jueves, 29 de agosto de 2013

Accidente y misterio

Un matrimonio viajaba con su hijo pequeño de noche por una carretera prácticamente abandonada, sus continuas curvas, la estrechez de la calzada y la espesa niebla hacía que aventurarse por ese camino al filo del abismo fuera realmente peligroso.
De improviso  una mujer con la ropa ensangrentada se cruzó en la carretera obligando al padre de familia a frenar en seco, tras el susto, el señor bajó del coche con la intención de ayudar, la mujer muy alterada y llorando les explicó que había tenido un accidente y su coche había caído por el barranco.
La mujer le rogó que la ayudara ya que su bebé  aún se encontraba en el vehículo atrapado y ella no podía sacarlo sola. La caída era de varias decenas de metros y de no haberle avisado la mujer, hubiera sido imposible localizar el coche de tanta vegetación que había y probablemente nadie hubiese encontrado al bebé.
El señor, guiado por el llanto del bebé lo rescató.
Al rato, subió muy nervioso con el bebé en brazos. Se metió en el coche rápidamente con el bebé y le dijo a su esposa e hijo que hicieran lo mismo.
Arrancó el auto y se fueron. Su mujer, muy asustada, le preguntó que por qué se iba con el bebé sin buscar antes a la mujer. El marido le dijo que en cuanto llegaran a la próxima gasolinera se lo contaría.
Cuando llegaron, el hombre le contó que cuando bajó encontró el vehículo accidentado, vio a la mujer que les había dado el aviso, muerta. Estaba muy fría probablemente el accidente se había producido horas ante de que ellos pasaran por ese punto.
Probablemente, el espíritu de la mujer era el que había pedido ayuda para que salvaran a su hijo.
¡¡¡QUE HERMOSO AMOR DE MADRE!!!

12 comentarios:

  1. Este cuento es estremecedor ¿Ocurrió realmente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Amílcar. No se si ocurrió realmente pues yo lo he leído en una revista de misterios.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Se me han puesto los pelos de punta. ¿será cierto? Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo se Hada, pues lo leí en el "Muy interesante"

      Un besito

      Eliminar
  3. Estoy como el Hada, Ma de los Angeles, aun me recorre un escalofrío, hermosa historia de amor filial, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te asustes tanto María Cristina, pues como ya se nos han terminado las vacaciones, estoy recopilando cosas para teneros asustaditos todo nuestro invierno, o sea, tu verano.

      Un beso

      Eliminar
  4. Impresiona el cuento pero en la realidad ya sabemos que las madres hacemos cualquier cosa por los hijos.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón del mundo, como el Cid Campeador, hasta después de muertas.
      Un beso Charo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias por tu visita RECOMENZAR, seguiremos en contacto.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Hola María Ángeles, tras casi tres mese de vacaciones, ya estoy aquí.
    un buen relato, no esperaba ese final. Existen fenómenos inexplicables, pero suceden.
    Gracias
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡Vaya vacaciones sor Cecilia!!!
    La hemos echado de menos, pasaré por su blog.
    Gracias por su visita.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar