lunes, 10 de diciembre de 2018

Sin solución


  
                                                             Mi árbol navideño...


Creo que todos sabéis aquel cuentecito de "Las arañas de Navidad. Ocurría que en un pueblecito de Alemania empezaban a prepararse para la Navidad y todas las señoras escoba en mano dejaban todo reluciente para cuando llegaran las fiestas.
En una de esas casas una araña había establecido su nido en las vigas del comedor y cual no sería su miedo al ver como la escoba se acercaba peligrosamente a sus pequeñas hijas. Así que las llamó a todas y se escondieron un poco más arriba. Y allí se quedaron escondidas hasta que una noche vieron algo asombroso. Del mismo suelo del comedor, había brotado un árbol centelleante de luces y lleno, desde la raíz a las puntas de toda clase de cosas brillantes y deliciosas.
Las pequeñas apenas podían contener su impaciencia, pero la madre araña no las dejó salir del nido hasta que toda la casa estuvo en silencio. Entonces las arañitas se deslizaron por sus hilos y bajaron hasta el árbol para ver de cerca todas aquellas maravillas. Pasearon arriba y abajo mirándolo todo, tocando los adornos con sus patas y dando tantas vueltas que, al final, todo el árbol quedo envuelto en una masa de telarañas y había perdido todo su esplendor. (O sea, como el mío).
Justo aquella noche era la noche en que Santa Claus llegaba para dejar sus regalos. Se rio mucho viendo lo felices que eran las arañas, pero sabía que los niños se pondrían tristes cuando vieran su árbol tan sucio y gris, así que les preguntó si querían quedarse en el árbol para siempre. Algunas dijeron que sí  y otras decidieron volver a su nido.
Santa Claus sopló sobre el árbol y, las que quisieron quedarse se convirtieron en arañitas doradas y sus hilos en bonitas y brillantes guirnaldas que colgaban de las ramas del árbol, haciendo que este fuera más bonito.

Yo no he tenido tanta suerte como las arañitas y a mi casa no ha aparecido ni Papá Noel ni su padre. Solo ha aparecido mi hijo para decirme que si no me daba vergüenza tener ese árbol...o lo que sea.
Lo primero es que no sé hacer fotos tan buenas como Charo, Alfred, Piruja y todos los que manejáis la máquina o el móvil tan ricamente. Yo, soy mala, mala, mala. Hasta me ha salido el árbol torcido. Claro que esto tiene su por qué y es que, ni subida al taburete de la cocina llegaba yo a la cúspide del dichoso árbol, de hecho, no he podido poner el adorno final. Además lo he colocado tan mal que ya no tiene arreglo posible.
Lo quise arreglar y empecé a poner luces y espumillón y al final ya veis como me ha quedado.
Pero como pienso que alguien se va a reir del resultado, eso ya me alegra un poco.
Ahora, eso si, el Belén me ha quedado precioso. A ver si alguien me hace las fotos y lo enseño, porque yo, seguro que lo destrozo.

18 comentarios:

  1. Ma de los Angeles, mi árbol es tan alto y flaco como el tuyo, al principio me quedó torcido y mal distribuidos sus adornos pero de a poco lo pude ir arreglando, ahora está muy derechito y elegante, no te preocupes y hacelo despacio, vas a ver que lograrás buenos resultados y tu árbol lucirá hermoso esta Navidad, un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María Cristina, ahora dice mi hijo que el árbol se queda así hasta el final. Resulta que lo ve muy original, jajaja.
      Mejor, una cosa menos que tengo que reparar.
      un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Confieso que harta de colocar bolas y guirnaldas en un árbol que nunca me gustaba cómo quedaba decidí comprar uno a los chinos con adornos y luces incluídas así que no hay más que sacarlo y ponerlo en el rincón de la sala y enchufarlo...cómo bien dices el belén ya es otra cosa y es que disfruto mucho poniéndolo y viendo otros belenes pues soy belenista al 100%100. Tengo ganas de ver el tuyo, por cierto tu árbol está muy bien, al menos a mí me gusta.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se que no te gusta volver a los blog, te contesto en el tuyo. Esto es por si acaso.
      De todas maneras un besito.

      Eliminar
  3. El árbol quedó divertido.
    Esperamos a ver cómo queda el Belén.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres sincero Manuel. Mi árbol está hecho una birria, pero ahora dice mi hijo que no se toca, que está bien así...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. :)
    Pero es un buen árbol de Navidad!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Nosotros solo ponemos un pequeño árbol, el mismo dese hace unos años y con las mismas luces, está bastante derecho.
    El tuyo es muy bonito, puede ser que los regalos no estén bien compensados y se incline un poco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que soy un desastre amigo Matías. Este árbol tambien es muy antiguo, lo heredé de mi madre, es por eso que aunque "viejo" le tengo cariño. Espero que el próximo año me quede mejor. Gracias por tu aliento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Que da claro y sin lugar a dudas que la fotografía, no es tu fuerte.
    La historia de las famosas arañitas; esta muy buena, muy simpática y muy cercana a una historia real, mas aun, gustándome tanto las arañas.
    no te preocupes por el arbolito, que con la magia de la navidad y tus buenas intenciones, se lucirá y adornara tu casa, irradiando alegría.
    Un beso y un abrazo cargado de esas lucesitas envueltas en mucho cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues esa es la mejor que hice. Lo que ocurre es que las luces se reflejan en el espejo, pero cuando está apagado está la mar de majo, jajaja.
      A mi nunca me han gustado las arañas, incluso sueño con ellas algunas veces, pero desde que descubrí estas del árbol, ya no me parecen tan malas.
      Vaya para ti mi fuerte abrazo con un beso bien grande mi querido amigo José Luis.

      Eliminar
  7. Hola Mª Angeles, mujer pues yo no lo veo tan mal como dices, esta bonito jeje, el cuento lo conocía y hace mucho lo puse en el blog, ya nos enseñaras las fotos del belén, y yo no pongo fotos mías las cojo de internet, yo también soy muy mala para eso jeje.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu eres tan buena como los demás y queréis que no sufra. La verdad es que está mejor al natural que en la foto, jajaja.
      Tú, cojas las fotos de donde sea te queda precioso, pero ya verás el Belén, me ha quedado precioso. Ahora espero no estropearlo con las fotos.
      Un besito Piruja.

      Eliminar
  8. Oye pues yo lo veo original!! Y creo que de eso se trata, de ponerle nuestro toque no?' porque sino lo compraríamos puesto y eso no tiene mucha gracia.

    La historia de las arañas ha sido curiosa, aunque no se yo si a mamá araña le va a hacer mucha gracia quedarse con menor arañitas para que se puedan quedar de decoración ehh jajajaja

    Un beso muy gordo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Zhura, tu también eres muy buena conmigo. La verdad es que sin encender, el árbol esta majo, pero entre las luces y el reflejo del espejo, me lo han matado. Bueno, a ver si el próximo año me queda mejor.
      Un beso guapetona.

      Eliminar