lunes, 23 de mayo de 2016

Leyendas de Madrid

Tengo unas seguidoras, además de amigas y alguna vecina, que me leen cuando acuestan a los niños, ellas son muy amables y dicen que eso las relaja y además lo que más les gusta es cuando escribo algo de miedo o leyendas. Yo, que también soy "mi güena" con ellas las voy a complacer, aunque seguro que todos sabéis estas leyendas.
 Para empezar ahí va una muy madrileña, pues se desarrolla en pleno centro de Madrid:

Cuentan que en la calle Sacramento, cerca de la calle del Rollo, una noche desapacible caminaba un guardia de Corps, don Juan de Echenique cuando una voz de mujer proveniente de un balcón llamó su atención. El apuesto caballero no se lo pensó dos veces, subió la escalera y accedió a la lujosa casa donde encontró a la desconocida dama y pasó con ella una gran noche de amor.
Horas después, medio adormilado, el reloj de la iglesia de San Justo le recordó que debía volver al Palacio Real para el relevo. Salió de prisa del edificio y a la altura de la calle Mayor se percató de que había olvidado el espadín en el salón de su amante.
Regresó sobre sus pasos y al llegar a la puerta descubrió que la lustrosa casa lucía entonces un aspecto abandonado, un vecino al verlo titubear, salido a la ventana y le informó de que en esa casa no vivía nadie desde hacía más de cincuenta años.
Ignorando al informador, Juan de Echenique forzó la cerradura y accedió al lugar donde horas antes había yacido junto su amante. Sin embargo se encontró un escenario muy diferente: muebles tapados y cubiertos de telarañas y suciedad.
De pronto, reconoció un cuadro que ilustraba un retrato de la mujer con la que había pasado la noche. La fecha no dejaba lugar a dudas, fue pintado hacía más de cincuenta años. En ese mismo instante, abandonó la casa no sin antes descubrir su espadachín...ya mugriento.  Uffff. (Esto le tenía que pasar a más uno)

Otra, a ver si esta noche no duermen mis amigas:

Como ya sabéis, el Palacio Real lo mandó construir el bueno de don Felipe III, dicen que el "buen" señor, mandó cortarle las manos, la lengua y sacarle los ojos al arquitecto con el fin de que no repitiera otro igual. Suponiendo que sea verdad, también dice la leyenda que por las noches en algunas salas, se oyen gritos que da el arquitecto...
Yo por si acaso me cuidaré mucho de no pasar una noche en Palacio...ni siquiera un día.

Otra leyenda que corre por los mentideros de la Villa y Corte, dice, que cuando el rey Juan II llegó a Madrid, fue muy bien recibido por los madrileños (somos así).
Le obsequiaron con un osezno y su domador. Fueron instalados en el Campo del Moro (está junto a Palacio). El adiestrador amaestró al animal violentamente.
Una noche, el oso se escapó de su jaula y al día siguiente desapareció el domador. Contaban los centinelas que algunas noches se oían pisadas y gruñidos y gritos humanos.
Algunos incluso, afirman haber visto entre los árboles, las sombras de un animal y una persona que huía de sus garras.
Esta leyenda cobró fuerza con el paso de los años y dicen que aún hoy...se les ve por el Campo del Moro.

Yo estoy muy legos de Palacio y del Campo del Moro, pero tened mucho cuidadito los que paseáis por las noches por estos sitios por si acaso...lagarto, lagarto...

Los que vivimos en Madrid recordamos perfectamente cuando trajeron desde Egipto el Templo de  Debod  hace 40 años, fue traído piedra por piedra cuando hicieron la presa de Asuán.
Además de que  es un monumento milenario que nos cedieron los egipcios y tiene mucho que contar, no se salva tampoco de tener su propia leyenda madrileña, así dicen que, muchos visitantes al caer la tarde se sienten observados fijamente por un gato y no dudan en pensar, que puede tratarse del arquitecto reencarnado.

Pero, al llegar la noche, las únicas miradas felinas en el Templo de Debod, tienen que ver con otro tipo de encuentros, ya que como sabemos, se encuentras un poco solitario...

Espero haberos complacido, vuestros deseos son ordenes para mí. Ya me estoy preparando para daros otros buenos sustos dentro de unos días.

16 comentarios:

  1. Ay Ma de los Angeles, seguro tus amigas y vecinas habrán estado encantadas con tus historias, pero por las dudas se habrán tapado hasta la nariz al ir a dormir, eso hacía yo de chica por miedo, prepará nuevas historias, acá estamos esperando con un garrote en la mano por si se aparece algún fantasma, ah! la primera historia es mi favorita! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayan gustado, tú como mis vecinas sois buenas conmigo. Ya me han dicho algunas que les ha gustado.
      También piensa que hay muchos "fantasmas" que nos rodean sin darnos cuenta.
      Un abrazote María Cristina

      Eliminar
  2. Espero que tus amigas duerman con tranquilidad después de haber leído estas terroríficas leyendas.......yo al menos cómo estoy lejos de madrid dormiré bien :-) Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se lo que habrá pasado pero me ha dicho el marido de una de ellas que le cuente más, por lo visto se pasó la noche agarrada a su cuello, jajaja.
      Creo que habrá sido una excusa.
      Charo, ten cuidado, que "fantasmas" hay en todas partes.
      Un besito

      Eliminar
  3. A me encantan estas leyendas, así que muchas gracias. Besetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ti te gustan y yo encantada de ponerlas. Un beso trimbolera.

      Eliminar
  4. Maria,
    Sempre que faço aqui minha visita e leio seus textos saio encantado. Gostei muito de sua narrativa. Parabéns.
    Abraços.

    ResponderEliminar
  5. Hola Pedro, me alegro haberte entretenido con mis leyendas así conoces algo más de Madrid.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Mª Angeles, menos mal que te estoy leyendo por la mañana que si no..., yo en el lugar de tus amigas y vecinas cojo y nos reunimos todas y nos vamos a tu casa a dormir todas juntas y así no pasar miedo jeje, seguro que estarán muy contentas por estas leyendas que les has ofrecido ya que son muy interesantes, cuando vaya por Madrid ya me cuidare de no pisar esos sitios:), gracias por compartirlas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te advierto querida Piruja que Madrid tiene muchos más sitios "tenebrosos" jajaja. Ya te diré en otra ocasión cuales son, aunque quizá no los sepa todos. Pero no tengas miedo, hay muchas más cosas buenas.
      Un beso

      Eliminar
  7. Me encantó pasar por aquí, me gusta como escribes y relatas. Hoy he aprendido mucho leyendote, muchas gracias y muchas gracias por visitar mi humilde blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ti por tus palabras y por la visita, espero volver a tenerte aquí.
      Saludos Guillermo

      Eliminar
  8. Me encantó pasar por aquí, me gusta como escribes y relatas. Hoy he aprendido mucho leyendote, muchas gracias y muchas gracias por visitar mi humilde blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Me encantó pasar por aquí, me gusta como escribes y relatas. Hoy he aprendido mucho leyendote, muchas gracias y muchas gracias por visitar mi humilde blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no hay dos sin tres, ahora te mando un besito madrileño.

      Eliminar