martes, 26 de enero de 2016

Niños majos

Todos los niños son muy, pero que muy majos, claro que unos lo son más que otros. Hoy me he encontrados con dos angelitos muy tiernos y a la vez, buenos e inteligentes, vamos, como casi todos. Vamos a exceptuar a esos que se ponen de vez en cuando cabezotas, que los hay. También, a los que además de ser cabezotas les importa un pito lo que hay a su alrededor.
Mis niños de hoy tienen toda mi gratitud y mi admiración:

Mi primer niño le preguntó un día a su profesora qué era el amor. La maestra, entonces, les dijo a los alumnos que dieran una vuelta por el patio de la escuela y trajeran cosas  que invitaran a amar o que despertaran en ellos el sentimiento del amor.
Cuando todos regresaron, empezaron a mostrar lo que habían encontrado:
-Yo he traído esta flor...¿A que es bonita?, dijo un niño. Otro comentó:
-He encontrado este pajarito en un nido, ¿no es gracioso?
Al terminar, la maestra advirtió que una de las niñas no había traído nada.
-¿Y tú?, le preguntó. ¿No has encontrado nada que puedas amar? La niña, tímidamente, respondió:
-Vi la flor y sentí su perfume. Pensé arrancarla, pero la dejé para que exhalase su aroma durante más tiempo. Vi también mariposas llenas de color, pero parecían tan felices que no intenté coger ninguna. Vi al pajarito, pero al subir al árbol, note la mirada triste de su madre y bajé sin nada...Traigo conmigo el perfume de la flor, la libertad de las mariposas y la gratitud que note en los ojos de la madre del pajarito. ¿Cómo puedo, entonces, enseñaros lo que he traído?, concluyó la pequeña, emocionando a la maestra, que le dio las gracias y le dijo que había sido la única en darse cuenta de que lo que amamos no es un trofeo y que el amor siempre lo llevamos en el corazón.

Este pequeño relato no se si es historia o una enseñanza de Psicología. Lo que cuento ahora, si que es cierto y ha ocurrido hace muy pocos días en Inglaterra.

Poco antes de Navidad, una niña de 3 años salvó las vidas de su madre y de su hermanito aún no nacido.
Catherine, estaba embarazada de ocho meses cuando se cayó por la escalera y se quedó inconsciente.
Entonces, su hija, Emma, hizo lo que le habían enseñado: llamó al 999, el teléfono de emergencias británico, y dijo:
-Mamá se ha caído y tiene un bebé en la barriga. Es muy grande, nacerá en Navidad.
La ambulancia no tardó en llegar y Emma les abrió la puerta. Se llevaron a su mami al hospital, pues tuvieron que provocarle el parto y el bebé nació bien.

Los niños pueden hacer muchas más cosas de las que pensamos ¡No les cortemos las alas!

Un besito a todos los niños del mundo. Especialmente a todos aquellos que buscan con sus papás la tierra prometida y están tardando mucho en encontrarla.

18 comentarios:

  1. Hola Maria Angeles.Tus relatos son preciosos y ejemplares.
    Te mando un beso desde Valencia, Mointserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras querida Montserrat. Me alegro que te hayan gustado las aventuras de estos niños. Lee un poco más abajo lo que me cuenta nuestra amiga Carmen Estany para que veas que no hay que ir muy lejos para ver niños ejemplares.
      Un beso bien fuerte

      Eliminar
  2. Ma de los Ángeles, los chicos nos sorprenden muy gratamente a veces, solo tenemos que darles el espacio para escucharlos y que se puedan expresar libremente, hermosas anécdotas, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es verdad María Cristina, los niños nos pueden sorprender siempre. Lee lo que nos cuenta un poco más abajo Carmen Estany.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Leí la historia, Ma de los Angeles, es impresionante cómo este chico actuó en ayuda de su familia, una maravilla, un abrazo!

      Eliminar
    3. Te informo maría Cristina, de que la mamá tuvo una preciosa niña y al día de hoy todos están bien. Según cuenta su abuelita Carmen, el niño es hoy un adolescente de catorce años y una gran ayuda para su mamá.
      Noticias así nos hacen ser un poco más felices.
      Un abrazo

      Eliminar
    4. Un final feliz, un abrazo Ma de los Angeles!

      Eliminar
  3. Mª de los Ángeles;estas anécdotas me han recordado un accidente que sufrió mi hija con el coche,Estaba embarazada de siete meses y llevaba consigo a sus dos hijos pequeños(2y4 años)gracias a Dios a los niños no les paso nada pero mi hija quedo inconsciente y con muchas heridas.Las personas que les auxiliaron quedaron impresionadas por la serenidad del mayor.Dicen que pedía auxilio en la carretera y no dejaba a su hermano de la mano;tambien que contestaba como un hombrecito a todas las preguntas.Los niños son mas valientes de lo que creemos y capaces de alguna heroicidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, me gustaría saber si tu hija y tus nietos están todos bien. Supongo que ya habrá nacido el nuevo hermanito.
      Dale un beso bien fuerte de mi parte a ese nieto tan valiente y maravilloso que tienes.
      Ya vemos que no hay que ir muy lejos para encontrarnos con un héroe, tenga los años que tenga.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Dos historias muy tiernas pues todo lo que sale de un niño está lleno de ternura......No deberíamos perder nunca al niño que todos llevamos dentro.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces actuamos como tales, pero más veces reaccionamos como energúmenos seres humanos. Aquí en nuestro país, aunque estemos a la greña unos con otros, no se nos ocurre hacer las barbaridades que cometen en otros sitios.
      Recemos para que sigamos así.
      Un besito Charo y que ¡vivan! nuestros niños.

      Eliminar
  5. Hay niños muy habilidosos a veces atinan más que los padres en una emergencia, una linda entrada con historia de niños, un placer leerte amiga.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi querida amiga Gladys. Te digo lo mismo que a mis anteriores seguidoras, lee lo que nos cuenta Carmen Estany, un poco más arriba, y verás que cerca tenemos niños maravillosos.
      Me ha dado mucha alegría tu visita.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Mª de los Angeles;gracias por interesarte por mi familia .A mi hija le costo mucho recuperarse, pero nació bien su hija.Los niños ahora ya tienen catorce y doce años y puedo decir que el mayor continua siendo un niño sereno y bueno y ha sido una gran ayuda para su madre.
    Recibe un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que todos estén bien, seguro que hoy aunque ya son adolescentes y buenos, todos estaréis muy contentos.
      Sigo mandando un beso bien fuerte a tus queridos nietos, muy especialmente al mayor, que supo a pesar de su corta edad, salvarlos de una desgracia.
      Un abrazo también para ti Carmen.

      Eliminar