lunes, 24 de septiembre de 2012

Dios nunca se equivoca

Un rey que no creía en la bondad de Dios, tenia un siervo que en todas las situaciones le decía:
Mi rey, todo lo que Dios hace es perfecto, Él no se equivoca!
Un día salieron de caza y una fiera atacó al rey. Su siervo consiguió matar al animal, mas no pudo evitar que el rey perdiese un dedo de la mano.
Furioso y sin mostrar gratitud por haber sido salvado, el rey dijo: Dios es bueno? Si el fuese bueno yo no habría sido atacado y perdido mi dedo.
El siervo respondió: Mi rey a pesar de todo, sólo puedo decir que Dios es bueno; y Él sabe por qué  de todas las cosas.
Indignado con la respuesta, el rey mandó apresar a su siervo.
Tiempo después, salió para otra cacería y fue capturado por salvajes que hacían sacrificios humanos.
Listos para sacrificar al rey, los salvajes percibieron que no tenía uno de los dedos y lo soltaron: el no era perfecto para ser ofrecido a los dioses.
Al volver a palacio, mandó soltar a su siervo y lo recibió muy afectuosamente.
Mi siervo, Dios fue realmente bueno conmigo. ¡ Escapé de ser sacrificado por los salvajes justamente por no tener un dedo ! Mantengo una duda: Si Dios es tan bueno, por qué permitió que tú que tanto le defiendes, fueses preso?
Mi rey, si yo hubiera ido con usted en esa cacería, habría sido sacrificado en su lugar, pues no me falta ningún dedo.
Por eso, recuerde: Todo lo que Dios hace es perfecto, Él nunca se equivoca !

4 comentarios:

  1. Perfecta moraleja Ma.de los Angeles! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Cristina, sobre todo por visitarme
      Un beso

      Eliminar
  2. Gracias,
    Me ha encantado este cuento y poder decir que «Dios es infinitamente bueno y misericordioso»
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted sor Cecilia, que sabiendo el trabajo tan arduo que tiene me ha visitado.

      Un beso

      Eliminar