martes, 27 de marzo de 2012

Bebé con mal aspecto

En cierta ocasión una azafata detectó el caso más espeluznante que se recuerda en la aviación. Cuando tras acercarse a una madre con su bebé detectó algo raro. Faltaban nueve horas de vuelo para llegar a Madrid.
Mientras avanzaba por uno de los pasillos repartiendo la cena, observó a una mujer con cara de pocos amigos sosteniendo a un bebé en los brazos, tras ofrecerle el menú, le preguntó si necesitaba algo para el bebé, una manta extra o tal vez calentar el biberón.- No gracias respondió con el ceño fruncido.
Al acabar de repartir las bandejas lo comentó con un compañero y este le dijo que también había sido muy grosera cuando trató de ayudarla a subir al avión. Ya habían recogido las bandejas y algunos de los pasajeros dormían, la azafata aprovechó para mirar la carita de lo que parecía un bebe´de no más de dos meses. Su piel estaba pálida y su carita parecía hinchada, además desprendía mal olor, por lo que supuso que se había hecho caquita encima. Decidió despertar a su madre para advertirla.
La señora de muy malos modos le dijo que ella sabía cuidar de su bebé, que la dejase en paz. La azafata fue hacia la cabina del avión, tras contarle a su jefe la situación ambos regresaron al asiento de la señora. El jefe de cabina con la voz más dulce que podía le informó que en la parte trasera del avión podía cambiar al bebé, le pidió que era para evitar molestias a otros pasajeros.
La buena mujer dijo que ya le había dicho a la "chica", que ella cambiaría a su hijo cuando quisiera. La mujer estaba tan acalorada que se había olvidado de tapar al bebé y el olor se hizo insoportable, su color era más bien tirando a violeta y estaba inmóvil. Los tripulantes se quedaron mirando al niño, la madre al darse cuenta le tapó.-Señora su bebé tiene mal aspecto ¿me permite que le revise?
-Usted no va a tocar a mi hijo ¡pederasta asqueroso! - Señora me veo en la obligación de informar al capitán. -Llame usted al presidente si quiere, además, mi marido es abogado y se les va a caer el pelo cuando se lo cuente.
Cuando llegó el capitán le dijo: - Señora mi nombre es Armando Fuentes, como máxima autoridad de este avión le solicito que permita a los tripulantes revisar el estado de salud de su hijo o me veré obligado a advertir a las autoridades del país de destino para que estén esperando al aterrizar el avión.
Ya con cara asustada dijo que iría al baño a cambiar al bebé. - Alicia acompañe al baño a la señora y cerciorese de que cumple mis indicaciones.
Mientras la mujer se encerraba en el baño, la azafata, decidió espiar por una rendija. Lo que vio la dejó sin habla, la mujer desnudó al bebé y un olor pútrido salió por la rendija, el niño estaba totalmente morado y una cicatriz le cruzaba todo el pecho. Alicia dio un grito desgarrador y uno de sus compañeros empujó la puerta hasta abrirla por la fuerza. La mujer se abalanzó contra ellos y gracias a la ayuda de un pasajero pudieron inmovilizarla.
El capitán comunicó con el aeropuerto para que estuvieran esperando las fuerza de seguridad, el bebé estaba muerto.
La policía al revisar al bebé se llevaron una desagradable sorpresa. Habían sido vaciados todos sus órganos internos y dentro de su cuerpecito cosido con hilo quirúrgico había gran cantidad de droga. La supuesta "madre" al entrar en el baño lo que planeaba era tirar la droga por el WC para evitar ser enjuiciada por narcotrafico.
Mª Jesús, siento haber contado esta historia que además es verdadera, sé lo que sientes por los niños.

12 comentarios:

  1. Mi querido amigo, la vida es impactante y horrorosa a veces.No siempre se puede sonreír. Vivo cerca del aeropuerto de Barajas, tengo amigos policías y vecinos trabajando en aduanas,no te puedes imaginar los casos espeluznantes que ven a diario y que a veces me cuentan. No todos los días se puede sonreír, acuerdate de los tres niños asesinados en París hace unos días, acuerdate también de nuestros trenes del 11-M. Como verás, no siempre podemos estar contando chistes.
    Siento que hayas sufrido con el relato, y eso que no he contado todo.
    Espero que la próxima vez te lo pases mejor con mi entrada.

    Si te sirde de alivio te mando un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  2. Uff, se me han puesto los pelos de punta. Menuda historia nos traes hoy Mª Ángeles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena guapa, siento que hayas pasado un mal rato, aunque no lo creas, esta noche después de escribirla no he dormido bien.
      Cuando me la han contado también me ha dado "repelús".

      Un abrazo

      Eliminar
  3. HOOOOOOO, AMIGA YA CONOCÍA ESTA HISTORIA PERO IGUAL ME IMPACTO AL LEERLA DE NUEVO, A LO QUE PUEDEN LLEGAR LOS SERES HUMANOS POR EL DINERO Y LOS VICIOS TREMENDA HISTORIA.

    BESOS FELIZ DÍA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón Gladys, el ser humano es de lo más cruel por alcanzar fama o dinero.

      Un beso

      Eliminar
  4. Hola Gata:
    Realmente espeluznante y dantesca.
    No me explico como un ser humano puede llegar a ser tan miserable.
    de mi parte; no tendria ningun miramiento ni piedad con aquellos que cometen ese tipo de atrocidades y peor si de niños se trata.
    Te dejo un beso, pero me quedo con un sabor muy amargo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Pluma...
    Las cárceles están llenas de gentuza que hacen tales barbaridades, los jueces no se como juzgan pues a esta gente la debían de "juzgar" rápidamente...

    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente vecina, creo que es inhumano hacer algo así, pero aparte de lo que yo sienta por los niños, estoy segura que nadie en su sano juicio puede quedar indiferente ante algo así. Yo tan bruta como siempre, a todos los responsables les haría un ojo por ojo, pero en vivo. Espeluznante.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapita, siento que hayas pasado un mal rato pero es la triste realidad. Fue un caso real que me ha contado mi amigo el policía. Te diré una cosa, el día que lo escribí apenas pude dormir.
    Bueno prometo contar cosas menos raras.
    Un besito Mª Jesús

    ResponderEliminar
  8. La carne muerta de la criatura se corrompía, mientras que era el corazón de aquella miserable bestia el que apestaba y se pudría.

    Que el Bien venza "secula seculorum" al Mal.

    Un abrazo muy fuerte,
    abuela Mª Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en este drama había mças de un bestia ¿No te parece?.

      Un fuerte abrazo Ángel

      Eliminar