domingo, 19 de agosto de 2012

Hoy hace un año

Hoy hace un año que participamos en el más grande y más hermoso Vía Crucis que jamás vi. Estábamos desde Atocha hasta Colón, no se podían contar las personas que había de todas las edades. Yo era una de las voluntarias junto con mis compañeras de mi Parroquia.
Esta mañana cuando entrábamos en la iglesia, allí estaba Susana, nuestra coordinadora, recordando lo bien que lo pasamos. Estuvimos trabajando con un grupo de italianos maravillosos. Dándoles un desayuno frío, que se componía de: Zumo, leche con cacao y un bollo. No importaba que fuese río, pues por aquellos días en Madrid, superamos los 4oº.
Jamás pensé que a mis años pudiese hacer lo que hice y con ese calor agobiante.
Estábamos despertando a los peregrino a las 7 de la mañana, después cada cual iba a la catequesis que le correspondía. En nuestra Parroquia como la catequesis era en español, tuvimos la suerte de conocer a Monseñor Ortega, el cubano, como yo digo. Fue como estar en el Cielo, de vez en cuando nos preguntaba: - Se puede decir esto aquí? Refiriéndose a algo de lo que nos estaba comentando, nosotros le respondíamos que si, pues gracias a Dios, nosotros no tenemos censura.
Ya nos habían advertido que venía acompañado por gente de la Embajada de Cuba, o sea, espías.
Yo mientras le escuchaba, no dejaba de mirar a ver si descubría a algún espía cubano, de pronto veo en la última fila de bancos a dos hombres vestidos de oscuro, pantalón gris y polo azul, me dije, ¡ ya está! esos dos son. Ya no pude quitarles  los ojos de encima. Después de su hermosa charla y antes de empezar la misa...veo que esos dos hombres, que yo no paraba de mirar, se levantan, se van hacia la sacristía...me digo: - Ya está, algo ha dicho y lo van a detener. En ese momento, sale Monseñor Ortega, mi Párroco, el Diácono y...los dos "espías"...que no eran otra cosa que sacerdotes, todos ellos a decir una misa solemne y maravillosa. (Mi imaginación no tiene límites)
Estuvimos cuatro días con peregrinos de habla hispana, de Cuba, Perú y Colombia, nos hicimos fotos y de todos guardamos un maravilloso recuerdo.
Como digo antes, el día 19 de agosto de 2011 a las siete de la tarde, empezó ese maravilloso Vía Crucis. No era solo por lo que encerraba, si no por tantos que allí nos reunimos. ¡Que maravillosos los jóvenes! Y que maravillosos todos los que vinieron de todas las ciudades de España, de Europa, de África, de América y de todo el mundo católico.
Hoy quiero mandar un recuerdo a mis compañeras más cercanas, que fueron: Susana, Pilar, Pili, Rebeca, Viky, Bienvenida y Rosario, que me hizo un gran favor que no olvidaré jamás.
A todas, aunque las veo todos los domingos, las recuerdo con cariño. ¡Ah, y a Juan, esposo de Susana que aunque no era voluntario oficial, nos ayudó muchísismo y los jóvenes italianos se llevaban un buen recuerdo de él.
Y a todos los que vinisteis de fuera si leéis esto, que sepaís que siempre os estamos esperando.
ABRAZOS A TODOS

12 comentarios:

  1. ESO ES LO QUE CONLLEVA EL SER VOLUNTARIO........QUE SE PASA FENOMENALMENTE BIEN Y LUEGO SE MANTIENE EN EL RECUERDO POR SIEMPRE. ADEMÁS ESTÁ TAMBIÉN LA SATISFACCIÓN QUE SE SIENTE POR EL TRABAJO REALIZADO.BESOTES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad Charo, es muy hermoso decir aquello de "Misión cumplida"
      Se siente uno satisfecho de haber hecho algo por los demás.

      Un beso

      Eliminar
  2. Felicitaciones por tu tarea Ma.de los Angeles, y además es lindo para quienes participaron tu recuerdo y agradecimiento, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Cristina, fue todo un placer servir a Dios a la Patria y al prójimo.
      Me he puesto un poco seria pero fue muy hermoso todo.
      Un beso

      Eliminar
  3. Eventos que siempre dejan buenos recuerdos, que pocas veces se olvidan. Me alegro por ti y por tu labor.
    Eso de que: tu imaginacion, no tiene limites, hay de quien se atreva a dudarlo...
    Un beso grande y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pluma y Data, gracias por todo.

      Un fuerte abrazo y un beso

      Eliminar
  4. El Voluntariado engrandece y satisface a uno en toda su dimensión.
    Hablo por experiencia, porque yo soy el Presidente de Manos Unidas en mi Pueblo (debo ser el único hombre de Presidente en España) y cuando hacemos algo por toda esa gente; el grado de motivación y Felicidad es impresionante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que gran labor la que hacéis todos los de Manos Unidas de España!
      Tienes mucha razón es un trabajo que os engrandece.¡¡¡Felicidades!!! Amigo Pedro Luis.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Fueron días maravillosos, me hubiese gustado vivirlos como tú pero no pudo ser, lo viví de otra manera pero también me enriqueció.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maribel, ya se como lo viviste y también que fue muy enriquecedor para ti, máxime cuando tu niña estaba en Madrid y tu quizá, pendiente de ella.
      Para todos nosotros fue superior.

      Un beso

      Eliminar
  6. Cuando vives intensamente esos sucesos importantes te llenan de GRACIA y te marcan el ALMA para siempre. Muchos saludos y agradecido por lo que compartes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti y a todos los que me siguen Lao.
      Tienes razón, eso no se olvida jamás.

      Un saludo afectuoso

      Eliminar