viernes, 7 de agosto de 2015

"Los niños fantasmas"

Esto ocurrió en los años 40. Una pequeña localidad de EEUU vive una tragedia sin igual. Un autobús cruzaba la intersección entre la carretera y la vía del ferrocarril cuando se quedó atascado justo a la mitad de la vía.
En ese momento el tren se estaba acercando a gran velocidad y, sin poder frenar, arrolló violentamente al vehículo; un autobús escolar.
Los habitantes de la zona jamás se recuperaron de lo que allí aconteció. Diez de los niños y el conductor murieron en el impacto.

Desde ese fatídico día, se cuentan por numerosos los informes sobre conductores que aseguran haber escuchado voces y risas de niños mientras esperan a que suba el paso a nivel.
Otros testigos afirman que si un coche se detiene justo sobre las vías del ferrocarril, pequeñas manos invisibles lo empujan hasta el otro lado de la vía.
Muchos creen que son los pequeños  intentando evitar más accidentes y salvaguardar a otros del destino trágico que ellos no pudieron sortear.
Se cuentan también por muchas las historias de personas que aseguran haber parado el coche a conciencia en medio de la vía.
Explican que si cubres el parachoques con harina puedes ver cómo quedan marcadas las pequeñas manos de los niños que empujan el vehículo hasta el otro lado de la vía para poner a salvo a sus ocupantes.

No me parece terrorífico este relato, al revés, lo encuentro muy tierno. No se como lo verán otras personas.
Yo, desde que he conocido a un Sicólogo o Psiquiatra junto a la orilla del Mar ambos tumbados en una hamaca, el cual no para de contarme cosas rarísimas; estoy que no vivo. No de miedo, no, simplemente deseando que me vuelva a referir casos que él está o ha estado tratando. Su esposa está muy contenta pues dice que mientras me las cuenta a mi, se libera ella, pues como ya conté, el buen hombre ha tenido que dejar la consulta, no podía soportar las cosas que le contaban los pacientes.
Creo que como le siga escuchando, la que va a tener que ir al Siquiatra, voy a ser yo...Pero me gusta escucharle.

Un poquito de humor.

Pasa un coche a toda velocidad. Los policías lo ven y lo reconocen:
-¿Ese no es el que paramos la semana pasada?
Deciden seguirlo y lo paran:
-Y el carnet?
-No me digan que me lo han perdido.

Una pareja de novios en la cama...Él dice:
-Amor mío, no desayuno pensando en ti, no como pensando en ti y no ceno pensando en ti. Y por la noche, cuando me acuesto, no puedo dormir.
-¿Pensando en mi?
-No, nena, de hambre.

Buen fin de semana.

6 comentarios:

  1. Historias de milagros, cómo decir si son ciertas o nó? Hay tanto que desconocemos, cómo vamos a atrevernos a descreer? Espero que puedas digerir las historias de tu nuevo amigo, mi hija también es psicóloga, hizo cinco años de consultas y no quiso más, ahora es consultora empresarial ja! Otro lío! pero esa es otra historia. Un abrazo Ma de los Angeles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que los Psicólogos lo tienen muy duro pues los pacientes están la mayoría...desquiciados.
      Espero que tu hija haya encontrado estabilidad en su trabajo.
      Un abrazo María Cristina.

      Eliminar
  2. Ah, me olvidaba, muy buenos los chistes como siempre, hoy mi hijo está con la novia, se los muestro a la vuelta, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, a ver si busco más para la próxima.

      Otro abrazo

      Eliminar
  3. Una historia muy curiosa que yo la metería dentro de la parapsicología, por cierto me encantaría poder escuchar a ese Psicólogo sus historias. Los chistes muy buenos:-))
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como verás estoy entusiasmada con mi amigo el Psicólogo. Me encanta las cosas que me cuenta. Le he dicho que las publico en mi blog y está encantado, dice que así se amplía su "consulta"
      Un beso Charo

      Eliminar