lunes, 17 de febrero de 2020

También los pingüinos aman




                                                     Pingüinos enamorados.


    Hace unos días, concretamente el viernes día 14 de febrero, fue San Valentín, día que han cogido los enamorados para celebrar su día y, de paso, darle ganancias al comercio. Tanto de cositas, que luego no sirven para nada, como de flores.
Las floristerías se llevan la palma pues hay para todos los gustos y mejor aún, para todos los bolsillos.
No se donde habrá comprado mi vecino Raúl el ramo tan hermoso que le trajo a su esposa, claro que, por la noche, le dió una paliza de las que hacen época.
Otro vecino llamó a la policía, pero cuando llegaron, ella, Rosita, se abrazó a él diciendo que lo quería mucho y que era muy bueno. La culpa se la echó a que celebrando tan señalado día, habían bebido unas copitas de más...

Claro que también hay enamorados entre los animales, esta es la historia de unos preciosos pingüinos.

La pingüina se llama Marcusa, el señor pingüino se llama Mustafá.

Resulta que el macho vivía con su pareja, Pipa. Esta iba a tener un hijito, pero a la pobre se le atascó el huevo y murió de lo que nosotros diríamos...de parto.
El pobre Mustafá se quedó triste y solo. También se volvió huraño y no quería nada de nada con ningún congénere suyo, ni nuestro.
Por allí estaba una linda pingüina a la que decían sus cuidadores que era la "soltera de oro".
La presencia de esta nueva pretendiente alegró a Mustafá que dejó la reclusión voluntaria en la que se había sumido, para regalarle piedrecitas y rozarse el pico (dos signos de amor entre pingüinos).
Marcusa, que así se llama la linda hembra, le ha seguido el juego y cosa curiosa, desde el día de San Valentín la pareja ya comparte habitaculo.
Es más que posible que su relación sea muy duradera puesto que los pingüinos acostumbran a ser monógamos.
Todo esto ha ocurrido muy cerca, concretamente en el Aquarium de Barcelona.

Por lo tanto, quizá una día de estos, me monte en el AVE y me acerque a verlos.
Una historia tan bonita no se ve muy a menudo.

La de mis vecinos Raúl y Rosita y otras muchas, las vemos casi todos los días.


lunes, 10 de febrero de 2020

Recordando a Camila





                                                  Buenos Aires


    Siempre es grato recordar y hoy con mucho agrado recuerdo a la preciosa Camila:
Cuando apareció Camila por el jardín de mi comunidad, no se los años que tendría, pero era una niña muy pequeña, quizá 5 o 6 años.
    A mis vecinitos, niños como ella, no les gustaba jugar con ella. No la conocían y además, hablaba raro.
    Desde mi terraza los veía discutir y ella estaba un poco triste. Mi terraza está muy baja y los niños, siempre que tenían sed me pedían agua y me contaban mil una cosa, pero ese día, todos estaban pendientes de Camila.
    La niña era preciosa, rubia, con un pelo larguísimo que le llagaba más abajo de la cintura y la rareza que tenía en su modo de hablar simplemente, que...era argentina y tenía su gracioso acento que a los niños de mi jardín les parecía raro.
    Se reunieron todos bajo mi terraza y se sentaron en el césped a petición mía, ya que les iba a contar algo que quizá no sabían.
    Me dirigí a mis vecinitos diciéndoles, que si la niña hablaba así, era porque tenía el acento de su País, como nosotros tenemos los nuestros.
  También les expliqué, que si la niña hablaba Castellano, era porque su abuelo o bisabuelo habían nacido en España. Por lo tanto, tenía derecho a estar en la tierra de sus antepasados.
    Aunque eran pequeño, me escuchaban muy atentos y aproveché para contarles, que cuando nosotros acabábamos de salir de una guerra y ningún País reconocía a nuestro Gobierno, fue Argentina quien nos ayudó mandándonos trigo, maíz, legumbres, aceite y hasta huevos y carne congelada. Que por cierto, los huevos no llegaban muy frescos que digamos, pues los barcos tardaban tres meses en atravesar el Océano Atlántico.
    Si llegaba bien la carne congelada, pero mucha gente no la compraba porque les daba reparo. Una de ellas. era mi madre, pues decía que le daba asco verla tan tiesa...(lo que es la ignorancia), yo era muy pequeña, pero me acuerdo de que nos quedamos sin probar los ricos filetes argentinos.
    Los niños de mi jardín me escuchaban con mucha atención y yo seguí con mi discurso.
    Creo que fue por el 2002 cuando en Argentina tenían algún "jaleillo", cuando apareció Camila y su familia y...muchos más.
    Me parece que hizo efecto mi perorata y desde ese momento se portaron muy bien con Camila, tal es así, que, a los pocos días, la niña entraba y salía del jardín, como" Pedro por su casa".
   Le gustaban mucho mis plantas y le regale un Cactus.
    Un día me presentó a su madre y siempre que me veía la niña, me decía muy alegre que el cactus ya tenía hijitos.
    Hace unos días la ví, hacía mucho que no hablaba con ella. Ya es toda una mujercita. Nos saludamos y noté con placer y pena, que había perdido su acento porteño. Se lo dije. Se echó a reír y dijo que sí, que ya no se le notaba. Le contesté.
-Tu ya eres de los nuestros.
Las dos nos echamos a reír, me dio un beso y nos dijimos adios.
    Sigue siendo rubia, sigue siendo bonita y ya es toda una señorita..."española"

lunes, 3 de febrero de 2020

Suspense





                                                    Avión Canadiense.


    En estos momentos estamos muy pendientes de los 140 pasajeros que sobrevuelan Madrid desde esta misma mañana.
    Casi todos los madrileños estamos siguiendo con mucha expectación que llegue la hora de que aterrice sin novedad.
    Este avión que veis en la imagen es el mismo que está sobrevolando toda la Comunidad de Madrid desde hace muchas horas.
    Todo ha empezado cuando todo estaba aparentemente tranquilo. El Avión ha despegado, pero con tan mala fortuna, que en ese momento una de las ruedas del tren de aterrizaje a explotado, no queda ahí la cosa, pues estando en el aire se les ha estropeado un motor.
    Les era imposible aterrizar, pues llevando todo lleno de combustible había riesgo de explosión.
    Enseguida todos los entendidos se han puesto manos a la obra, como se suele decir, y han decidido que agotara el combustible y regresara al aeropuerto de Barajas para aterrizar, cosa que hará dentro de unos minutos y que yo os contaré a los que estáis lejos pues yo que veo el aeropuerto muy cercano, ya que estoy a 5 kilómetros aproximadamente y como estoy en alto veo las pistas, no me pienso mover de casa hasta no saber a ciencia cierta el desenlace, que espero sea bueno.
    Está previsto que a las 7:30 de la tarde ya esté en suelo firme, solo pensamos que tanto el pasaje, como toda la tripulación salgan bien y por su propio pie aunque tenga que hacer noche otra vez en los madriles. Con mucho gusto los acogeremos.
    Ultima noticia:

ATERRIZA SIN PROBLEMAS EL AVIÓN EN EL AEROPUERTO DE BARAJAS.

Final feliz.

No os podéis imaginar como estamos de contentos. Todo son felicitaciones para el Comandante de la nave y toda la tripulación.

Nos hemos enterado de que las piezas que se desprendieron del tren de aterrizaje entraron el el motor.
Los equipos de emergencia han estado en todo momento preparados para atender posibles daños.

Quizá hoy no sea muy agradable ni simpática esta entrada, pero la verdad es que mi animo no estaba para chistes ni charlas graciosas, lo siento.
Otro día será mejor.
En estos momentos quizá todos los españoles lo sepan, yo lo cuento para aquellos más lejanos. Hace varios años, uno de mis amigos más queridos vivía en Canadá, espero que no fuera nadie de su familia en este vuelo.

Hoy ha sido un mal día para el aeropuerto internacional de Madrid-Barajas, pues a las 12 del mediodía (si era poco lo que tenían con la nave canadiense), no se le ha ocurrido otra cosa a algún gracioso que ponerse a volar su Drone allí mismo, o sea, en el mismisímo aeropuerto. Por este motivo ha estado cerrado más de dos horas.
 Siento haber sido portadora de, casi, malas noticias.


 

lunes, 27 de enero de 2020

Perros blancos





¡¡Hay que ver cuantos perritos hay en mi barrio!!
Con pena digo que a la pobre de mi vecina se le ha muerto una preciosa perrita, pero como todas las cosas, ha sido de vieja. Tenía artrosis, apenas veía y también estaba sorda la pobrecita. Pero bueno, con todo y eso, no nos faltan perros y "perras", que de todo hay.

Esto me ha recordado que hace un tiempo, dos viejos amigos que hacía muchísimo que no se veían se reencontraron mientras daban un paseo por el parque cercano a su casa.
Empezaron a hablar de sus experiencias compartidas, de sus amigos comunes, de las historias del pasado que les habían dejado una huella imborrable y, ya al final, llegaron al presente.
-¿Y cual es tu actual ocupación?, preguntó uno de ellos.
Y el otro respondió lleno de orgullo:
-No te lo vas a creer, pero colecciono perros blancos.
-¿Que quieres decir con eso de perros blancos?
-Pues que ya tengo más de 20 de distintas razas. Contestó pareciendole lo más normal del mundo.
-Debes de ganarte muy bien la vida para haber comprado tantos animales, volvió a insistir el buen hombre sin salir de su asombro.
Y el propietarios de semejante colección le confesó:
-No he tenido que invertir ni un euro, son animales que me encontré abandonados por la calle.
-Eso que me cuentas es imposible, yo voy cada día por la calle y no encuentro ninguno y menos de color blanco, argumentó el amigo.
-La diferencia es que yo los busco y tu no, sentenció finalmente el coleccionista.

La moraleja es que en la vida hay que estar siempre atento a las oportunidades. La suerte no llega, hay que ir a buscarla.

No tengo ningún chiste de perritos, pero ahí va uno con un ...león:

El propietario de un circo necesita un domador y pone un anuncio.
Aparecen dos, un hombre de buena apariencia, de unos 60 años de edad y una espectacular rubia de 25 años.
El dueño del circo les dice:
-Vamos directos al grano. El león es muy fuerte y mató a los dos últimos entrenadores. o ustedes son realmente buenos o no van a durar ni un minuto. Aquí tienen el equipo: el banco, el látigo y una pistola. ¿Quien quiere ser el primero?
La rubia dice:
-¡Yo!
Haciendo caso omiso del equipo rápidamente entra en la jaula. El león ruge y corre como loco hacia la rubia. Cuando llega a un metro de distancia, la rubia se saca el vestido quedando completamente desnuda.
¡El león se detiene en seco! Se acerca lentamente, se acuesta y le lame los pies. Poco a poco, va hacia arriba lamiendo todo el cuerpo de la mujer. El dueño del circo muy impactado dice:
¡Nunca en mi vida he visto nada como esto! Se vuelve hacia el otro candidato y le pregunta:
-¿Usted puede hacer lo mismo?
¡-Por supuesto y mejor aún! Pero primero saque al león...

lunes, 20 de enero de 2020

Un duro al mes...

                                         Billete de cinco pesetas, o de Duro.



      Siempre le cambiamos el nombre a las cosas, en este caso, un duro, le llamábamos a las cinco pesetas de curso legal. (Que por cierto, me ve mi hijo escribiendo y dice que el no ha conocido ese billete).
    Este billete de cinco pesetas es el que yo mas he conocido, claro que yo soy muy mayor, pero vayamos a lo nuestro.
    Hace muchos años, la gente compraba muchas cosas pagando cinco pesetas al mes, o sea, un duro.
Recuerdo perfectamente, que en los años de mi niñez los señores llevaban, la mayoría, unos relojes de bolsillo que además le daban cuerda todos los días si no, se paraban y tenían que ponerlo otra vez en marcha.
    Uno de ellos era mi padre. Tenía un precioso reloj en el que todos mirábamos la hora. Lo tenía en un clavo puesto en la pared y solo lo cogía cuando se marchaba. Entonces, se lo metía en el bolsillo de turno y nos quedamos sin saber la hora hasta que volvía del trabajo, así día tras día.
    Cuando empezaron a asomar los relojes de pulsera, el que más y el que menos quería uno y, si tenía la suerte de poder comprarlo, no os podéis hacer una idea lo tontito que se ponía enseñando dicho reloj a diestro y siniestro.
    Como es natural, mi padre, todavía un hombre joven, tenía más ganas de un reloj de pulsera que un hambriento un trozo de pan.
    Como la que llevaba los pantalones era mi señora madre, el pobre ni tenía reloj de pulsera, ni dinero para comprarlo.
    Una noche cuando llegó del servicio, venía muy sonriente y contento. A nadie, mejor dicho a nosotros los niños, no nos pasó desapercibido que a papá le pasaba algo, pues estaba muy alegre. Empezamos a cenar y él seguía sonriente, más bien contentisimo.
    No dijo nada pero hacía muchos aspavientos con su brazo izquierdo (ahora que lo pienso, lo que quería era enseñarnos tal "joya").
    De repente unos de mis hermanos que lo descubrió dijo:
-Papá tiene un reloj en el brazo.
    ¡¡Dios mío, la que se armó!!
    Los niños, todos, queríamos ver ese artilugio que llevaba papá en el brazo y decía la hora que era. Pero cuando lo descubrió mamá, todo se desmoronó:
    -Que si muchas ganas tenías tú de un reloj de pulsera.
    -Te habrá costado una fortuna.
Que si fue que si vino, el caso es que la fiesta terminó. Nos mandaron a todos a la cama y el pobre de mi padre no hacía más que disculparse diciendo que lo iba a pagar a un compañero que los vendía...a un duro al mes.
    Mi madre no daba su brazo a torcer y no paraba de decir que íbamos a comer todo el mes RELOJ.
Pasados unos días, mi padre se fue a hacer unos ejercicios espirituales pagados por el Ayuntamiento de Madrid a Pozuelo de Alarcón.
    Creo que duraban 7 días y los hacían por turnos voluntarios todos los funcionarios que querían. Yo creo que mi padre fue por no oír a mi madre darle la murga con lo del reloj.
    Yo era muy pequeña, creo que tenía 10 años y no se que pasaría  a la vuelta de mi padre de dichos ejercicios espirituales. Lo que si se, es que, pasados 9 meses nació otro de mis hermanitos, ya eramos 5. Mi madre, ilusa ella, quería que naciera rubio, pues no le haría más ilusión que tener un hijo rubio.
¡¡¡Pero si mi padre era un morenazo, ella también, aunque más clara y nosotros todos mas bien morenetes!!!
    En fin, el niño era precioso, pero puedo asegurar que fue el más moreno de todos. Tal es así, que le llamábamos..."El negrito" .
   Pasado el tiempo, mi madre le regaló un día de su cumpleaños un magnifico reloj, mejor que el que se compró pagando cinco pesetas al mes.
    ¡¡Claro, que, los tiempos cambian!!




lunes, 13 de enero de 2020

¡¡Que rico está el café!!


Melitta Bentz.




Los que son muy jóvenes y les gusta el café, no saben lo que pasamos antes, los más mayores, para colar tan rico cafelito.
Yo recuerdo que en casa de mis padres había coladores de varios tamaños, pero lo que no faltaba era uno que le llamábamos "la manga" y era el que colaba bien, bien el café.
Todo ello claro esta, hasta que llegó esta maravillosa mujer e inventó los filtros para café. Se llamaba Melitta Bentz. Hoy lleva su nombre una estupenda cafetera que casi todos tenemos en casa. Os cuento...
Si hoy disfrutamos de un rico café con la única preocupación de saborearlo, es gracias, en parte, a Melitta. Esta alemana, nacida en 1873, se hartó una mañana de beber café demasiado amargo porque se servía con unos coladores que dejaban la taza llena de grumos y residuos.
 Después de intentar filtrarlo con una tela de lino y probar otros apaños, se le ocurrió utilizar un secante de los que utilizaban sus hijos para evitar los borrones de la pluma estilográfica. Lo puso sobre un bote de latón y, a continuación, echó un puñado de café molido en el papel y fue vertiendo lentamente agua caliente. El líquido que iba llenando el recipiente era el café llamado goteo, limpio, bien filtrado, sin grumos y con un sabor mucho más agradable.
Aquel innovador sistema tenía otra ventaja, ya que la tarea de limpieza era más sencilla y, básicamente, consistía en tirar el filtro usado a la basura sin tener que preocuparse de los posos.
Melitta llamó a este nuevo método "la manera perfecta de disfrutar el café"
Después de poner a prueba su invento con amigos, vecinos y conocidos celebrando las "tardes del café" en su casa, en junio de 1908, la señora Bentz patentó aquel filtro de papel y, poco después, consiguió abrir su primera fabrica.
En la actualidad, Melitta Group emplea a más de 4.000 personas y factura 1.500 millones de euros anuales.
No quedó ahí la cosa, pues cuando una mujer se propone algo, lo consigue. Siempre trató con con justicia a sus trabajadores. Así, estableció la paga extra de Navidad, un incremento de 6 a 15 días de vacaciones pagadas al año y redujo la jornada laboral a cinco días semanales.
¡No hay duda de que tomar un buen café por la mañana ayuda a tener las mejores ideas!


Café filtrándose.



Manga colador

Como soy muy mayor, yo también he usado todos estos artilugios. La primera cafetera electrica, que por cierto era una Melitta, me la echaron los señores Reyes Magos hace varios años.
Además de saber muy bien el café, también hay que reconoces que es más limpio que por ejemplo la dichosa "manga" que siempre estaba negra.
 Si la lavabas, resulta que ya el cafelito no sabía igual, en fin, viva el progreso.


lunes, 6 de enero de 2020

Cuando un amigo se va...


                                                                      Víctor

Hay veces que escribir lo hacemos con alegría, sobre todo de saber que quizá hagamos feliz a alguien con nuestras letras, bien por hacer gracia, o bien por saludar simplemente a los que nos leen, cosa que yo particularmente agradezco mucho.
Sin embargo hoy no me salen como yo quisiera.
Los que me seguís sabéis lo mucho que he escrito de mi buen amigo Víctor. La mayoría de las veces contando cosas que a su vez él me contaba. Unas, de su buen hacer como policía de Coslada, San Fernando e incluso estuvo destinado en Barcelona. Pues bien, Victor ha muerto.
Murió en 31 de diciembre.

Aquel policía que llevó a un mendigo a cenar a su casa el día de Nochebuena.

El mismo que después de recoger a un maleante, al que habían abandonado sus compinches herido y Víctor y su compañero de patrulla le llevaron al hospital para salvar su vida, cosa que hicieron. Y que cuando se repuso y un juez le mandó a la cárcel de Alcalá Meco, Víctor iba a verle y le llevaba comida ropa e incluso le daba dinero para que llamara a su madre por teléfono, pues ella vivía en Valladolid.

El mismo que evitó que una familia abortase porque no podían mantener a más niños y Víctor con sus palabras de ánimo evito que lo hicieran. (Luego fue el padrino de una niña que nació y según él, era preciosa.

Yo he contado muchas cosas de él, también hubo una temporada que todos los sábados nos mandaba chistes, que muchas veces yo he contado en mi blog.

Decía Santa Teresa:
Un Santo triste, es...un triste Santo.
Creo que nuestro amigo Víctor, era un Santo alegre.

En cierta ocasión, que nos encontrábamos en una comida de la fiesta de la Policía Nacional y al perderle la pista, cuando le encontré le dije:
-No te he visto en mucho rato. Él me contestó:
. Siempre estoy donde hay comida. Los dos nos reímos.

Quizá si alguien me pregunta le contaré más cosas que me ha dejado escritas en una carpeta, todas ellas vivencias suyas.

Ahora os mando algunas fotos suyas.



Todos se hacían fotos con Victor, yo tambien.


El día que le dieron la placa, con el Alcalde don Raúl.



Un grupo de comensales. 
 


Con el Jefe Superior de Policía



Deseo que tanto Manoli (su esposa), sus hijos y nietos se recuperen de tan grande pérdida.