lunes, 10 de octubre de 2016

Los Ángeles Custodios



Un año más hemos celebrado Los Ángeles Custodios Patronos de la Policía Nacional, no se si también son de la Policía Municipal, pues aunque mi padre era Brigada de este cuerpo nunca celebró patrón alguno, si lo hacía mi suegro, capitán de la Guardia Civil que como todos sabemos es la Virgen del Pilar. En los años que estuvo mi padre en activo no había festejos, ni siquiera libraban un día, sólo tenían un mes de vacaciones en el verano. Me parece muy bien que ahora tengan días de asueto, pero siento pena porque ni mi padre, ni sus compañeros tuvieron ese privilegio.
Fui invitada, como en años anteriores, por mi amigo Víctor (policía) compañero de la parroquia de La Santa Cruz.
Para hablar de Víctor hay que hacerlo en mayúsculas pero como él es muy modesto me limitaré a contar como vivimos este día.
Fue muy hermoso ver tantos uniformes, Policía Nacional, Guardia Civil, Marinos de carrera y algún que otro Municipal. También estaban autoridades civiles, Alcaldes de Coslada y San Fernando de Henares .  Eche de menos a Don Raúl López, ex alcalde de Colada al que respeto.
Ayudar a Víctor es un placer. Él organiza todo y además muy bien y siempre nos hace algún encargo:
En años anteriores mi cometido era pasar el cestillo para recoger limosnas, cosa que me ponía un poco nerviosa de ver que en el cestillo iba poco dinerillo para las iglesias que están poco menos que en números rojos.
 
Este año respiré un poco cuando me dijo que leyera el Salmo, esto ya me gustó un poco más. Lo hice acompañada por una policía joven y muy guapa que leyó la lectura, lo hizo muy bien y las dos salimos airosas.
La ceremonia organizada, como ya digo antes por Víctor, salió, como todos los años muy bien. Llegó al momento más emocionante cuando todos puestos en pie y recordando a los compañeros caídos, cantamos la "Muerte no es el final". Mientras por el pasillo central, dos policías, masculino y femenino, llevaban una corona de laurel con la bandera española, que depositaron en el Altar mayor. ¡¡¡Emocionante!!!
Terminada la ceremonia, todos nos fuimos a tomar un aperitivo, invitados por el Jefe Superior de Policía. Allí, todos unidos en hermandad con una copita de vino, dimos por finalizado el acto hasta el año que viene si Dios quiere. Seguro que querrá.
Si no es mucho pedir, me gustaría contar alguna anécdota de policías, empezando por mi padre:
Podría decir muchas cosas de su bondad, pero sólo os cuento esto que tiene un poco de gracia.
Un día que iba hacia su servicio en la Alcaldía de Chamberí, iba por la acera cuando le cayó un montón de basura encima. Lo inmediato, miró hacia arriba y vio a una señora que cerraba la ventana y se metía corriendo. Lógicamente subió, apenas llegó al descansillo le estaba esperando un hombre...decía: – Pase señor guardia que la mato, la mato, la mato.
Para resumir os diré que, no la mató, el buen hombre le pidió disculpas a mi padre y al no aceptar “una copita” por que iba de servicio, le invitó a un café y casi se hicieron amigos. La que peor se lo tomó fue mi madre que tuvo que limpiar el capote y le decía: -Por lo menos te lo podían haber llevado al tinte...
Otra anécdota preciosa es, aquella que un día de Nochebuena un grupo de policías que estaban de servicio llamó una niña pidiendo ayuda porque su amiguita Clara se había perdido en el parque y con el frio se pondría malita.
Cuando llegaron a la casa, vieron a la niña en la puerta, llamaron y salió la mamá la cual pidió disculpas y les dijo que, lo que había perdido la niña era su muñeca y que irían al día siguiente a buscarla. La mamá y la niña entraron en casa y los policías siguieron a su servicio.
Ya eran más de las 11 de la noche, cuando mandaron a los niños a dormir. Cuando la mamá entró a darle un beso a su hija, vio que tenía en sus brazos la muñeca por la que tanto había llorado. Levantó el visillo del cuarto de la niña y vio una pareja vestida de azul caminando hacia el coche Z que les estaba esperando.
Esta historia verdadera la he resumido, pero no me importaría escribirla en otra ocasión toda entera.
Como no hay dos sin tres, voy con la tercera, otro policía...VÍCTOR.
No puedo decir todo lo que se de él, pero si que todo el que le conoce, le quiere. Sus compañeros, sus amigos, los que estamos todos los domingos en la Parroquia en la misa, los sacerdotes y hasta el mismo Obispo de Alcalá...ahí es “ná ”.
Este hombre que lleva a un mendigo a cenar el día de Nochebuena a su mesa, que le da, además de la comida, ropa limpia y cama caliente... (claro que siempre donde hay un gran hombre, hay una gran mujer), porque no me diréis que un día tan señalado, aparece tu marido con un pobre bajo el brazo, sucio y tu con la mesa puesta, como la ponemos esos días, con el mejor mantel, la mejor vajilla...
No digo más cosas de él ni de su esposa, Manoli, porque me va a regañar, pero asumo todo lo que digo y, puedo contar más.
No se a quien ni donde van dirigidas estas letras, pues me ha encargado Víctor un resumen de la fiesta, lo hago por la Policía, los curas, la Guardia civil y todas las fuerzas armadas y especialmente...por mi querido amigo,  VÍCTOR.
 
Las fotografías me las ha mandado Víctor. Todos los años es el que organiza esta fiesta.
 

26 comentarios:

  1. Me has dejado sin palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien que escribe como tu no se queda nunca sin palabras.
      Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me has emocionado. Mi hijo trabaja en el Grupo de Rescate en Montaña. Muchas gracias. Besetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades a tu hijo, seguro que esta muy guapo con su traje blanco.
      Gracias a ti trimbolera.
      Un besito

      Eliminar
  3. Olá Maria de los Ángeles (um belo nome),
    Senti a sua falta no meu blog. Não teria sio eu o faltoso?
    Parabéns aos seus amigos da Polícia, que a tantos protegem.
    Gostei muito Maria, desse seu belo relato sobre o seu amigo Victor. Parabéns.
    Uma ótima semana.
    Abraço.
    Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, felicito en tu nombre a la policía española. También a Víctor que es con el que tengo mas contacto. Otro día contaré más cosas de él.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hola Mª Angeles, la verdad que es muy emocionante todo lo que nos cuentas, mas si estamos como bien sabes metidas en "este cuerpo" de militares, yo recuerdo gratamente el día del Pilar, ya que en los cuartes donde viví se celebraba "nuestra" patrona, me han encantado las historias que nos cuentas, tu padre el pobre fue el peor parado:), gracias por compartirlas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas Piruja, mi padre además de ser bueno era muy gracioso y casi todo se lo tomaba a risa. Nos contó este suceso con gracia pero, como ya digo mi madre no opinaba igual. Lo importante es que la sangre no llegó al río.
      De mi suegro y de mi padre diría muchas cosas pues ambos se jubilaron el sus respectivos cuerpos. Mi suegro en guerra hizo algo muy bonito. Otro día lo contaré sin querer herir a nadie.
      Un besito

      Eliminar
  5. Gracias María de los Ángeles, sé que gozaste de esta fiesta en todos los sentidos.
    Voy despacio visitando a los amigos, solo 30 minutos, no más, si no se hinchan las piernas.
    Te dejo un beso de ternura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucha alegría verte por aquí, sobre todo por saber que por lo menos algo puedes escribir. Ya te contaré más cosas.
      Un beso bien fuerte sor Cecilia.

      Eliminar
  6. Ma de los Angeles, como siempre le das tu toque emotivo a los relatos, un grande tu amigo Vìctor, y de tu papi nos traés anécdotas entretenidas, así hay que recordar, con una sonrisa, un abrazote enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya digo, me pidió Víctor unas letras para que las leyeran los que no pudieron ir, no se si estarán bien, a él si le han gustado esperemos que a los demás también.
      Tanto mi padre como mi suegro tenían mucho que contar y yo los escuchaba con mucha atención.
      Un fuerte abrazo María Cristina.
      Un besito a Sol y a Rocío.

      Eliminar
  7. Muy emotiva esta entrada y parece que hasta te he visto disfrutar en esa celebración de la policía, al haber sido mi padre militar siento una especial admiración por todas las fuerzas armadas llamense policias, guardias civiles o militares. Mañana iré a Misa para festejar con la guardia civil su gran día.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Charo disfruté mucho. Lo primero ayudando a Víctor en lo que me mandó, luego, también disfruté del aperitivo rodeada por tan insignes personas.
      Tuve presentes a los ausentes incluidos tu padre y los padres y familiares de todos los que me seguís, que sé que son muchos los policías, guardias civiles, montañeros y, como tu dices, todas las fuerzas armadas de nuestro país que son los mejores del mundo.
      Otro día contaré más cosas, por hoy ya vasta.
      Un besito

      Eliminar
  8. Que lindo es lo que has escrito ,Mª de los Ángeles, lo has narrado desde el alma y parece que se está viviendo con el corazón lo que narras. Maravillosa entrada.

    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibe tu también mi cariño y te doy las gracias por tus bonitas palabras.
      Un fuerte abrazo Ángeles.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias Susana, me alegro que te hayan gustado.
      Un besito

      Eliminar
  10. me gusta como escribes
    el ritmo de tus letras
    un placer leerte

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias RECOMENZAR y también por tu visita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tus anécdotas y tu generoso compartir

    Paz y amistad

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me tienes que dar las gracias ya que lo poco que hago, lo hago con mucho gusto pensando si hago feliz a alguien.
      Un abrazo Isaac

      Eliminar
  13. Gracias por tus anécdotas y tu generoso compartir

    Paz y amistad

    Isaac

    ResponderEliminar
  14. Mucha paz para ti y para todos nuestros amigos.
    Saludos desde Madrid Isaac.

    ResponderEliminar