lunes, 28 de noviembre de 2016

Un triste Romance

No me refiero a romance de nadie conocido por ser famoso, famosete o famosillo. Al que yo me refiero es a uno que creo que todos conocemos, por lo menos los mayores de...
Este romance nos lo enseñaron en el colegio, lo representábamos en los fines de curso o alguna fiesta del "cole". Todas las niñas queríamos ser la Infantita, los niños, por supuesto, el conde y pocos querían hacer el papel de la reina. Me refiero al "Romance del Conde Olinos". Con él quiero hacer un homenaje a mis amigos los poetas, a los que les salen tan bien las rimas y los versos, cosa que no me ocurre a mi que soy una negada para ello y por supuesto que, lo que cuento lo he copiado de un libro. Es de autor desconocido y hay más de 70 versiones. Cantadas, recitadas y musicales. Esta es la que he elegido. Allá va:

ROMANCE DEL CONDE OLINOS

Madrugaba el conde Olinos,
mañanita de San Juan,
a dar agua a su caballo
a las orillas del mar.

Mientras el caballo bebe
canta un hermoso cantar:
las aves que iban volando
se paraban a escuchar,

Desde la torre más alta
la reina le oyó cantar:
-Mira hija como canta
la sirenita del mar.

-No es la sirenita, madre,
que esa no tiene cantar,
es la voz del conde Olinos,
que por mi penando está.

-Si por tus amores pena
yo le mandaré matar,
que para casar contigo
le falta sangre real.

-¡No le mande matar madre,
no le mande usted matar,
que si mata al conde Olinos
a mi la muerte me da!

Guardias mandaba la reina
al conde Olinos buscar.
-¡Que lo maten a lanzadas
y echen su cuerpo a la mar!

La infantina con gran pena
no cesaba de llorar
Él murió a la media noche,
Ella  a los gallos cantar.

A ella, con hija de reyes,
la entierran en el altar,
a él como hijo de condes,
unos pasos más atrás.

De ella nace un rosal blanco,
de él, un espino albar.
Crece uno, crece el otro,
los dos se van a juntar.

La reina, llena de envidia,
ambos los mandó cortar,
el galán que los cortaba
no cesaba de llorar.

De ella nacería una garza,
de él, un fuerte gavilán.
Juntos vuelan por el Cielo.
Juntos vuelan a la par.

Leyéndolo y escribiéndolo, se me ha hecho un nudo no se donde, si en el corazón o en la garganta. ¡No se puede ser tan romántica!

20 comentarios:

  1. A mí me pasa lo mismo.
    No puedes ser tan romántica
    porque pasa lo que pasa,
    ese nudo en la garganta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Que maravilla!! Loa que sabéis de cualquier cosa hacéis un verso.
      Me ha gustado y emocionado Manuel.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Cuando lo recordé, enseguida pensé que os gustaría y acto seguido, lo puse.
      Gracias a ti.
      Un abrazo Guillermo

      Eliminar
  3. Hola Mª Angeles, me pasa como a ti, que soy una negada para las letras, pero les haces un bonito homenaje a esos autores que escriben y nos deleitan con sus bonitas letras.
    El romance que nos dejas es precioso y como soy una mas del club de las romanticonas, pues el nudo en la garganta no lo he podido evitar, no conocía el romance y me ha encantado, gracias por compartirlo y así poder conocerlo:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te ha gustado el Romance del Conde Olinos y quieres escucharlo cantado o leído, lo puedes hacer en Internet. Hay varias versiones a cual más bonita.
      Un besito Piruja

      Eliminar
  4. Qué hermoso romance, Ma de los Angeles, triste pero real, no se puede luchar contra el destino, lo que tiene que ser será, acá o en el más allá, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque triste, pero si, es muy bonito. Seguro que volando se volvieron a encontrar.
      Un abrazo María Cristina

      Eliminar
  5. Jolín que bonito MªAngeles, desconocía este romance, en mi cole no me lo enseñaron. También soy muy romántica y me ha dolido mucho el final tan triste.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que eres muy joven, a las mayores como yo no se nos olvida.
      Es del Romancero Castellano y se sitúa en el reino de León.
      Si quieres lo puedes buscar en Internet, también puedes oírlo cantado, es muy bonito.
      La pena es que los reyes de antes no eran tan permisivos con sus hijos como los de ahora, por suerte para ellos.
      Un besito Charo.

      Eliminar
  6. Es bueno recordar los poemas populares, de todo se aprende y bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He querido haceros un homenaje a los que también hacéis versos y poemas.
      Gracias Alfred.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Yo lo recuerdo muy bien y me ha hecho una gran ilusión !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Menos mal que alguien lo conoce trimbolera!!
      Tú y yo que ya somos jubiladas, lo conocemos y además no se nos olvida.
      Me ha hecho ilusión que tu también lo recordaras.
      Un besito

      Eliminar
  8. Ya se me había olvidado este romance y me ha hecho mucha gracia volverlo a recordar.Nosotras lo representábamos cantado.Por supuesto no podíamos elegir el papel,esto lo asignaban las monjas;a mi siempre me tocaba cantar en el coro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos tres las que recordamos al conde Olinos. Dices bien, pues en mi colegio también lo cantábamos mientras otros lo escenificaban. Yo, como tú, también estaba en el coro.
      Me alegro de que lo hayas recordado así has vuelto un poco a tu niñez.
      Un abrazo Carmen.

      Eliminar
  9. Qué bonito. No lo conocía . un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que eres muy joven. Claro que ya lo has conocido.
      Un beso

      Eliminar
  10. Yo también soy bastante romanticón, y llevo ese mismo nudo en la garganta, pero emocionarse es bonito Mª Ángeles. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Aunque de momento nos duela y se nos haga un nudo en la garganta, después sentimos algo bonito en el corazón.
    Un abrazo Pepe

    ResponderEliminar