores, abonó y regó demasiado la tierra y, aunque ésta dio muchísimo arroz, era tan pequeño y frágil que no servía para venderlo. Por tanto, fue una cosecha inútil. Entonces, el maestro dijo a su discípulo:
>>Esto es lo que quería que aprendieses, porque lo mismo pasa con las personas. Fortaleces a alguien cuando le ayudas un poco, pero si le ayudas demasiado, lo debilitas<<. Así que es bueno echar una mano a los demás, pero sin pasarse, porque podemos provocar que se acomoden y no sean capaces de salir adelante por ellos mismos.

En este momento que terminaba de darnos "la murga", llegó una de las niñas y dijo:
-Papá, deja ya de darnos la vara que mamá trae los pasteles...

Se me olvidaba decir que Juan ya es Catedrático en Psicología. Otro día contaré como le conocí.

lunes, 3 de septiembre de 2018

Las Lineas de Nazca

 
 
 
 
Líneas de Nazca
 
 


                                                             María Reiche


Hoy estoy un poco acongojada, pues mi hijo está planeando un viaje, nada más y nada menos que...al Perú. Así, como suena. Yo por supuesto he empezado a, lo primero preguntar que, qué se le ha perdido a él en el Perú. Me contesta que lo que más ilusión le hace en este mundo es...ver las Líneas de Nazca. Yo pongo el grito en el cielo y, como me ve da tal manera, no se le ocurre otra cosa que decir que me marche con él.
Yo, que tengo vértigo hasta de asomarme a la terraza que está a dos metros del césped como voy a ir a ver esas líneas que solo se ven desde una avioneta? Y además a Perú, que está allí donde Sansón perdió el flequillo.
Enseguida me he puesto a informarme  , esto es lo que he encontrado:

En el terreno pedregoso del desierto peruano que hay entre Palpa y Nazca, se dibujan cientos de líneas que forman figuras geométricas, animales, plantas, seres antropomorfos...
Estos dibujos, hechos entre los años 200 a C. y el 500 d.C., ocupan un área de unos 450 kilómetros cuadrados; solo pueden apreciarse desde lo alto y su misterioso origen ha despertado la curiosidad de numerosos investigadores, que tienen como referente a la matemática María Reiche. Y por supuesto mi hijo que aunque no es investigador está flipando con las dichosas líneas de Nazca.
María llegó a Perú por primera vez en 1932 para trabajar como tutora de los hijos del Cónsul de Alemania en Cuzco y, en cuanto conoció las líneas de Nazca, quedó fascinada.
 No me extraña que mi hijo esté igualmente ilusionado.
Gracias a ella ahora disponemos de cientos de mapas, planos y fotografías de los gigantescos diseños, así como una de las primeras interpretaciones del misterio. Porque todo tiene su misterio, sino mi "nene" no va hasta donde sea si no hay misterio.  (Todas las noches se duerme viendo un programa de tv. que se titula. "Mundo desconocido").
Para ella, los habitantes de la antigua Nazca usaron esas figuras como sistema astronómico, calendario de lluvias y planificación de las cosechas.
La dedicación de esta extraordinaria mujer, hizo que estos dibujos se hayan mantenido intactos, pues mas de una vez se la vio, desafiante, en medio de la carretera que atraviesa Nazca, tratando de evitar el paso de vehículos y paralizó la construcción  de una presa que habría anegado las líneas.
Finalmente, sus esfuerzos y gestiones dieron sus frutos y, en 1994, la Unesco declaró las líneas de Nazca como Patrimonio Cultural de la Humanidad.
La vida de María Reiche estuvo dedicada a una sola cosa, porque como dejó escrito.
"Si tuviera cien vidas, todas y cada una de ellas las daría por Nazca.

Nosotros la vamos a meter en el cuadro de honor de mujeres interesantes, creo que se lo merece.
Ahora, a ver como le digo yo a mi hijo que no quiero que vaya a ver tan interesantes líneas. Él cree que es cosa de los extraterrestres pues es una de las cosas que le encantan. Yo desde luego que no voy, quita, quita...


martes, 28 de agosto de 2018

NI RACISMO NI XENOFOBIA...MIEDO

 

     
                                                      ASI NOS LLEGAN
 
 


                                                        ASI LOS CUIDAMOS
 
 
   
 
 
Y ASI
 
 
 
 
 ASI NOS LO PAGAN
 
 
                                                                                                                                                         
¡¡QUE LO SEPA EL MUNDO!!
 
TENEMOS 20 AGENTES EN EL HOSPITAL QUEMADOS POR CAL VIVA BRAZOS Y CARA,
 
ALGUNO CREO QUE ESTA A PUNTO DE PERDER UN OJO. ESTO ES LO QUE HACEN
 
ALGUNOS DE LOS INMIGRANTES LLEGADOS A CEUTA.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 20 de agosto de 2018

De hombres va la cosa.

 
 
 
                                                                          Rusiñol

 

                                                                  Edison
 
 
                                                                            Dalí

Hoy me he encontrado, así, de sopetón, con unos hombres maravillosos. Bueno, maravillosos porque han sido unos genios cada uno en lo suyo. Yo no se como serían en su vida cotidiana, pero si que eran unos hombres buenos, alguno, hasta gracioso.
Empezaré con un español. Don Santiago Rusiñol, (catalán).
Mientras su hermano Alberto se dedicaba a la política. Santiago se dedicaba a la pintura.
 A finales del siglo XIX, acompañaba a su hermano Alberto en su viaje electoral, así que, cuando paro el tren en una estación y la vio llena-, su hermano estaba ausente charlando con unos compañeros-, decidió asumir el mando.
Sacó la cabeza por la ventanilla y dijo improvisando:
-Os haré una carretera.
-¡Ya tenemos una! le replicaron, airados.
-Tenéis la ida; ¡peo yo os haré la de vuelta!, dijo esto y se quedó tan fresco.
 Menos mal que el tren arranco justo cuando los payeses empezaron a tirarle de todo. Supongo que cuando se enteró su hermano también le daría lo suyo. Y es que, aunque se sea un genio, muchas veces se puede ser simpático.

Una de las anécdotas que me he encontrado de Edison, me ha parecido muy tierna y cómo un genio como él, tambien era humilde.
Tras idear el primer tablero eléctrico de cotizaciones en bolsa, el entonces desconocido inventor acudió a una gran empresa para venderlo.
Llegado el momento de fijar un precio, Édison dudaba entre pedir 3. 000 dólares o arriesgarse con 5.000. Le propuso al ejecutivo:
- Hágame una oferta.
-¿Que le parecen 40.000 dólares?, inquirió este.
No se la respuesta del señor Edison, pero estoy segura que salió corriendo con su cheque sin mirar atrás.

Yo lo hubiera hecho. Bueno, tambien lo hice. En una ocasión que estaba sin trabajo y fui a una entrevista. Iba pensando. "Si me ofrecen 500 pesetas diarias lo cojo". Cual no sería mi sorpresa cuando me ofrecieron...2.000 media jornada. Del Ayuntamiento (donde iba a trabajar), hasta mi casa fui corriendo a contárselo a mis hijos.
Claro mi caché no se puede comparar con el del señor Edison...¡Que más quisiera yo!

Y ahora otro catalán ilustre, (no como algunos de ahora).
Dalí, como buen catalán y que les gusta el dinerito (a mi tambien me gustan los euros), pues bien, Dalí era un genio incluso para los negocios.
De tal forma que, cuando iba a comer fuera de casa, hacía un dibujo y lo firmaba en el reverso del cheque con el que pagaba la cuenta. así se aseguraba de que el restaurante, teniendo un pedacito de Dalí en sus manos, no se atrevería a canjearlo.
No diréis que no tenía ingenio...

Hoy he traído a tres hombres ilustres. Pero hay muchos más.


lunes, 13 de agosto de 2018

Otra señora estupenda.



                                                   Primer automóvil


   Decían que conducir era sólo cosa de hombres. Pues resulta que la primera persona que hizo un viaje en coche y conduciendo fue una señora.
  Bertha Benz realizo el primer trayecto largo de un vehículo a motor en 1888.
Su marido, el fabricante de automóviles Carl Benz, solo había hecho pruebas, pero nunca en un recorrido largo y, menos aún con pasajeros, como se atrevió a hacer su mujer para demostrarle que la idea en la que habían invertido tanto dinero iba a ser un éxito.
El 5 de agosto de 1888, Bertha y sus hijos de 15 y 14 años, le dejaron una nota a Carl:
->Vamos a Pfozheim a ver a la abuela<.
Eso representaba los 106 kilómetros que separaban esa ciudad y la suya. Iban en un triciclo que podía alcanzar los 17 km/h.
La aventura les llevó un día entero en el que superaron, con ingenio, un sin fin de imprevistos.
En primer lugar, Bertha no tenía mapa y, por ello, dio un rodeo que le obligó a cruzar una zona montañosa, cuyas cuestas el coche no podía subir asi que ella y sus hijos se vieron obligados a empujar.
Los descensos no fueron mejores, pues el constante uso de los frenos gastó los forros de cuero que los protegían, pero la intrépida conductora encontró la solución en el taller de unos guarnicioneros que sabían trabajar la piel.
Otro problema: en aquella época no había gasolineras, algo que Bertha subsano comprando en una farmacia bencina.
Para enfriar el motor, la señora Benz y sus hijos recogían agua de las fuentes que iban encontrando en su camino; para desobturar el carburador, usó una horquilla del pelo; y para aislar un cable de encendido pelado recurrió a una de sus ligas y así evitar un cortocircuito.
La odisea terminó cuando anochecía y, al llegar a Pforzheim. Berta le envió un telegrama a Carl:
-Llegados sanos y salvos.
Hoy, hay una ruta que lleva su nombre y que en 2008 recibió el reconocimiento de patrimonio de la humanidad.

Mi opinión es que los coches tenían que haber seguido a esas velocidades y nos hubiésemos ahorrado muchos disgustos.
Este fin de semana por ejemplo, en un accidente ha fallecido tres jóvenes por exceso de velocidad...ahí lo dejo.

Tambien felicito a todas las mujeres que saben conducir y lo hacen muy requetebién. Que hagan honor a esta señora. Bertha Benz.

lunes, 6 de agosto de 2018

¡Como en casa, en ningún sitio!

 
 



                                                        Oropesa del Mar

¡¡Ya se acabó lo bueno!! Aunque lo bueno viene ahora que estoy en mi casita, solo he encontrado algo malo...el calor que está haciendo en Madrid, pero según he oído tambien lo hace en toda España.
En estas vacaciones, como siempre ha habido de todo, pero lo que no ha faltado, ha sido, mar y agua...mucha agua.
Teníamos previsto ir a primeros del mes de julio, pero...Ya teníamos la reserva hecha cuando le dicen a mi niño que por motivos de trabajo las tenía que postergar. Por lo tanto hemos ido más tarde. No se si será por eso, el caso es que había en la playa más gente que en el metro en hora punta.
El paseo Marítimo, a tope. Las calles, a tope y no digamos los restaurantes.
A mediodía teníamos reserva en uno cercano a la playa y también cerca del hotel, por aquello de la siesta.
Por la noche...Uuyyy por la noche.
El día más bonito fue el del eclipse. Lo vi de maravilla pues sobre el mar el cielo estaba más limpio que en Madrid y no solo pude ver la Luna, tambien vi Marte y Júpiter, pues mi hijo tenía un "artilugio" que hizo que los viera de maravilla. Fue muy emocionante.
A la vuelta después de deshacer las maletas nos fuimos a las fiestas de San Cayetano que en Madrid se celebran estas cosas mejor que en ningún sitio.
Aunque parezca que es una fiesta de mayores también había muchos jóvenes. Los vecinos han engalanado las calles como antiguamente, o sea, como yo lo recuerdo de cuando era niña, y es que los mayores de ahora, somos los niños de ayer.
Había una rica limonada, música, cosas para picar y lo mejor de todo señores y señoras bailando el chotis con una gracia que no se podía aguantar, además vestidos con el traje típico madrileño.
En resumen, lo hemos pasado muy bien.
Como todavía tiene mi hijo una semanita de vacaciones al final de agosto, iremos a la piscina de San Fernando de Henares a cerrarla. Digo cerrarla, porque todos los años vamos por esas fechas y enseguida empieza a llover.
Ya no tengo más ganas de escribir.
Espero que todos estéis bien y ya os contaré mas cosas pues con este calor ya no tengo ganas de nada.
…mañana más.

lunes, 16 de julio de 2018

Viva la Virgen del Carmen

 
 


   
                                     Imagen de la Virgen del Carmen regalo de mi madre.



Hoy como todos sabéis es Nuestra Señora del Carmen. Antes de nada felicito a todas las Carmen y Carmelo.
Como siempre estas fiestas tan señaladas me traen recuerdos de antaño, unos buenos y otros menos buenos, pero fiel a dar la tabarra a quien tiene la paciencia de leerme voy a contar como vivíamos en mi niñez fiestas tan hermosas como esta:
Recuerdo siendo muy niña que vivíamos en Puente de Vallecas donde era la Patrona la Virgen del Carmen. estaba en la Parroquia de San Ramón Nonato, a la que pertenecíamos.
En tal día como hoy estrenábamos vestidos, zapatos, incluso un lazo que a mi madre le gustaba mucho ponerme. Podíamos tener carencias de otras cosas, pero mi lazo en la cabeza no faltaba, los tenía de todos los colores, principalmente de color Rosa, que era el que más le gustaba a mamá.
Como decía, ese día bien vestidos y bien lavados, nos íbamos a la procesión que recorría varias calles del barrio. Después a la verbena a montar en las atracciones y a comer churros.
Ya he contado muchas veces que hemos sido 7 hermanos, pues bien, mi madre compraba una rosca de porras y nos la zampábamos en un abrir y cerrar de ojos. Ahora, veo un churrito y se me llena la boca de aceite. ¡Lo que son las cosas y el pasar de los años!
Claro que en aquellos años no había exquisiteces que comer, solo de tarde en tarde había algo extra. El caso es que nos lo pasábamos maravillosamente y no nos separábamos de mis padres hasta que no se había terminado la rosca de porras, pero ahí no terminaba la fiesta, a mi padre le encantaban los camarones y a mi madre el coco.
 Nosotros nos arrimábamos primero a los camarones y después al coco. Tambien nos compraban peladillas y almendras garrapiñadas, en fin, alguno de nosotros terminaba empachado. Siempre le tocaba a mi hermano el mayor de los chicos, ese no tenía fin, creo que aún hoy se come todo lo que pilla.
Luego cuando ya era bien de noche nos marchábamos a casa...a cenar.
Después de la cena mis padres y todos los vecinos salían a la puerta de la calle, cada uno bajaba su silla, se sentaban a charlar mientras nosotros jugamos a corretear. Aquel día no terminó bien...
Como digo, estaban todos sentados contándose sus cosas, de vez en cuando reían todos, nosotros no sabíamos de qué.
En un momento que jugábamos al escondite y nos escondíamos donde podíamos, incluso entre los mayores, resulta que yo iba como una loca a esconderme y tropecé con una niña que pasaba por allí con sus padres y sus tíos.
La verdad es que no puede parar, tropecé y la niña y yo caímos las dos al santo suelo. La nena empezó a llorar, su tía dirigiéndose a mi me dijo:
-Te voy a dar un bofetón niña tonta.
Mi madre que estaba cerca le dijo:
-Si quieres dámelo a mi.
La señora, sin pensárselo dos veces le sacudió a mi madre una "torta" de categoría.
Mi madre no se lo pensó dos veces, se sacó la zapatilla (que lo hacía muy bien), se lio a zapatillazos con la señora. Esta gritando pidiendo socorro, el cuñado tratando de coger a mi señora madre para separarla...no pudo.
En un pis-pas se levantaron todos los vecinos.
La mujer chillando y mi madre cosiéndola a zapatillazos...No se cuantos le dio.
Cuando se canso, la dejo. Entonces la hermana, el cuñado y la niña se fueron hacia su casa que vivían en la otra calle.
Una vez que desaparecieron, una de mis vecinas dijo que las conocía, que eran verduleras (entonces las que se dedicaban a vender frutas y verduras tenían muy mala fama), y además estas tenían muy mala fama de verdad de la buena.
Desde entonces no las vimos aparecer por nuestra calle, ni siquiera a pasear.
Mi madre era una estupenda mujer, pero que no se metieran con ella porque entonces...

Bueno, espero que os guste la imagen que tengo en mi cuarto de La Virgen del Carmen, estuvo en casa hasta que mi madre murió pero dejó dicho que era para mi.
Me gusta más que las joyas.
¡¡Amigos!! Me voy unos días de vacaciones. Si hay algo importante o algún cotilleo os lo cuento pues me llevo un iPad.
Si no, hasta la vuelta, esta semana todavía estoy en casa por lo tanto os contestaré.

lunes, 9 de julio de 2018

Recuerdos por San Fermín

 
 
 
 

                     


                                        Autor de este cartel  el arquitecto malagueño.

                                        Carlos Leon Sánchez.


No hay mayor alegría que cuando nos alaban a un hijo, mucho mejor cuando es a dos. este es el caso de mi primera seguidora y tocaya M.ª Ángeles Sánchez Serrano.
Nos conocimos virtualmente en 2010. Era por San Fermín y yo escribía esta entrada que a ella le hizo mucha gracia:
   " Me he levantado a las 7:30 de la mañana para ver los encierros (por tv. claro está). Mientras mi hijo se ducha, yo me pongo en situación. Me puse un pantalón y una camisa blanca. Como no tenía un pañuelo rojo cogí una servilleta de la mantelería de Navidad y me la puse al cuello. Me senté en mi mecedora frente al televisor y a esperar el chupinazo. Sale mi hijo de la ducha y me pregunta muerto de risa: ¿Qué haces así vestida? Yo le contesto que estoy ambientada y en ese momento, ¡zas! el chupinazo. Salen los toros, corren los mozos, caen unos, caen otros y en cuatro minutos se acabó.
Mi hijo se va al trabajo y yo muerta de sueño no se que hacer...en ese momento me viene a la memoria un encierro que vi en Algete, (Madrid). Nos levantamos a las 6 de la mañana, éramos pocos y vimos los toros correr de maravilla.
Habíamos ido a las fiestas de Belvis de Jarama, una pedanía de Paracuellos donde nos habían invitado unos amigos a pasar las fiestas.
 En Belvis siempre hay vaquillas. Solían poner una plaza prefabricada y cuando había pocos fondos en el Ayuntamiento se hacía una plaza de troncos.
Aquel año, tocó de troncos y pusieron la plaza en el patio de la escuela. Pensaréis que por donde metieron las vaquillas...Había un portalón en la parte trasera del patio, allí pusieron el camión y claro, cegaron la entrada al público. Como el pueblecito tiene 3 habitantes, el hijo de la Nicanora, unos cuantos forasteros y yo, decidieron que entráramos por donde los niños entraban para ir a clase, o sea, como si fuésemos al "cole" todo ello por una puertecita muy pequeña por donde los niños de todas las aulas salían al recreo.
La "corrida" se estaba desarrollando  normal, la vaquilla corría tras los mozos y las mozas. La mayoría estábamos subidos en los troncos y de vez en cuando metía la cabeza la vaca entre ellos.
Una de las veces fue hacia donde yo estaba, metió la cabeza entre los troncos y...yo, ya no vi más.
Salí corriendo hacia la salida, que no era otra que la pequeña puerta de entrada a la escuela, yo corría (era más joven), a la vez, como soy una escandalosa iba gritando, pero no gritos, no, eran alaridos.
La gente que en ese momento entraba en la escuela, al oír mis gritos y verme correr no preguntaba que pasaba, sino que corría más que yo delante de mi. Los que iban a ver la capea y vieron que salíamos corriendo de la escuela tampoco preguntaron solo corrieron por todas las calles del pequeño pueblo.
Al final me quedé sola, con mucho cuidado volví a la "plaza" disimulando.
Cuando finalizó el festejo y salíamos, no se veía un alma por las calles. Salieron cuando vieron la humareda de la hoguera que habían preparado en la plaza del pueblo para cocinar la vaquilla que tanto sustos nos dio.
Ahí si estaba todos, jóvenes, menos jóvenes, mayores, más mayores...en fin, todo el pueblo hasta que dimos fin con la vaquilla".

Esta fue una de mis primeras entradas con la que conocí a mi primera seguidora, o sea, a María Ángeles. Nos hemos visitado en los blogs, ahora tambien en Facebook. Aquí es donde más he seguido la trayectoria de sus hijos.
En aquel año de 2010, sus hijos y los míos seguro que estaban estudiando. Hoy, gracias a Dios tienen sus carreras terminadas. Como digo antes, Carlos es Arquitecto y su hija Laura es una de las voces más bonita que yo he escuchado.
Tengo que decir aquello de que "De tal palo tal astilla" pues M.ª Ángeles es muy artista, sobre todo en la cocina.
Cuando nos pidió el voto para su hijo en el concurso de carteles para la Feria de Malanga, no lo dudé, y vote a favor de Carlos. Pero cuando vi que había ganado sentí la alegría lo mismo que si fuera mi propio hijo.
Y es que aunque no nos conozcamos personalmente, tengo siempre presente a todos mis seguidores. Me alegro con sus alegrías. Ya se que muchos de ellos tienen hijos artistas, pero lo mejor es que sean buenos y hombres y mujeres de bien.
A Carlos hoy le homenajeo poniendo su bonito cartel para que lo vean los que no lo han visto.