martes, 18 de septiembre de 2018

El Matasuegras

 
Matasuegras



  Me he encontrado con algunos inventos o curiosidades, pero el que más me ha impresionado ha sido "El Matasuegras".
Creo acordarme de algunos y voy a dejar para el final el matasuegras para los que tengáis yernos o nueras os podáis proteger, ahí van:
Para ir tomando nota empezaremos por...

"Los refrescos LIGHT".

El primero fue la entrañable gaseosa, nació nada más y nada menos que allá por el año 1741 de la mano del inventor inglés William Browning, a quien se le ocurrió inyectar ácido carbónico a una botella de agua e incorporarle un edulcorante para hacerla más apetecible. Medio siglo después, la gaseosa, con menos de diez calorías por litro, empezó a venderse en farmacias, sobre todo, para pacientes con problemas estomacales.

EL RIZADOR DE CABELLO.

Uno de los primeros inventos para rizar el cabello lo hizo, en 1906, Charles L. Nessler, un peluquero alemán que aplicó una pasta de bórax a una plancha para crear ondas permanentes. Ya en 1945, el químico Eugene Schueller, de los laboratorios L`Oreal, cambió el ácido tioglicólico con peróxido de hidrógeno logrando rizos más que naturales y rápidos. (Lo que me hizo a mi sufrir este invento, pues a mi madre le encantaba verme con ricitos y me mandaba a la peluquera para que me pusiera aquellas bolsas que echaban humo en mi cabeza y yo, como una tonta, aguantando. Esto ocurrió varias veces).

LAS TORRIJAS.

Este invento es más sabroso y apetecible en cualquier época.
Aunque muchos las vinculan con la Semana Santa, en el siglo XVI se regalaban torrijas a las parturientas para que se recuperasen mejor tras dar a luz. Los ingredientes eran los mismos que ahora:
pan duro, huevo, azúcar, aunque se les ponía miel, vino o canela para darles más sabor, y no la pimienta molida como recomendaba un libro de cocina del siglo V a, C.
Sean como sean, están muy ricas.
Como ya me he cansado de escribir y para que no este nadie esperando, voy con el invento del...

MATASUEGRAS.

Aunque ahora es el rey de las fiestas, lo ideó el KGB soviético a principios de los años 50 como un arma de corto alcance.
Cuentan que el inventor Sergei Alvarov había sido condenado a morir por no haber sido capaz de idear un arma discreta y eficaz en las distancias cortas, tal como Stalin le había pedido, y la inspiración le sobrevino observando el pergamino sobre el cual iba a escribir su testamento.
Se lo vendió al Gobierno como un nuevo divertimento para fiestas en el que los agentes del KGB esconderían un dardo con curare y al Kremlin le encantó hasta el punto de devolverle la libertad a Alvarov.
El hombre volvió a casa con su familia y celebraba su buenaventura cuando confundió un matasuegras inofensivo con uno de los envenenados. Sopló por él y su suegra recibió un disparo mortal en la yugular. Había nacido el "matasuegras".

Atentos los que tengáis yernos o nueras, yo solo tengo una nuera, que, aunque es buena, guapa y lista, como venga hacia mí con un "aparatejo" de esos, corro más que "El tío de la lista", que no se quien era este buen señor, pero mi madre lo decía mucho...



martes, 11 de septiembre de 2018

El campo de arroz

 
 
 


                                                       Campo de arroz de Valencia


      El campo de arroz al que se refiere la leyenda que nos ocupa creo que era de Japón, pero como ni he ido a Japón, ni pienso ir, yo me he buscado un campo cercano a mi, o sea, valenciano.
      Según me ha contado nuestro amigo Juan, digo nuestro porque ya es de todos los que me leéis. Y no queda aquí la cosa, pues este fin de semana que fuimos invitados a su casa, donde había otros amigos suyos, no se les ocurrió otra cosa que ponerme de compañero de mesa, nada más, y nada menos que...a un abogado criminalista. Ni que decir tiene que, además de charlar le estuve preguntando cosas. Cuando Juan se percató de nuestra charla, le advirtió: -No le cuentes mucho que luego lo publica.
      El abogado que se llama Roberto, preguntó que si yo era periodista, pues según él los odia. Juan le respondió:
-No es peor, tiene un blog.
     Yo le prometí que solo diría lo que él me autorizara. Por lo tanto, preparémonos para, además de tener a un Psicólogo, vamos a tener un abogado para enterarnos de primera mano de algunos "asuntillos" (si me cuenta algo, claro está).
     Como me vio mayor, se empezó a fiar de mi...Esto va bien.
     Las niñas de Juan pidieron permiso para levantarse de la mesa. Son 5, ¡que ya son niñas! Como se imaginó lo que pensábamos dijo que a ver si a la 6ª viene el niño. Su esposa se levantó de la mesa corriendo y dijo que se iba a casa de su madre. Todos nos reímos un rato, pues la verdad es que fue a la cocina a preparar el café.  Y ahora dejo la tertulia y voy a contar lo que a su vez contó el amigo Juan, pues no pierde la ocasión de dar clase aunque sea en su casa con invitados.

EL CAMPO DE ARROZ

     Un maestro dejó a uno de sus discípulos un arrozal para que lo trabajara y cuidara durante tres años.
    Al finalizar el primer año, el profesor se acercó al campo para comprobar la cosecha y verificó que había sido muy buena.
    Su alumno le contó que el secreto había sido proveer a la tierra de todo el agua que necesitaba. Transcurrió el segundo año y resultó que la cosecha fue todavía más abundante que la del anterior. Esta vez, el discípulo comentó al maestro que durante todo el año había abonado convenientemente el campo.
   Así llegó al tercer año, y el mentor se dirigió al arrozal para comprobar los resultados obtenidos, pero se llevó un gran disgusto. Resultó que el pupilo, entusiasmado con lo producido en años anteriores, abonó y regó demasiado la tierra y, aunque ésta dio muchísimo arroz, era tan pequeño y frágil que no servía para venderlo. Por tanto, fue una cosecha inútil. Entonces, el maestro dijo a su discípulo:
>>Esto es lo que quería que aprendieses, porque lo mismo pasa con las personas. Fortaleces a alguien cuando le ayudas un poco, pero si le ayudas demasiado, lo debilitas<<. Así que es bueno echar una mano a los demás, pero sin pasarse, porque podemos provocar que se acomoden y no sean capaces de salir adelante por ellos mismos.

En este momento que terminaba de darnos "la murga", llegó una de las niñas y dijo:
-Papá, deja ya de darnos la vara que mamá trae los pasteles...

Se me olvidaba decir que Juan ya es Catedrático en Psicología. Otro día contaré como le conocí.

lunes, 3 de septiembre de 2018

Las Lineas de Nazca

 
 
 
 
Líneas de Nazca
 
 


                                                             María Reiche


Hoy estoy un poco acongojada, pues mi hijo está planeando un viaje, nada más y nada menos que...al Perú. Así, como suena. Yo por supuesto he empezado a, lo primero preguntar que, qué se le ha perdido a él en el Perú. Me contesta que lo que más ilusión le hace en este mundo es...ver las Líneas de Nazca. Yo pongo el grito en el cielo y, como me ve da tal manera, no se le ocurre otra cosa que decir que me marche con él.
Yo, que tengo vértigo hasta de asomarme a la terraza que está a dos metros del césped como voy a ir a ver esas líneas que solo se ven desde una avioneta? Y además a Perú, que está allí donde Sansón perdió el flequillo.
Enseguida me he puesto a informarme  , esto es lo que he encontrado:

En el terreno pedregoso del desierto peruano que hay entre Palpa y Nazca, se dibujan cientos de líneas que forman figuras geométricas, animales, plantas, seres antropomorfos...
Estos dibujos, hechos entre los años 200 a C. y el 500 d.C., ocupan un área de unos 450 kilómetros cuadrados; solo pueden apreciarse desde lo alto y su misterioso origen ha despertado la curiosidad de numerosos investigadores, que tienen como referente a la matemática María Reiche. Y por supuesto mi hijo que aunque no es investigador está flipando con las dichosas líneas de Nazca.
María llegó a Perú por primera vez en 1932 para trabajar como tutora de los hijos del Cónsul de Alemania en Cuzco y, en cuanto conoció las líneas de Nazca, quedó fascinada.
 No me extraña que mi hijo esté igualmente ilusionado.
Gracias a ella ahora disponemos de cientos de mapas, planos y fotografías de los gigantescos diseños, así como una de las primeras interpretaciones del misterio. Porque todo tiene su misterio, sino mi "nene" no va hasta donde sea si no hay misterio.  (Todas las noches se duerme viendo un programa de tv. que se titula. "Mundo desconocido").
Para ella, los habitantes de la antigua Nazca usaron esas figuras como sistema astronómico, calendario de lluvias y planificación de las cosechas.
La dedicación de esta extraordinaria mujer, hizo que estos dibujos se hayan mantenido intactos, pues mas de una vez se la vio, desafiante, en medio de la carretera que atraviesa Nazca, tratando de evitar el paso de vehículos y paralizó la construcción  de una presa que habría anegado las líneas.
Finalmente, sus esfuerzos y gestiones dieron sus frutos y, en 1994, la Unesco declaró las líneas de Nazca como Patrimonio Cultural de la Humanidad.
La vida de María Reiche estuvo dedicada a una sola cosa, porque como dejó escrito.
"Si tuviera cien vidas, todas y cada una de ellas las daría por Nazca.

Nosotros la vamos a meter en el cuadro de honor de mujeres interesantes, creo que se lo merece.
Ahora, a ver como le digo yo a mi hijo que no quiero que vaya a ver tan interesantes líneas. Él cree que es cosa de los extraterrestres pues es una de las cosas que le encantan. Yo desde luego que no voy, quita, quita...


martes, 28 de agosto de 2018

NI RACISMO NI XENOFOBIA...MIEDO

 

     
                                                      ASI NOS LLEGAN
 
 


                                                        ASI LOS CUIDAMOS
 
 
   
 
 
Y ASI
 
 
 
 
 ASI NOS LO PAGAN
 
 
                                                                                                                                                         
¡¡QUE LO SEPA EL MUNDO!!
 
TENEMOS 20 AGENTES EN EL HOSPITAL QUEMADOS POR CAL VIVA BRAZOS Y CARA,
 
ALGUNO CREO QUE ESTA A PUNTO DE PERDER UN OJO. ESTO ES LO QUE HACEN
 
ALGUNOS DE LOS INMIGRANTES LLEGADOS A CEUTA.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 20 de agosto de 2018

De hombres va la cosa.

 
 
 
                                                                          Rusiñol

 

                                                                  Edison
 
 
                                                                            Dalí

Hoy me he encontrado, así, de sopetón, con unos hombres maravillosos. Bueno, maravillosos porque han sido unos genios cada uno en lo suyo. Yo no se como serían en su vida cotidiana, pero si que eran unos hombres buenos, alguno, hasta gracioso.
Empezaré con un español. Don Santiago Rusiñol, (catalán).
Mientras su hermano Alberto se dedicaba a la política. Santiago se dedicaba a la pintura.
 A finales del siglo XIX, acompañaba a su hermano Alberto en su viaje electoral, así que, cuando paro el tren en una estación y la vio llena-, su hermano estaba ausente charlando con unos compañeros-, decidió asumir el mando.
Sacó la cabeza por la ventanilla y dijo improvisando:
-Os haré una carretera.
-¡Ya tenemos una! le replicaron, airados.
-Tenéis la ida; ¡peo yo os haré la de vuelta!, dijo esto y se quedó tan fresco.
 Menos mal que el tren arranco justo cuando los payeses empezaron a tirarle de todo. Supongo que cuando se enteró su hermano también le daría lo suyo. Y es que, aunque se sea un genio, muchas veces se puede ser simpático.

Una de las anécdotas que me he encontrado de Edison, me ha parecido muy tierna y cómo un genio como él, tambien era humilde.
Tras idear el primer tablero eléctrico de cotizaciones en bolsa, el entonces desconocido inventor acudió a una gran empresa para venderlo.
Llegado el momento de fijar un precio, Édison dudaba entre pedir 3. 000 dólares o arriesgarse con 5.000. Le propuso al ejecutivo:
- Hágame una oferta.
-¿Que le parecen 40.000 dólares?, inquirió este.
No se la respuesta del señor Edison, pero estoy segura que salió corriendo con su cheque sin mirar atrás.

Yo lo hubiera hecho. Bueno, tambien lo hice. En una ocasión que estaba sin trabajo y fui a una entrevista. Iba pensando. "Si me ofrecen 500 pesetas diarias lo cojo". Cual no sería mi sorpresa cuando me ofrecieron...2.000 media jornada. Del Ayuntamiento (donde iba a trabajar), hasta mi casa fui corriendo a contárselo a mis hijos.
Claro mi caché no se puede comparar con el del señor Edison...¡Que más quisiera yo!

Y ahora otro catalán ilustre, (no como algunos de ahora).
Dalí, como buen catalán y que les gusta el dinerito (a mi tambien me gustan los euros), pues bien, Dalí era un genio incluso para los negocios.
De tal forma que, cuando iba a comer fuera de casa, hacía un dibujo y lo firmaba en el reverso del cheque con el que pagaba la cuenta. así se aseguraba de que el restaurante, teniendo un pedacito de Dalí en sus manos, no se atrevería a canjearlo.
No diréis que no tenía ingenio...

Hoy he traído a tres hombres ilustres. Pero hay muchos más.


lunes, 13 de agosto de 2018

Otra señora estupenda.



                                                   Primer automóvil


   Decían que conducir era sólo cosa de hombres. Pues resulta que la primera persona que hizo un viaje en coche y conduciendo fue una señora.
  Bertha Benz realizo el primer trayecto largo de un vehículo a motor en 1888.
Su marido, el fabricante de automóviles Carl Benz, solo había hecho pruebas, pero nunca en un recorrido largo y, menos aún con pasajeros, como se atrevió a hacer su mujer para demostrarle que la idea en la que habían invertido tanto dinero iba a ser un éxito.
El 5 de agosto de 1888, Bertha y sus hijos de 15 y 14 años, le dejaron una nota a Carl:
->Vamos a Pfozheim a ver a la abuela<.
Eso representaba los 106 kilómetros que separaban esa ciudad y la suya. Iban en un triciclo que podía alcanzar los 17 km/h.
La aventura les llevó un día entero en el que superaron, con ingenio, un sin fin de imprevistos.
En primer lugar, Bertha no tenía mapa y, por ello, dio un rodeo que le obligó a cruzar una zona montañosa, cuyas cuestas el coche no podía subir asi que ella y sus hijos se vieron obligados a empujar.
Los descensos no fueron mejores, pues el constante uso de los frenos gastó los forros de cuero que los protegían, pero la intrépida conductora encontró la solución en el taller de unos guarnicioneros que sabían trabajar la piel.
Otro problema: en aquella época no había gasolineras, algo que Bertha subsano comprando en una farmacia bencina.
Para enfriar el motor, la señora Benz y sus hijos recogían agua de las fuentes que iban encontrando en su camino; para desobturar el carburador, usó una horquilla del pelo; y para aislar un cable de encendido pelado recurrió a una de sus ligas y así evitar un cortocircuito.
La odisea terminó cuando anochecía y, al llegar a Pforzheim. Berta le envió un telegrama a Carl:
-Llegados sanos y salvos.
Hoy, hay una ruta que lleva su nombre y que en 2008 recibió el reconocimiento de patrimonio de la humanidad.

Mi opinión es que los coches tenían que haber seguido a esas velocidades y nos hubiésemos ahorrado muchos disgustos.
Este fin de semana por ejemplo, en un accidente ha fallecido tres jóvenes por exceso de velocidad...ahí lo dejo.

Tambien felicito a todas las mujeres que saben conducir y lo hacen muy requetebién. Que hagan honor a esta señora. Bertha Benz.

lunes, 6 de agosto de 2018

¡Como en casa, en ningún sitio!

 
 



                                                        Oropesa del Mar

¡¡Ya se acabó lo bueno!! Aunque lo bueno viene ahora que estoy en mi casita, solo he encontrado algo malo...el calor que está haciendo en Madrid, pero según he oído tambien lo hace en toda España.
En estas vacaciones, como siempre ha habido de todo, pero lo que no ha faltado, ha sido, mar y agua...mucha agua.
Teníamos previsto ir a primeros del mes de julio, pero...Ya teníamos la reserva hecha cuando le dicen a mi niño que por motivos de trabajo las tenía que postergar. Por lo tanto hemos ido más tarde. No se si será por eso, el caso es que había en la playa más gente que en el metro en hora punta.
El paseo Marítimo, a tope. Las calles, a tope y no digamos los restaurantes.
A mediodía teníamos reserva en uno cercano a la playa y también cerca del hotel, por aquello de la siesta.
Por la noche...Uuyyy por la noche.
El día más bonito fue el del eclipse. Lo vi de maravilla pues sobre el mar el cielo estaba más limpio que en Madrid y no solo pude ver la Luna, tambien vi Marte y Júpiter, pues mi hijo tenía un "artilugio" que hizo que los viera de maravilla. Fue muy emocionante.
A la vuelta después de deshacer las maletas nos fuimos a las fiestas de San Cayetano que en Madrid se celebran estas cosas mejor que en ningún sitio.
Aunque parezca que es una fiesta de mayores también había muchos jóvenes. Los vecinos han engalanado las calles como antiguamente, o sea, como yo lo recuerdo de cuando era niña, y es que los mayores de ahora, somos los niños de ayer.
Había una rica limonada, música, cosas para picar y lo mejor de todo señores y señoras bailando el chotis con una gracia que no se podía aguantar, además vestidos con el traje típico madrileño.
En resumen, lo hemos pasado muy bien.
Como todavía tiene mi hijo una semanita de vacaciones al final de agosto, iremos a la piscina de San Fernando de Henares a cerrarla. Digo cerrarla, porque todos los años vamos por esas fechas y enseguida empieza a llover.
Ya no tengo más ganas de escribir.
Espero que todos estéis bien y ya os contaré mas cosas pues con este calor ya no tengo ganas de nada.
…mañana más.

lunes, 16 de julio de 2018

Viva la Virgen del Carmen

 
 


   
                                     Imagen de la Virgen del Carmen regalo de mi madre.



Hoy como todos sabéis es Nuestra Señora del Carmen. Antes de nada felicito a todas las Carmen y Carmelo.
Como siempre estas fiestas tan señaladas me traen recuerdos de antaño, unos buenos y otros menos buenos, pero fiel a dar la tabarra a quien tiene la paciencia de leerme voy a contar como vivíamos en mi niñez fiestas tan hermosas como esta:
Recuerdo siendo muy niña que vivíamos en Puente de Vallecas donde era la Patrona la Virgen del Carmen. estaba en la Parroquia de San Ramón Nonato, a la que pertenecíamos.
En tal día como hoy estrenábamos vestidos, zapatos, incluso un lazo que a mi madre le gustaba mucho ponerme. Podíamos tener carencias de otras cosas, pero mi lazo en la cabeza no faltaba, los tenía de todos los colores, principalmente de color Rosa, que era el que más le gustaba a mamá.
Como decía, ese día bien vestidos y bien lavados, nos íbamos a la procesión que recorría varias calles del barrio. Después a la verbena a montar en las atracciones y a comer churros.
Ya he contado muchas veces que hemos sido 7 hermanos, pues bien, mi madre compraba una rosca de porras y nos la zampábamos en un abrir y cerrar de ojos. Ahora, veo un churrito y se me llena la boca de aceite. ¡Lo que son las cosas y el pasar de los años!
Claro que en aquellos años no había exquisiteces que comer, solo de tarde en tarde había algo extra. El caso es que nos lo pasábamos maravillosamente y no nos separábamos de mis padres hasta que no se había terminado la rosca de porras, pero ahí no terminaba la fiesta, a mi padre le encantaban los camarones y a mi madre el coco.
 Nosotros nos arrimábamos primero a los camarones y después al coco. Tambien nos compraban peladillas y almendras garrapiñadas, en fin, alguno de nosotros terminaba empachado. Siempre le tocaba a mi hermano el mayor de los chicos, ese no tenía fin, creo que aún hoy se come todo lo que pilla.
Luego cuando ya era bien de noche nos marchábamos a casa...a cenar.
Después de la cena mis padres y todos los vecinos salían a la puerta de la calle, cada uno bajaba su silla, se sentaban a charlar mientras nosotros jugamos a corretear. Aquel día no terminó bien...
Como digo, estaban todos sentados contándose sus cosas, de vez en cuando reían todos, nosotros no sabíamos de qué.
En un momento que jugábamos al escondite y nos escondíamos donde podíamos, incluso entre los mayores, resulta que yo iba como una loca a esconderme y tropecé con una niña que pasaba por allí con sus padres y sus tíos.
La verdad es que no puede parar, tropecé y la niña y yo caímos las dos al santo suelo. La nena empezó a llorar, su tía dirigiéndose a mi me dijo:
-Te voy a dar un bofetón niña tonta.
Mi madre que estaba cerca le dijo:
-Si quieres dámelo a mi.
La señora, sin pensárselo dos veces le sacudió a mi madre una "torta" de categoría.
Mi madre no se lo pensó dos veces, se sacó la zapatilla (que lo hacía muy bien), se lio a zapatillazos con la señora. Esta gritando pidiendo socorro, el cuñado tratando de coger a mi señora madre para separarla...no pudo.
En un pis-pas se levantaron todos los vecinos.
La mujer chillando y mi madre cosiéndola a zapatillazos...No se cuantos le dio.
Cuando se canso, la dejo. Entonces la hermana, el cuñado y la niña se fueron hacia su casa que vivían en la otra calle.
Una vez que desaparecieron, una de mis vecinas dijo que las conocía, que eran verduleras (entonces las que se dedicaban a vender frutas y verduras tenían muy mala fama), y además estas tenían muy mala fama de verdad de la buena.
Desde entonces no las vimos aparecer por nuestra calle, ni siquiera a pasear.
Mi madre era una estupenda mujer, pero que no se metieran con ella porque entonces...

Bueno, espero que os guste la imagen que tengo en mi cuarto de La Virgen del Carmen, estuvo en casa hasta que mi madre murió pero dejó dicho que era para mi.
Me gusta más que las joyas.
¡¡Amigos!! Me voy unos días de vacaciones. Si hay algo importante o algún cotilleo os lo cuento pues me llevo un iPad.
Si no, hasta la vuelta, esta semana todavía estoy en casa por lo tanto os contestaré.

lunes, 9 de julio de 2018

Recuerdos por San Fermín

 
 
 
 

                     


                                        Autor de este cartel  el arquitecto malagueño.

                                        Carlos Leon Sánchez.


No hay mayor alegría que cuando nos alaban a un hijo, mucho mejor cuando es a dos. este es el caso de mi primera seguidora y tocaya M.ª Ángeles Sánchez Serrano.
Nos conocimos virtualmente en 2010. Era por San Fermín y yo escribía esta entrada que a ella le hizo mucha gracia:
   " Me he levantado a las 7:30 de la mañana para ver los encierros (por tv. claro está). Mientras mi hijo se ducha, yo me pongo en situación. Me puse un pantalón y una camisa blanca. Como no tenía un pañuelo rojo cogí una servilleta de la mantelería de Navidad y me la puse al cuello. Me senté en mi mecedora frente al televisor y a esperar el chupinazo. Sale mi hijo de la ducha y me pregunta muerto de risa: ¿Qué haces así vestida? Yo le contesto que estoy ambientada y en ese momento, ¡zas! el chupinazo. Salen los toros, corren los mozos, caen unos, caen otros y en cuatro minutos se acabó.
Mi hijo se va al trabajo y yo muerta de sueño no se que hacer...en ese momento me viene a la memoria un encierro que vi en Algete, (Madrid). Nos levantamos a las 6 de la mañana, éramos pocos y vimos los toros correr de maravilla.
Habíamos ido a las fiestas de Belvis de Jarama, una pedanía de Paracuellos donde nos habían invitado unos amigos a pasar las fiestas.
 En Belvis siempre hay vaquillas. Solían poner una plaza prefabricada y cuando había pocos fondos en el Ayuntamiento se hacía una plaza de troncos.
Aquel año, tocó de troncos y pusieron la plaza en el patio de la escuela. Pensaréis que por donde metieron las vaquillas...Había un portalón en la parte trasera del patio, allí pusieron el camión y claro, cegaron la entrada al público. Como el pueblecito tiene 3 habitantes, el hijo de la Nicanora, unos cuantos forasteros y yo, decidieron que entráramos por donde los niños entraban para ir a clase, o sea, como si fuésemos al "cole" todo ello por una puertecita muy pequeña por donde los niños de todas las aulas salían al recreo.
La "corrida" se estaba desarrollando  normal, la vaquilla corría tras los mozos y las mozas. La mayoría estábamos subidos en los troncos y de vez en cuando metía la cabeza la vaca entre ellos.
Una de las veces fue hacia donde yo estaba, metió la cabeza entre los troncos y...yo, ya no vi más.
Salí corriendo hacia la salida, que no era otra que la pequeña puerta de entrada a la escuela, yo corría (era más joven), a la vez, como soy una escandalosa iba gritando, pero no gritos, no, eran alaridos.
La gente que en ese momento entraba en la escuela, al oír mis gritos y verme correr no preguntaba que pasaba, sino que corría más que yo delante de mi. Los que iban a ver la capea y vieron que salíamos corriendo de la escuela tampoco preguntaron solo corrieron por todas las calles del pequeño pueblo.
Al final me quedé sola, con mucho cuidado volví a la "plaza" disimulando.
Cuando finalizó el festejo y salíamos, no se veía un alma por las calles. Salieron cuando vieron la humareda de la hoguera que habían preparado en la plaza del pueblo para cocinar la vaquilla que tanto sustos nos dio.
Ahí si estaba todos, jóvenes, menos jóvenes, mayores, más mayores...en fin, todo el pueblo hasta que dimos fin con la vaquilla".

Esta fue una de mis primeras entradas con la que conocí a mi primera seguidora, o sea, a María Ángeles. Nos hemos visitado en los blogs, ahora tambien en Facebook. Aquí es donde más he seguido la trayectoria de sus hijos.
En aquel año de 2010, sus hijos y los míos seguro que estaban estudiando. Hoy, gracias a Dios tienen sus carreras terminadas. Como digo antes, Carlos es Arquitecto y su hija Laura es una de las voces más bonita que yo he escuchado.
Tengo que decir aquello de que "De tal palo tal astilla" pues M.ª Ángeles es muy artista, sobre todo en la cocina.
Cuando nos pidió el voto para su hijo en el concurso de carteles para la Feria de Malanga, no lo dudé, y vote a favor de Carlos. Pero cuando vi que había ganado sentí la alegría lo mismo que si fuera mi propio hijo.
Y es que aunque no nos conozcamos personalmente, tengo siempre presente a todos mis seguidores. Me alegro con sus alegrías. Ya se que muchos de ellos tienen hijos artistas, pero lo mejor es que sean buenos y hombres y mujeres de bien.
A Carlos hoy le homenajeo poniendo su bonito cartel para que lo vean los que no lo han visto.

lunes, 2 de julio de 2018

Muchas velas me parece...

 
 
 
 




                                                         Mi tarta de cumpleaños


Mi cumpleaños es el día 4 de Julio. Día y hora preciosos, nací, según mi padre, a las 4 de la mañana, pillé a todos dormidos menos a mi madre que nunca ha sido muy dormilona.
Dormían mis abuelas, la familia entera, la comadrona y...el Alcalde.
Me bautizaron el día 12 de julio y el día 18...¡¡¡Se armó!!!
Cuando tenía 3 meses "se llevaron a mi padre a Brunete" (mi madre lo decía así)  pues ella no entendía y sabía que mi padre no fue por propia voluntad. Luego ocurrieron muchas cosas...

 Como veréis ya tengo la tarta en casa y a punto de encender las velas. Creo que voy a necesitar ayuda pero antes las voy a contar pues creo que hay alguna de más.

A estas alturas de mi vida las celebraciones no son como muchos años atrás.
Cuando éramos niños nos gustaba mucho cumplir años.
 Mi madre que siempre fue muy detallista, ese día siempre había algo extraordinario. Casi siempre hacia unas riquísimas rosquillas. Recuerdo que a la salida de la escuela y sabiendo que era mi cumpleaños, todas mis mejores y más cercanas compañeras me seguían a casa y mi madre tenía preparadas las consabidas rosquillas. Ellas me regalaban lindas postales, alguna coloreadas pues todavía no se hacían fotos en color, siempre iban escritas por detrás con lindos versos que yo leía con emoción. Era una bonita costumbre.
 Ahora los regalos son más valiosos pero no tan hermosos.
Hubo un año que se puso de moda un abanico, que por cierto era de papel tenía la rueda de la fortuna dibujada, varillas de mala madera y que los tenían todas las niñas, menos yo.
Yo a todo trance quería el abanico. Este costaba una peseta (eran los años 40), mi padre, como ya todos sabéis era Policía Municipal y ganaba 300 pesetas al mes. Ahora comprendo que el abanico en cuestión era caro.
No so conseguí.
A lo largo de los años y sabiendo como me gustan los abanicos me han regalado muchos.
La primera fue mi madre, un día de mi cumpleaños, ya era yo mayorcita, me regaló el abanico mas bonito  que jamás había visto.
Como a toda la familia allegada le había contado la historia del abanico, creo que no se ha quedado ninguno sin regalarme uno.
Mis dos hijos, uno blanco y otro negro. Mi nuera también me ha regalado dos, uno de ellos de tela pintado a mano, una maravilla. También me regaló uno precioso mi consuegra.
Hace un par de años cuando fui a ver a mi querida tía Gabriela, que ha fallecido a los 99 años. Me dijo:
-¿Quieres un abanico?
Me regalo con el que ella se estaba abanicando. Azul marino calado como una persiana, una preciosisdad. Lo tengo en gran estima y siempre a mano.

Bueno, ahora voy a esperar a que llegue la madrugada para entrar en situación. Siempre cuando llegaba este día mi padre contaba la misma historia. Que se le había acelerado el parto a mi madre porque el día anterior se había metido en el río.
Nosotros mientras fuimos pequeños nos creíamos todo, pero al ser mayores ya le dijimos que dejara de contar siempre la misma historia. Creo que en eso me parezco a él.
Me parezco a él en muchas cosas:
En el físico, en lo dormilona y en lo imaginativa. Siempre nos contaba cuentos e historias que él solo se inventaba.
En el día de mi cumpleaños, recuerdo a mis padres.
Vicente y Timotea.




lunes, 25 de junio de 2018

Dos hombres distintos pero sabios

 
 
 
 
 


                                                    Joan Baptista Cendrós


Quizá el nombre de este señor a muchos, lo mismo que a mi, no les diga nada. Pero alguno se acordará y muy bien de él cuando sepan que fue el descubridor del >>aftershave<<  FLOID.
Antes de que el señor Cendrós lo inventase los hombres se daban de bofetadas ellos solos cuando se afeitaban. Si, si como lo digo, yo recuerdo a mi padre echarse alcohol después del afeitado y "bufar" como un animalito herido. Pues bien, el señor Cendrós iba a un colegio religioso de los Padres Escolapios allá en su Barcelona natal y los cortaba el pelo gratis, por este motivo uno de ellos le regaló: una botella con una mezcla de hiervas, limón y alcohol que usaban para curar quemaduras y afecciones dermatológicas leves.
En un año indeterminado del siglo XX, se instaló en Barcelona y regentó una barbería que llamó Buenos Aires, en honor a su sueño de emigrar a Argentina. En la barbería empezó a aplicar a los clientes la loción de olor intenso, cuya fórmula sigue siendo secreta aunque se sabe que lleva esencia de jazmín, de rosa, limón y vinagre, a la que bautizó como Haugron. Hasta entonces, para paliar el escozor provocado por el afeitado, los hombres se masajeaban la cara con piedra de alumbre, un mineral que se utilizaba como desodorante y tónico.
Llegó a tener una plantilla de 150 trabajadores, se hizo millonario fue consuegro de Henry-Colomer, dueño de la empresa de cosméticos que lleva su nombre, pero un escandalo minó enormemente su salud. Siendo uno de los fundadores de Banca Catalana, entidad que años más tarde le ocasionaría muchos disgustos tras estallar el escandalo por presuntas irregularidades. Según su hija, Rosa María aquella querella lo mató. Al día siguiente de decretarse el procesamiento de los consejeros de Banca Catalana, fue ingresado en la clínica Quirón de Barcelona. Días después murió.

 
 


Y ahora, otro hombre:                       Manuel Díaz de Castro



A este "jovencito" muchos le conocéis pues habéis estado en su blog ya que es un seguidor mío, escritor y poeta. Ahí queda eso.
 Es una verdadera suerte tener amistades de tanta categoría. Manuel es un maestro de instituto de Alcalá de Henares. Digo maestro porque no encuentro palabra más hermosa para definirle.
Hace unos días hizo la presentación de su último libro y me invitó al acto. Fui con mucha alegria, pero volví a casa mucho más contenta.
Me alegré ya nada más entrar en la sala, él estaba en la mesa principal rodeado de varias personas. No nos conocíamos personalmente, solo a través de los blogs, pero me emocionó mucho cuando le oí decir mi nombre. Enseguida vino hacia mi y nos saludamos con un beso como buenos e íntimos amigos. Charlamos un rato y enseguida empezó el acto.
daba gloria escuchar como nos comentaba su libro, que dicho sea de paso es de lindos y graciosos poemas. No son mi fuerte los versos, bueno, nada es mi fuerte, pero escuchar a Manuel leyendo y a través de diapositivas viendo, era enormemente emocionante. Ya digo que la mayoría de los asistentes eran MAESTROS, yo pensaba. ¿Qué hago aquí entre tantos intelectuales? Pero todos ellos eran encantadores y al final me sentí casi como ellos.
Creo que el estilo que lleva Manuel (espero que no se enfade por decirlo), es parecido al de Gloria Fuertes. De hecho, lo mismo hace rimas a una ventana abierta que a un puré de calabacín.
Ya al final, cuando me firmo el libro, como buen poeta que es, me hizo la dedicatoria en verso. Dice así.
Me dio una gran alegría
verte en la presentación
de mi libro de poesía.

Entre todos ellos he elegido este porque además me ha parecido muy gracioso.

CARRITOS DE HOSPITAL

Carritos de hospital vienen y van
carritos enfilados ruedan sin cesar:
Unos con bandejas verdes, otros con barras de pan.
Unos con mandarinas, otros con papas sin sal.
Unos con parafinas, otros con el cubo de fregar.
Unos con aspirinas, otros con ampollas de cristal

       Si Manuel me lo permite iré contado otros de sus poemas.







lunes, 18 de junio de 2018

La comida de las monjitas.

 
 
 
 
 

      
                                                             Comedor Religioso



Ahora las madres tenemos que estrujarnos un poco los sesos para que nuestros hijos (cuento mi caso), coman verdura, legumbres, pescado etc.
Tengo que decir que yo como de todo, excepto el Pan de Higos, esto es superior a mi, quizá cuente por que.
Las verduras y el pescado siempre me ha sido muy difícil que lo coman mis hijos. El mayor, ya casado, no quería el pescado ni en pintura, ahora come de todo. El pequeño que sigue en casa, no come pescado ni marisco aunque se lo recete el médico, mucho menos las verduras, pero...si acepta, La comida de las monjitas. Os cuento:
Corría el año 1953, (esto parece el principio de una novela, pero no lo es). Todo lo que cuento siempre es la pura verdad. Si no que lo diga mi cuñada Pepi.
Como decía. Allá por el verano de este año de 1953, yo era joven todavía y viajaba con un grupo de unas 18 o 20 chicas y dos monjas que nos cuidaban desde Madrid.
 Aterrizamos, bueno, dejamos el tren en Torrelavega, provincia de Santander. Íbamos a pasar 25 días en Cóbreces.
Nos hospedábamos en un colegio de monjas de la Caridad.
Lo pasamos estupendamente. Por la mañana a la playa y por la tarde a pasear por el campo. En aquellos tiempos, no se ahora, los campos eran maravillosos. Muchos árboles frutales, mucho ganado y...un poco justa la comida.
En aquellos años la comida estaba justa en todas partes. Yo no era muy tragona, por lo tanto, no pasaba el hambre que pasaban otras compañeras, es más, nos daban mucha leche y como a mi no me gusta les daba mi parte a varias chicas, digo varias porque tuve que repartirla como buenas hermanitas para no tener que reñir por un tazón de leche.
Como digo antes, lo pasábamos muy bien, pero también como digo, todo tiene su fin y el fin de las vacaciones, llegó.
Siempre que íbamos de viaje, siempre a pueblos ya fueran de mar o de montaña, el último día nos llevaban a la capital de provincia para visitarla, por ese motivo me conozco (lo que era entonces), las 50 provincias española... he dicho.
Aquel año íbamos a visitar la preciosa ciudad de Santander. Santander fue una de las ciudades que más me impactó a mi. Estaba limpia, la playa de El Sardinero parecía que no la había pisado nadie. estaba tan limpia como lo que yo había visto de la ciudad. En el Puerto, aquel día estaba anclado el Trasatlántico "Marques de Comillas" que años más tarde pereció en un incendio. Nos dejaron visitarlo y los marineros se portaron muy bien enseñándonos hasta la sala de máquinas, pero como teníamos que bajar por una escalera que parecía una escala y los marineros estaban todos abajo...la monja que los vio, nos hizo subir a cubierta más que de prisa. (Entonces las chicas no usaban pantalones). Que pillines los marineritos.
Ahora viene lo de la comida de las monjitas:
Las monjas de Cóbreces nos había puesto unos bocadillos para el viaje pero nuestras monjas que nos cuidaban mucho querían que comiéramos caliente pues hasta el día siguiente no llegábamos a casa.
Entonces la madre "Ito" (se llamaba Consuelo, pero nosotras para hacerla de rabiar, la llamábamos " madre Ito". Pues bien, como era muy buena, a pesar de todo, nos dijo que íbamos a ir a comer a un convento, que solo daban un plato aunque se podía repetir tantas veces como quisiéramos. Por lo visto daban de comer a los obreros por 2 pesetas y lógicamente solo había un plato. Pues bien, allí llegamos toda la "tropa".
Había varios obreros comiendo en unas grandes mesas, nosotras como erramos muy "buenas" nos sentamos en una paralela a ellos. ¿Y que había ese día de comida? Pues nada más y nada menos que unas riquísimas "JUDIAS VERDES CON PATATAS".
Nos pusimos moradas, a mi me gustan mucho, rehogaditas, con sus ajitos y bien calentitas...pan no había.
¡¡Que tiempos!! ¡¡Señor!! ¡¡Que tiempos!!
Esta anécdota se la he contado a mis hijos miles de veces, no solo para que se coman las judías verdes, sino para que también sepan, que lo peor de todo, es la falta de PAN.
Y ahora, para no tener a nadie intrigado porque no me gusta el Pan de Higos, ahí va:
También cuando yo era mas bien pequeñaja y habida carencias del pan que menciono antes, mi buena madre, como todas las madres de aquella época, debía de hacer diabluras para darnos de comer a los 7 niños. Muchas veces nos daba para merendar el dichoso "Pan de Higos" y yo...Cuanta tirria le tomé.
Ahora no lo como ni por una apuesta.


lunes, 11 de junio de 2018

Una gran mujer de color

 
 
 
 
 

     
                                                                      Patricia Bath


Esta guapa y lista señora inventó el Laserphaco para tratar las cataratas con laser.
Estoy segura que muchos pacientes se lo habrán agradecido pues gracias a ella seguro que ven mejor las cosas buenas de la vida.
Todo empezó con un juego que química y un microscopio que le regalaron sus padres. Desde entonces, Patricia Bath, una niña afroamericana nacida en el Harlem de Nueva York y que, según las estadísticas, tenía pocas probabilidades de triunfar en la vida, se dedicó en cuerpo y alma a estudiar.
Lo hizo tan bien que, a base de becas, se matriculó en Química y después en Medicina, para especializarse en Oftalmología en la Universidad de Columbia.
Trabajar en dos consultas, una en Harlem y otra en Manhattan, le permitió darse cuenta de que las personas afroamericanas y las que vivían en los barrios más pobres tenían más problemas de visión, entre ellos, las cataratas, a causa de la imposibilidad de acceder a servicios médicos oftalmológicos.  Aquello la llevó a animar a sus colegas a operar y tratar gratis a personas de pocos recursos.
En 1976, fue una de las fundadoras del instituto Americano de la Prevención de la ceguera, en cuyos estatutos se establecía que "la visión es un derecho humano". Y es que la lucha de Bath siempre estuvo enfocada a curar la ceguera.
Cuando ya era cirujana oftalmológica consagrada, en 1981, empezó a trabajar para mejorar las técnicas que se utilizaban el las intervenciones de cataratas.
Después de mucho trabajo fue como inventó el Laserphaco. "" La primera vez que lo usé en el laboratorio fue mágico poder observar cómo desaparecían las cataratas con cada pulsación del laser"", recuerda Bath, cuyas técnicas y aparatos han salvado y devuelto la vista a miles de personas de todo el mundo desde que patentó su Laserphaco en 1986.

Mi admiración y respeto a todas las personas que trabajan para curar a otros seres humanos, ya sean hombres o mujeres.

Algunos recordareis que por estas fechas son las fiestas Patronales de Coslada. No voy a contar lo mismo que otros años: Que si hay mucho ruido. Que los fuegos artificiales son muy malos. Que el Alcalde no aparece en la Precesión porque es ateo. Que si fue, que si vino.
Yo,como todos los años estuve, también los concejales de la oposición con su exalcalde a la cabeza, sus esposas y lo mejor de todo, el pueblo entero acompañó a la Virgen del Amor Hermoso en su recorrido por las calles elegidas,
Conocí al nuevo Párroco...me gustó. Todos echamos de menos a Don Arturo, pero nadie habló de él.
Como no es mi parroquia, pues apenas voy una vez al año, si vi muchas variaciones.
Cuando don Arturo era párroco había un banco de piedra con algún cojín donde se sentaban las autoridades eclesiásticas, ayer vi un enorme trono, precioso, incluso para los monaguillos. También había plata, mucha plata. Unos preciosos candelabros, una cruz e incluso los incensarios todo ello de una plata reluciente y preciosa...
Luego me enteré cotilleando con otras personas, de que el párroco anterior, o sea, don Arturo, había vendido los anteriores para ayudar a los necesitados de la parroquia y por supuesto, el señor Obispo no los repuso pues según me contaron ya estaba harto de mandarle cosas valiosas...
No se si será cierto o no, el caso es que se notaba riqueza...
Espero que no se enteren los cacos...


  
                                                        

lunes, 4 de junio de 2018

Ser feliz con poco

 
 


                                             "PANTALLITA DE TELEVISIÓN"





Primero iremos al titulo de tan "extraordinaria" entrada...

Ser feliz con poco.

Una familia pobre era conocida porque tenía la capacidad de tomarse todas las cosas lo mejor posible.
Una mujer rica quiso ayudarles, pero un vecino de esa familia fue a verla para decirle que la estaban embaucando. (Para mi que el vecino en cuestión, era un poco cotilla)
-"Los niños de aquella familia siempre comen cosas deliciosas, lujos que ni yo puedo permitirme-dijo este a la señora".
Para comprobar si era cierto, fue a visitarlos.
En la puerta, antes de llamar, oyó que el niño le preguntaba a la niña:
-¿Te vas a servir arroz con gambas hoy?
-No, creo que comeré pollo asado, respondía.
Al oír eso, la mujer entró enfadada. Vio a los pequeños sentados en una mesa en la que sólo había unas pocas rebanadas de pan seco, dos patatas frías y un jarro de agua.
Al preguntar, los niños le contestaron que jugaban a imaginarse que su escasa comida era un verdadero festín.
-Usted no sabe lo delicioso que es el pan duro cuando uno lo llama bizcocho. Y aún es mucho más rico si lo llamas helado de crema, dijo la niña.
La señora adinerada salió de allí con una nueva visión de lo que significa ser dichoso. Acababa de aprender que la felicidad no está en las cosas, sino en los pensamientos.
Así pues, es preferible no esperar a que cambie nuestra suerte, sino que es mejor transformarla. Entonces, tal vez, ésta nos corresponda.

Ya he puesto la "batallita" del Psicóloga, ahora, una anécdota de hace unos días, me ocurrió de verdad de la buena, aunque luego diga mi cuñada Pepi que me invento las aventuras.

Viene a cuento de esa tv. que he puesto arriba tan enorme.
No soy partidaria de tirar las cosas, mucho menos si estas funcionan. Que están viejas, vale, pero si funcionan de tirar nada de nada.
Tengo una hermosa tv. de 32 pulgadas, Phillips, por más señas. Se ve estupendamente.  No es que el salón se haya hecho mas grande, no, es que mis ojos van perdiendo su lozanía. Alguna vez cojo mi mecedora y la coloco un poco más cerca de la tv. pues hay películas que se ven peor, (bueno, eso es lo que yo digo). Quizá harto de verme con la mecedora de aquí para allá, mi hijo pequeño, con toda su buena voluntad, dijo que me iba a traer una tv. más grande para que la viera mejor. Se presentó en casa con...no era una tv. grande, era una pantalla que parecía un avión 747, de esos que no caben ni en el aeropuerto de Barajas...pues así me pareció a mi dicha "pantallita".
No solamente era grande sino que destrozaba toda la decoración del salón.
Salía dos cuartas por cada lado de la mesa, tapaba el espejo hasta la mitad y para rematarlo, se veían las cabezas de los personajes enormes. Yo solo veía cabezas.
Él seguía colocando las cosas, de vez en cuando me decía- ¿Te gusta?
Yo, más hipócrita que nadie, le decía:
-Si, mucho.
  Ya no pude resistir más y me marche al cuarto de estar por no ver, a él y la tv. os digo que me caían sudores solo de pensar que tenía que deshacerme de mi linda y mediana tv. para ver constantemente ese "avión" en mi salón. Y además, con ese pie tan horrible. Igual que la de la foto.
Para no cansaros más, os diré que al final se dio cuenta y tambien dio su brazo a torcer. Muy cariñoso me llamó al salón y me dijo:
-Me parece un poco grande para nuestra casa, ayúdame a empaquetarla a ver si con un poco de suerte me devuelven el dinero.
Hubo suerte, a la mañana siguiente mando el paquete...
Como solo había estado la "pantallita" unas horas en casa no hubo problema y a media mañana me llamó diciéndome que le habían devuelto el dinerito.
Según me contó después, apenas pudo dormir en toda la noche pensando en la metedura de pata. Yo pienso que también fue pensando en el dineral que seguro le costó.
Yo sigo con mi tv. viejecita como yo, y tan ricamente. No hay que tirar nada mientras nos solucione la papeleta.
Se puede ser muy feliz con una tv. vieja.
 Vale.

lunes, 28 de mayo de 2018

Premios 20 Minutos

 
 
 
 
 
  


                                                      Foto antigua...


Os acordáis cuando Pepe Isber, aquel extraordinario actor y en aquella no menos extraordinaria película "Bienvenido Míster Marshall" dando explicaciones a su pueblo, como el Alcalde que era? Decía así:
"Como Alcalde que soy, os debo una explicación. Os doy una explicación porque os debo una explicación como Alcalde que soy, y como soy el  Alcalde os doy una explicación".
Bueno, así seguía hasta que alguien le dio un codazo para que se callara y a nosotros nos fastidio, pues nos dejaba sin saber que explicación iba a dar.
Esto viene a cuento porque ahora soy yo la que os va a dar una explicación sobre los premios 20 Minutos, o lo que ha sido esta pantomima.
En la foto antigua, como yo la llamo, estamos todos los que participamos en dicho "concurso" hace poco más de uno o dos años.
Cuando Don Arsenio Escolar era el director de 20 Minutos si se concursaba. Los ganadores eran casi siempre chicos y chicas jóvenes que tenían un blog más o menos bueno pero siempre muy bien trabajado. Nos reuníamos todos los participantes y algunos acompañantes, como era mi caso que siempre iba uno de mis hijos conmigo, pues bien, los ganadores se divertían, los que no ganábamos, nos divertíamos siempre en buena armonía. Tomábamos algo todos juntos, nos felicitábamos. Más de una vez, los chicos me decían;
 "Que bien que una mujer de tu edad esté con nosotros". Y todos juntos, reíamos y disfrutábamos de tan entrañable compañía.
Yo nunca gane. Comprendo que todos los blog sin excepción son mejores que el mío, pero allí me colaba, por lo menos hacía bulto y, lo mejor, era aceptada y me sentía querida y respetada por infinidad de jóvenes.
Tengo que dar las gracias a los que me han votado: mis seguidores, mis hijos y mi cuñada Pepi...Ahí queda eso.
 No se pueden tener mejores votos que los de la gente que te quiere.
Ahora os cuento lo que ha pasado este año.  Me he enterado por la prensa...
 
 
 
 



                                                         Foto de este año

Lo primero: no nos avisado a nadie, eso si, han ido todos los y las políticas de turno.
ellos y ellas se lo han guisado y se lo han comido. Y para rizar el rizo...sentaros...
Le han dado el premio a un joven, maestro por cierto, cosa que me alegra, que ha inventado un método para estudiar mejor (?).
Ahora viene lo bueno:
Se han llevado el segundo y tercer premio:
La presidenta de Google y la presidenta de  Facebook.
No ha habido más premios.
No hemos ido ninguno de los que concursábamos. Pero si estaba la Presidenta del Senado, la señora Fátima Bañez  Ministra de Empleo y Seguridad Social. La segunda de a bordo de Podemos, la de Ciudadanos, etc. Eso si, todas ellas muy bien vestidas y muy guapas.
Siento mucho que, aquellos jóvenes con ilusiones se hayan quedado en la puerta.
Porque otra cosa.
 En la puerta de la Caixa Fórum, había guardaespaldas para que no entrase nadie...
Este es el primer año de cambio de director del periódico...veremos que pasa el próximo.
Bueno amigos, el caso es que nos hemos quedado sin fiesta...
Los que ganasteis el año pasado, el anterior y el otro...eráis los mejores.

lunes, 21 de mayo de 2018

Homenaje a Don Arturo

 
 
 
 


                                                                     Don Arturo



En su día, allá por febrero de 2017 conté como unos encapuchados maniataron de pies y manos a Don Arturo, párroco de la principal iglesia de Coslada y le dieron una brutal paliza, tras la cual tuvo que ser ingresado en un hospital, le dieron varios puntos de sutura en la cabeza y en la cara, además de las magulladuras de pies y manos.
Según pudo contar, llamaron a su casa y cuando abrió, estos tres "valientes"  después de maniatarlo y pegarle todo lo que quisieron, le robaron 600 euros. No había mas en la casa. No sabemos si era de su pensión, del cepillo de la iglesia o de alguna limosna. El caso es que se lo llevaron.
La vivienda está en el mismo edificio que la iglesia, debieron suponer que habría grandes riquezas los muy... HP.
De resultas de esta agresión ya no pudo valerse por si mismo y fue ingresado en una Residencia de ancianos sacerdotes en Madrid.
Ayer domingo, cuando llegaron mis amigos Victor y su esposa Manoli, lo primero que me dijo esta fue...Don Arturo a muerto.
A muerto de resultas de las agresiones que no ha podido superar.
En el momento que le agredieron tenía 77 años.
No se si la policía ha detenido a tan "valientes" sujetos.

Cuando ayer nuestro cura dio la noticia al terminar la homilía, se levantó un murmullo en al iglesia y también se oyó algún lamento.

Los que me seguís habitualmente ya estabais enterados del suceso que ya os conté en su día.
Los que no lo sabíais ya quedáis enterados de uno de los sucesos que más nos han afectado a los que vivimos en el Corredor del Henares.
Don Arturo era muy querido en toda Coslada. Era amable, simpático y quería mucho a la gente. Muchos años he ido a su lado en la procesión de la Virgen del Amor hermoso, Patrona de Coslada. El año pasado ya no pudo asistir a acompañar a su Amada Madre, como él decía, y nos sentimos un poco tristes. Estoy segura que este año sufriremos más.
Para que todo no sea tan triste, voy a contar una anécdota que me hizo reir en plena iglesia.
Eran las Navidades de 2015. Don Arturo había llevado a la Parroquia a varias corales para que cantaran villancicos, a mi me encantan y por supuesto allí estaba yo en primera fila.
Era el 21 o 22 de diciembre y a pesar del frío la iglesia estaba llena.
Don Arturo, muy serio él, se dirigió a nosotros y con una pequeña sonrisa nos dijo:
-Si llego a saber que venís tantos, os pido un duro a cada uno.
No fui yo sola la que se reía.

He puesto una foto suya para que veáis que, ni era joven, ni parecía rico.  Si era muy alto, muy agradable, cariñoso y hablaba que daba gloria escucharle.
Ya no digo más, la emoción me puede. Siempre es triste una muerte, pero cuando lo conoces aún lo es más.

lunes, 14 de mayo de 2018

Fiestas en Madrid



           
                                         La pradera de San Isidro según Goya



A mi amigo Juan, el Psicólogo, lo tengo muy enfadado pues hace mucho que no pongo sus enseñanzas. Yo le digo que las tengo todas en mi cabeza, pero no cuela, dice que hay que publicarlas para que las lean los más posibles. Por lo tanto y para que vea que no me olvido de las buenas y bonitas cosas que me cuenta...allá voy:

La serpiente enfurecida.

Un día una serpiente entró por accidente en un taller de carpintería. Llevada por la curiosidad, empezó a moverse con destreza por entre las diferentes herramientas, a las que miraba con asombro pero también con cierto recelo.
Tan pasmada estaba con esos extraños objetos que veía, que resbaló y sin poder remediarlo rozó una sierra, que la dejó ligeramente herida.
La serpiente, sorprendida, pensó que la sierra la había atacado y llena de rabia y de ira se volvió y la mordió. Y al hacerlo, se dañó ligeramente la boca.
El animal, sin entender muy bien lo que estaba sucediendo y totalmente convencida de que la sierra quería matarla, decidió rodearla con todo su cuerpo para estrangularla y exprimirla con todas sus fuerzas, pero al abrazar la hoja de acero dentada de la sierra quedó tan malherida que acabó muriendo.
Los hombres, al igual que la serpiente, a veces, reaccionamos con ira para herir a aquellos que de un modo u otro nos han perjudicado, pero después de todo, y puede que demasiado tarde, nos acabamos dando cuenta de que con ello nos estamos lastimando también nosotros mismos.
Por eso, en ocasión es, es mejor no reaccionar para no sufrir consecuencias que pueden llegar a ser muy dañinas.

Creo que ya he complacido a Juan

En pintura de arriba, que como todos sabéis es de nuestro muy ilustre pintor Goya, se ve la pradera y al fondo el pueblo de Madrid como era entonces. A mi me encanta, no tiene nada que ver con lo que es ahora, tanto la Pradera como Madrid.
En la pintura se ve a los madrileños de la época sentados en el suelo, quizá comiendo una tortilla de patatas. En la Pradera de hoy, lo que menos hay son madrileños. Sí que he visto muchos Peruanos y Ecuatorianos, me pregunto, ¿De donde han salido tantos? Se han quedado sus pueblos sin gente y están todos en Madrid.
Claro está que, aquí son muy bien acogidos y ya se quedan para siempre, cosa que a mi particularmente no me molesta.
Tambien hay muchos argentinos y mexicanos , o sea, menos madrileños, hay de todo.
No he podido comprar las riquísimas Rosquillas del Santo, cuando yo he ido ya no había, a ver si mañana las puedo conseguir...
Como son muchos los pueblos que celebran el dia de San Isidro, deseo que todos lo pasen bien, con o sin rosquillas.

lunes, 7 de mayo de 2018

El Carnet de Conducir

   

                                                       Una señora conduciendo un tractor
                                                           



    He leído en prensa hace unos días que un británico llamado Christian se ha sacado el carnet de conducir después de 33 intentos, 25 años y 14 profesores distintos. Pero, ahora que lo tiene, el hombre de 42 años, da por bien empleados los 11.000 euros que le ha costado esta "aventura".
  
    Creo que algo menos le costó a una vecina mía.
Esta vecina se presentó un día en mi casa lamentándose de lo que le estaba costando sacarse el carnet de conducir, de dinero y tiempo. Me dijo:
    No hay manera de aprobar aquí en Madrid, (llevaba ya gastadas 250.000 de las antiguas pesetas), pero me han dicho que en Guadalajara es más fácil ¿Quieres venir conmigo y nos enteramos?
    Fuimos.
   Cogimos a nuestros niños, nos montamos en el tren y llegamos a Guadalajara. Hizo los tramites, se apuntó a la autoescuela y pasados tres meses...aprobó.

  Como digo, de esto hace ya muchos años pues todavía nuestra moneda nacional era la peseta.      
Entonces, me llegó el turno a mi. No, yo no tengo carnet. Lo único que he conducido a sido un tractor a campo través y solo peligraban los tomatas de mi anfitriona (que buenos gritos daba), como decía.
 El carnet se lo iba a sacar el pequeño de mis hijos.
  Hace lo menos 25 años.
Entonces solía costar 30.000 pesetas, pero si tenía algún fallo podía incrementarse la cuota. (Se incrementó).
  Lo primero que hice fue hablar claramente con la señorita recepcionista, le dije:
  -Solo tengo 100.000 pesetas, ¿Sería suficiente para que mi hijo pueda tener el carnet de conducir?
  -Claro que si señora, solo cuesta treinta mil, si por casualidad no aprueba a la primera le puede costar cinco o seis mil pesetas cada lección de más.
  Así quedó la cosa.
  Dio sus diez clases (según ellos le regalaban tres)...suspendió.
  Contratamos otras diez...ya eran 20...suspendió...
  Cuando venía el pobre muchacho de clase practica, me decía:
Hoy hemos llegado por carretera hasta Alcalá de Henares, el profesor iba leyendo el periódico, me dice que lo hago bien y que si me suspenden es porque quieren hacerlo.
Me gasté las cien mil pesetas y seguía suspendiendo...Y mi cuenta corriente, bajaba y bajaba.
Un día, cuando volvió mi hijo del examen y me dice que le han vuelto a suspender, me presente en la oficina y les dije que ya se me había acabado el dinero.
 La señorita muy amablemente y con una sonrisa muy mona, va y me dice:
-No se preocupe señora le concedemos un préstamo.
Yo, como una energúmena y hablando más alto de lo normal, le dije:
-¿Como voy a pagar un préstamo si no tengo dinero ni ingresos, estoy en el paro, así que, cuando haya exámenes le presentan, pero no va a dar ni una clase más.
Me fui sin dar más explicacioopnes. Cerré la puerta con cuidadito.
A la semana siguiente le presentaron a examen y...aprobó. (sin dar ni una clase más).
No se si seguirá ocurriendo lo mismo ahora. La gente se ha cansado y han debido de poner medios.
Hubo unos años en los que se aprovecharon, además de los menos pudientes...
Yo sigo sin carnet, pero mis hijos conducen de maravilla.
 

martes, 1 de mayo de 2018

Los hombres de 1808

  


                                                              El tambor del Bruch

       


     Fueron muchos y muy valientes, tanto los hombres como las mujeres de aquellos años que el señor Napoleón se adueñó de España. Empezando por secuestrar al rey. No sabía él con quien se la estaba jugando.
Agustina de Aragón, que cuando fue a llevarle la comida a su esposo que estaba en la defensa de Zaragoza y al verlo muerto , ella, prendió el cañón y así defendió la muralla.
Manolita Malasaña, una encantadora muchachita de 17 años, que fue fusilada por el simple hecho de ser modista y llevar unas tijeras en el bolsillo. Dijeron los franceses que era un arma blanca, seguro que iba a hacer mucho daño con ella.
Bueno, dejo a las mujeres para centrarme en los hombres:
Andres Torrejón,
 Ese buen Alcalde de Móstoles, que al enterarse que los madrileños estaban con la soga al cuello, no dudó ni un solo momento e hizo un bando pidiendo ayuda a todos los pueblos mas cercanos que, con aperos de labranza se lanzaron camino hacia Madrid para ayudar, y ayudaron.
Daoiz y Velarde, dos capitanes que dieron su vida por defender a su patria del invasor.
 Pero tambien hubo menores...
Un niño, Isidre Lluçá, (catalán) mas conocido por "El niño del tambor", "el tamborilero del Bruch" (en catalán, el timbaler del Bruc) y más conocida su hazaña como "El tambor del Bruch".
Cuenta la leyenda, porque yo no estaba allí, que todos los hombres del pueblo estaban jugándose la vida por salvar su patria en los caminos y los campos.
En el pueblo solo estaban las mujeres y los niños cuando oyeron que se acercaba el ejercito francés. ¡No había tiempo que perder!
Las mujeres de aquella época siempre estaban con sus niños, no tenían armas, no sabían que hacer, no estaban los hombres, se frotaban las manos en el mandil, recogían a sus niños para protegerlos, poco más podían hacer.
Entonces el bueno y valiente niño Isidre, fue hacia la iglesia del pueblo donde estaban los instrumentos que usaba el coro, cogió un tambor, que ya sabía manejar, y caminó hacia las montañas de Montserrat.
El muchacho de Santpedor, erigido en general en jefe, sólo con sus propias fuerzas, sin caballería ni artillería ni jefe militar que le dirigiese empezó a tocar el tambor que usaba en las cofradías y...la reverberación del sonido de dicho tambor, al chocar con las paredes de Montserrat hizo creer a los franceses que el número de soldados españoles era muy superior al que realmente había.
No sabemos si corrieron como conejos el caso es que aquellos se asustaron y la batalla se ganó gracias a la sabiduría y valentía de un muchachito catalán que defendía a sus compatriotas y a España.
Por supuesto que la guerra se ganó, nos ayudaron los ingleses que al mando del duque de Wellington pudieron echar a los franceses con su general "Pepe botella" al frente, tenían secuestrado a nuestro rey Fernando VII. El cual, premió al duque de Wellington con el titulo de "Vizconde de Talavera de La Reina" y "Vizconde de Wellington" en agradecimiento a sus servicios.
Cercano está el 2 de mayo, vaya mi homenaje a todos ellos que tanto sufrieron, pues no acabó aquí la cosa.
Después pasaron muchas penurias, tanto es así, que el buen Alcalde de Móstoles con 190 personas más, murió a causa del hambre en 1812.

lunes, 23 de abril de 2018

La Cascanta

 
Una "Cascanta"
 
Lo primero que voy a decir: la palabra "Cascanta" no está en el diccionario de la Real Academia de la lengua española.
 
Si existe Cascante y es un municipio y una ciudad española de la Comunidad Foral de Navarra, situada en la Rivera de Navarra, cerca de Tudela y a 104 km. de Pamplona.
Dicho todo esto, digo y afirmo que la susodicha palabreja "Cascanta" la inventó mi madre. Mi madre no tenía mucha cultura pero si mucho sentido del humor.
Esto que cuento viene al caso porque hay un par de señoras Políticas que aparecen mucho en las televisiones, en el Parlamento y en todos los periódicos y lógicamente no paran de hablar y hablar y siguen hablando mucho. Cada vez que las veo por tv. siempre a la hora de comer, si estoy sola cambio de canal, pero cuando comemos los fines de semana mi hijo y yo, me trago todo lo que dicen, yo las llamo "Las Cascantas". Aunque según mi hijo y mucha gente más creo que dicen las cosas muy claras...
Uno de estos días me pregunta mi "nene" que de donde me he sacado esa palabra. Lo mismo que voy a hacer ahora, hice ese día, contarlo.
La cosa ocurrió allá por los años 50, total, hace poco. Mis padres, mis hermanos y yo claro está, nos mudamos a un piso nuevo muy bonito y más grande que en el que vivíamos. Estaba situada en el lado contrario, o sea, vivíamos en el sur y este piso estaba al norte.
Los mandó construir el Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid para sus empleados. Ya he contado muchas veces que mi padre era policía Municipal, pero tambien fueron agraciados: motoristas, escoltas y barrenderos, (como se ve, no había discriminación de empleo).
"La colonia" como la llamábamos estaba siempre vigilada por unos señores de uniforme, los cuales también vivían allí y los llamábamos "Los vigilantes. Ni que decir tiene que estábamos bien vigilados y protegidos (aunque entonces no había muchos asaltos), por lo menos donde yo vivía.
Como ya he dicho en algunas ocasiones, mis padres eran muy simpáticos, acogedores y agradables al trato. Enseguida hicieron amigos pues todos trabajaban para el mismo "jefe".
Con los que más se juntaban, era con un matrimonio muy agradable. El señor era barrendero e hizo buenas "migas" con mi padre. Tal es así, que casi todas las noches subían a casa a charlar un rato, poner "verde" al Alcalde de turno porque no les subía el sueldo y charlar, charlar y charlar.
La que más charlaba era la señora, que no me acuerdo como se llamaba porque ahí, es donde entra mi madre que le puso el nombre de "Cascanta". El señor si recuerdo que se llamaba Cristóbal, porque su señora esposa solo sabía decir, "mi Cristóbal por aquí, mi Cristóbal por allá".
Como casi todas las familias de aquella época, comíamos y cenábamos todos juntos. Comíamos cuando salíamos de los colegios y cenábamos cuando llegaba papá después de su trabajo. Pero ocurrió que ..."Mi Cristóbal y la Cascanta" llegaban de visita cuando íbamos a empezar a cenar. Mi madre nos decía que esperáramos. Pero claro, la espera se hacía cada vez más larga, porque la "Cascanta" no paraba de hablar y los demás escuchando.
Yo apenas me acuerdo de qué hablaban pues estábamos deseando que se marchasen para cenar. Algunas veces mi madre ponía la cena a los más pequeños en la cocina. Todos, incluido mi padre que después de estar toda la tarde dando paso a los coches y peatones, estábamos hambrientos y deseando que "mi Cristóbal y la Cascanta se marchasen, pero todo fuese por la amistad.
Los tres hermanos mayores creíamos que sabíamos mucho, leíamos escuchábamos la radio, en fin....
Un día, uno de mis hermanos dijo que se había enterado que cuando querías que se fuera una visita no deseada solo tenías que poner una escoba con el palo hacia abajo detrás de una puerta y ¡zas! la visita se iba.
Aquel día, mejor dicho, aquella noche ya estábamos aburridos, hambrientos y cansados. Entonces aparece uno de mis hermanos con la escoba hacia arriba. Los tres mayores no echamos a reír, mi madre, con los ojos nos comía. No le hicimos caso, pusimos la escoba detrás de la puerta y...en ese momento dice la "Cascanta":
-Vámonos Cristóbal que los niños están solos.
No se si será casualidad, superstición o lo que sea, el caso es que funcionó. Así, que todas las noches en cuanto veíamos aparecer a "Mi Cristóbal y a la Cascanta", alguno cogía la escoba. Cuando se lo contamos a mi padre, no paraba de reír y en cuanto llegaban los vecinos, si no habíamos cenado, se sacaba la escoba. Y os digo que funcionó.
En homenaje a "La Cascanta".
Llega el niño a casa de su tía y le dice:
-Tía, enséñame el pájaro.
La tía le dice:
-Bonito yo no tengo mascota.
El niño responde:
-Es que ha dicho papá:
¡¡ -Vamos a ver a la cotorra de tu tía!!...

lunes, 16 de abril de 2018

Señora Maestra




 
Una maestra

Yo, como dice el refrán "Sigo en mis trece".
Esta frase procede, o se la adjudican al Papa Benedicto XIII, pues creo que era muy cabezón y se había empeñado en poner o quitar la Sede del Papa en Roma, otros la querían en Aviñón. Total, que si yo aquí, que si tu allí el buen hombre (porque aunque era Papa tambien era hombre), como digo el buen hombre que, creo que era aragonés, se quedó siendo amo y señor de la frasecita, o sea, que aquel que no cede es que sigue en sus trece.
Yo no soy cabezona pero quiero seguir enarbolando bandera por todas las señoras que han hecho algo por la humanidad.
 Se da el caso que cada vez encuentro más mujeres que son y han sido muy listas, por eso se merecen mi admiración. Que conste que también hay señores. También tengo cosas buenas de ellos que ya contaré.
Hoy me he encontrado con una mujer que allá por 1949 patentó un libro mecánico, considerado hoy en día como el antepasado del actual dispositivo electrónico.
Esta señora, Ángela Ruiz Robles, fue la profesora que adelantó el libro electrónico.
Doña Angelita, que era española e impartía clases en la escuela de Magisterio de León estaba muy preocupada por dos cosas: la calidad de la enseñanza y también por algo que hoy continua causando más de un problema, el peso de los libros que los alumnos tenían que cargar. Por eso inventó el libro mecánico, con la idea de que todo lo que necesitaran los pupilos estuviese en este dispositivo, reduciendo el gasto de libros y el peso que cargaban los chicos en las mochilas.
Mantuvo el pago de su patente hasta su muerte, 1975, pero jamás lo vio comercializado. Ella no se desanimó, recorrió las mejores ferias de toda España y acudió en varias ocasiones al Ministerio de Educación para defender su invento, pero no lo consiguió. Tampoco logró que la tomasen en serio por ser mujer.
¡¡Que pena!!.
 "Doña Angelita, siento lastima de que no vea usted hoy lo que ideó en su día".
La voy a recordar todos los días de mi vida, pues leo mucho y me acuesto con mi iPad, donde mi hijo me regala tantos libros que me da la madrugada leyendo. Ahora, lo haré en su honor. MAESTRA.

Para animarnos un poco.   Mi homenaje a los maestros.

El profesor de Historia le pregunta al alumno.
-Daniel, ¿Qué me puedes decir de la muerte de Napoleón?
-Que lo siento mucho profesor.

La maestra dice:
-A ver Luis, ¿Cómo ves la escuela ideal?
-Cerrada señora maestra.

Jaimito le pregunta a la maestra:
-Maestra, ¿usted me castigaría por algo que no hice?
-Claro que no, Jaimito.
-Ahh, pues qué bueno, porque no hice los deberes.

El profesor dice:
-Díganme una palabra que empiece por "C"
Pepito responde:
-Huevo.
Entonces el profesor le pregunta:
-¿Donde lleva la letra "C" la palabra huevo?
Y Pepito dice:
-En la clara.

En la escuela un niño le pregunta a su maestra:
-Profesora, ¿a cuantos años se muere un burro?
-¿Por qué?, ¿Acaso ya te sientes mal?

En el examen le dice el profesor a un alumno que no ha sabido contestar a ninguna pregunta:
-Le haré una última pregunta, si la sabe, le aprobaré.
-¿Cuantos pelos tiene la cola de un caballo?
-Treinta mil quinientos ochenta y tres.
-¿Y cómo lo sabe?
-Perdone profesor, pero esa ya es otra pregunta.