lunes, 16 de diciembre de 2013

No hay quien se libre de "Ella"

El califa se asombró de ver tan pronto aquella mañana al visir y en tal estado de agitación.
"Por favor, deja que me vaya de la ciudad en este mismo instante", le pidió el visir a su señor.
-¿A que vienen estas prisas?, le preguntó el califa, al lo que su fiel servidor respondió:
Esta mañana, cuando venía camino de palacio, alguien me ha tocado en el hombro y, al girarme, he visto que era la Muerte. Era una vieja dama vestida completamente de negro y seguro que me buscaba. Si me da su autorización, cogeré mi caballo y así esta noche ya estaré a salvo en Samarkanda.
No acabando de creérselo, el califa se disfrazó como era habitual para ir a recorrer de incógnito las calles su ciudad.
Cuando llegó a la plaza del mercado, buscó a la Muerte y, efectivamente, aún estaba allí. El califa, lleno de valor, salió a su encuentro y le preguntó:
"Mi visir es un honrado hombre joven, rebosante de salud. ¿Por qué, entonces te acercaste a el esta mañana y lo miraste de forma amenazadora?."
La muerte, sorprendida al ser interpelada por el califa, le respondió:
"No me acerqué a él con aire amenazante, solo me mostré extrañada. No esperaba verlo en el mercado, porque, de hecho, tenemos una cita esta noche en Samarkanda"

10 comentarios:

  1. ¡Asombroso! Se ve que cuando llega la hora no hay sitio en el que esconderse. Espero que ese momento llegue lo más tarde posible.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también deseo que nos llegue muy tarde a todos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me han dado escalofríos al leer este cuento......Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento Charo, procuraré no asustaros mucho, por lo menos estos días.
      Un beso

      Eliminar
  3. Ma de los Angeles," no importa dónde vayas, el destino te alcanzará", ese es mi pensamiento también, uno puede elegir su camino pero hasta ahí llegará tu destino, un abrazo y Muy Feliz Nochebuena junto a los tuyos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Cristina. Yo también te deseo lo mejor.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  4. Sí, es una cita que nunca llegamos tarde.Nos llevan.
    Feliz Navidad
    Un gran abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también le deseo que pase una feliz Navidad.
      Un fuerte abrazo Sor Cecila

      Eliminar