lunes, 12 de noviembre de 2012

Una vecina

Las vecinas son a veces un paño de lágrimas `para cualquiera, como aquella frase de los tres Mosqueteros," una para todas y todas para una".
Aunque todavía no tengo mi lindo pie curado del todo, hoy he decidido hacer unas compras, claro está, por mi barrio.He salido muy entusiasmada, pero aunque ha sido corto el camino he tenido que coger el Bus para volver, ya casi no podía caminar.En el Autobús venía una vecina que vive muy cerca de casa, nos hemos saludado y juntitas como buenas vecinitas empezamos nuestra charla,¡¡¡Faltaría más !!!
Hemos empezado la charla por los hijos, ya los tenemos criados pero siempre son tema de conversación.
Esta señora se quedó viuda muy joven, con tres niñas pequeñas, lo que yo no sabía era como murió su esposo.
Resulta que estaban unos obreros del entonces Gas Madrid arreglando una avería. Habían levantado la tapadera redonda que estaba en una de las aceras de la vía pública.
Primero entró uno de los obreros para ver la avería, como tardaba, bajó el otro compañero y ninguno de los dos salía de aquella alcantarilla.
La gente que los había visto entrar se preguntaba por que no salían, pues según algunos llevaban mucho tiempo abajo. Unos decían que llamar a la compañía del gas, otros que había que llamar a la policía, otros...En ese momento llega Agapito (el marido de mi vecina), pregunta que  es lo que pasa, "los entendidos" que están allí le informan que dos obreros han entrado en la alcantarilla ya hace mucho tiempo y no salen. Este hombre valiente dice que va a ver lo que ocurre.
Algunos le dicen que no entre, pero el buen hombre no puede consentir que les pase algo malo...entró en el túnel, del cual no salió hasta que llegaron los bomberos y sacaron a los tres cadáver.
Regina (mi vecina), seguía contando su relato que la verdad es que da mucha pena, pero claro con el paso de los años, de esto hace 20, pues claro las cosas se ven de distinta manera y siguió diciendo.
A las dos viudas de los obreros de Gas Madrid, les quedó una pensión de viudedad, pero a mi, como el G...de mi marido fue voluntario a la muerte, me quedaron tres hijas que iba a ser más fácil acertar una quiniela que casarlas, porque son más feas que...fíjate bien, encima tienen toda la cara de mi suegra, que a fea no hay quien la gane ¿Conoces a mi suegra? Me ha preguntado. Yo he contestado que no, pero ella me ha dicho que tiene toda la cara de la mujer de Popeye...pero sin pelo.
La pobre a pesar de lo mal que lo ha pasado aún tienen ganas de reírse de su propia tragedia.

10 comentarios:

  1. muy bueno Gata! Si te lo propones una vecina puede ser casi mas que una hermana, como en el caso de Adela, mi esposa, que es una experta en cultivar buenos lazos. Por ejemplo es el apoyo afectivo de una señora que terminó amiga de los dos por las alegrías y penas compartidas. Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lao, ya me gustaría estar junto a tu esposa Adela y ser su amiga.
      Desde aquí os mando una abrazo a los dos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Maribel, gracias y que tu también lo pases bien.
      Un beso

      Eliminar
  3. Es bueno tener vecinas con las que compartir, yo tengo una que vive sola y siempre que necesita arreglar o solucionar algo me llama, nos llevamos muy bien. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo a mi vecina Ana que es la mejor persona que he conocido.
      Las dos nos queremos mucho.
      Un beso

      Eliminar
  4. El tema es para detenerse en él... pues lamentablemente casi todo en la sociedad funciona así unos buenas pagas por realizar su trabajo y la otra persona por humanidad sinplemente a enterrar...
    Gracias Mª Ángeles que te recuperes pronto de tú pie.
    Saludos Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, ya camino mejor. Y como bien dices, unos tienen más suerte que otros pero así es la vida.
      Un beso

      Eliminar
  5. Ma.de los Angeles, de verdad que es fuerte esta mujer, y muy sincera además, porque para cada madre sus hijos son los más hermosos, ella no se engaña, en fin, lo mejor es que son buenas vecinas y se pueden acompañar, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de fuerte ha salido adelante muy bien, sus hijas tienen buenos empleos, aunque ella quisiera casarlas, jajaja.
      Un beso

      Eliminar