miércoles, 25 de abril de 2012

Cuidado con las águilas

Poco a poco nos estamos volviendo un poco locos, un poco malos, un poco egoístas y un poco de todo, pero lo que llama más la atención es que también se están volviendo locos, y malos los animales.
Hoy mientras leía el periódico, me he detenido en una noticia de esas que casi son de pasada, pero luego me he interesado por ella, se trataba de una pelea entre una señora y un águila. Esto es lo que decía la noticia:
Un Águila ataca a una senderista en Málaga para llevarse a su perra.
Ocurrió el sábado a las 15-15 horas en una ruta de senderismo de Benalmádena (Málaga).
Suzanne Dodd, de 43 años y nacionalidad británica, tuvo que armarse de valor para evitar que un águila se llevara a uno de sus dos perros.
La rapaz se colocó encima de una de sus mascotas, de la raza Jack Russell Terrier ( que suele pesar entre los cinco y los ocho kilos ), y comenzó a arrastrarla de la cabeza con la intención de llevársela hacia una cantera.
Fue entonces cuando Dodd cogió al ave de un ala y le dio una patada para que se alejase.
En ese momento grito:
>> No vas a volar con mi perro<<.
Tras el ataque, Dodd ato a sus perros para marcharse del lugar, pero mientras corría montaña abajo el ave volvió y la atacó una veintena de veces.
La afectada, que calificó el ataque de >> surrealista<<, denunció lo ocurrido para prevenir a otros senderistas.

Yo pienso que el águila estaría desesperada por comer, o por llevar algo de comida a sus aguiluchos, sea lo que sea, el caso es que en la ciudad vamos con cuidado por si nos atropella un coche, nos roban el monedero o evitando aglomeraciones, pero si te vas al campo a coger florecillas silvestres o a ponerte debajo de un árbol con una tortilla de patatas o...bueno, el caso es que no nos libramos del peligro donde estemos.¡¡¡Que le vamos hacer!!!

7 comentarios:

  1. Lo suyo es quedarse en casita, con la estufa o el ventilador en función de la estación. La puerta ni abrirla, no sea que vayan a robar... y las ventanas siempre entornadas no vaya a colarse un águila.

    ¡Un abrazo muy grande, abuela!

    Y si sales de casa...¡ten cuidado con los humanos y con los pájaros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida nieta, tu bién sabes que mis salidas se pueden contar, no obtante, iré con precaucines. Me ha encantado verte aqui, aunque más me gustaría tenerte en persona.
      Espero que tus estudios sigan bién.

      Un beso muy fuerte preciosa

      Eliminar
  2. El águila se comportó como lo que es ( un simple animal que busca comida, la encuentra y va a por ella, no puensa otra cosa), pero entiendo la desesperación de la mujer, para ella su perrito era un ser querido. De todas maneras, si alguna vez salgo al campo de paseo con mi perra, tomaré mis precauciones. jajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hada, no me negarás que debe de ser tremendo ver que te arrebatan a tu perrita casi de las manos, por muy Águila que sea. Espero que esa señora no lleve a pasear más a sus mascotas a campo abierto, creo que por el susto que se llevó no lo volverá hacer.

      Un beso

      Eliminar
  3. A este paso vamos a acabar como en la pelicula de Los Pajaros, del Maestro Hitchock. Un Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que lleguemos a tanto, pero nunca se sabe. Un beso

      Eliminar
  4. HOLA. HACE AL MENOS DOS SEMANAS CORRIENDO POR LA MONTAÑA EN SAN CRISTOBAL DE LA LAGUNA EN TENERIFE FUI ATACADO POR UNA ESPECIE DE AGUILA PROPIA DE CANARIAS. ES UN POCO MÁS PEQUEÑA QUE EL AGUILA REAL, AUN ASI,ES GRANDE. EL CASO, IBA CORRIENDO CUANDO SENTÍ QUE ALGO ME ROZO LA CABEZA Y LO QUE MÁS ME IMPRESIONÓ FUE EL RUIDO. FUE ENTONCES CUANDO VI EL AVE.ME QUEDE INMOVILIZADO Y SEGUI CON MI CAMINO SIN DARLE MÁS IMPORTANCIA CUANDO VI QUE YA VENIA DIRECTO HACIA MI CON LAS GARRAS POR DELANTE. TUVE QUE TIRARME AL SUELO PARA EVITAR QUE ME HICIERA DAÑO. CUANDO ME QUEDABA QUIETO SE QUEDABA DANDO VUELTAS EN ALTURA OBSERVANDOME. LAS PIERNAS ME TEMBLABAN. CADA VEZ QUE ME MOVÍA VENIA HACIA MI.POCO A POCO FUI EN DIRECCION CONTRARIA DE LA RUTA QUE TENIA PREVISTO.PASE MUCHO MIEDO Y ESO QUE CORRO POR MONTAÑA Y NUNCA ME HABIA PASADO ESTO. PERO MI SORPRESA FUE QUE AL LLEGAR A MI CASA LO HABLE CON OTRO COMPAÑERO QUE CORRE EN LA ISLA VECINA LAS PALMAS Y LE HABIA PASADO LO MISMO. LO QUE MÁS ME MARCÓ FUE EL CHILLIDO QUE HACIA CADA VEZ QUE VENIA A ATACARME.PRECAUCION Y NO OLVIDEN MIRAR AL CIELO.

    ResponderEliminar