lunes, 24 de febrero de 2020

Los botones





                                                      Los botones de mi bote.



Desde hace unos años cuando un señor se compra una camisa, aparecen botones de varios colores (excepto en las blancas),
    En mis tiempos, todo hacía juego: los botones, el hilo y hasta las entretelas, cosa que ahora son de colorines.
Hace unos días mi hijo se compró una camisa muy bonita, en Zara, es de color azulado, más bien clarita y como es natural llevaba todos los botones blancos.
Yo, que me creo muy enterada, me pongo a mirarla a ver si estaba bien cosida y bien terminada. En ese momento me doy cuenta de que en la parte baja de dicha camisa,  uno de los botones es NEGRO, si, si, como lo digo. Un botón negro en una camisa casi blanca.
    Yo, muy seria le digo a mi hijo que esa camisa tiene un error y él me dice que es la moda...¡¡Dios mío!! ya no saben que inventar.
    Al hacerle yo esta advertencia, me dice que yo no entiendo de las nuevas modas. Yo, como una escopeta le contesto:
    Desde luego que no, yo he vivido en una época que íbamos todos limpios, planchados, cosidos y ·relavados".
 Jamás nos tirábamos al suelo, jamás hemos llevados los bajos de los vestidos deshilachados y mucho menos, rotos...pero claro, nosotros los mayores, no entendemos.

Me viene a la memoria una anécdota que me contó mi suegra.
 Resulta que un día su padre fue a ponerse una camisa (entonces eran todas blancas), y le faltaba un botón. Como tenía varias hijas, pidió que le cosieran uno.
También en aquellos tiempos todas las niñas sabían coser un botón.
    Entonces, la más pequeña de las niñas, Manuela se llamaba, se prestó para ello. La cría no tenía mas de 5 años y se puso muy afanosa a coserle el botón a su padre.
    Cogió el cesto de la costura, una aguja, hilo y...el primer botón que encontró...era negro.
    Cuando su padre lo vio, cogió la camisa, se la puso y se marchó como tenía previsto a la Plaza del pueblo a tomarse la copeja con sus amigos.
 Estos, cuando le vieron con un botón tan llamativo en el centro de la camisa, se echaron a reír y le preguntaban quien había tenido tan mal gusto. Él, contestó.
    -Me lo ha cosido mi hija y no me lo quitaré hasta que la camisa se rompa.

    Según me contó, mi encantadora suegra, cumplió su palabra. La camisa se rompió con el botón negro.
Pero ni era moda, ni había sido comprada en Zara. Así que, no se pongan tontitos con eso de la moda
 de un botón negro, pues ya en el años 1800 y pico, el bisabuelo Antonio llevaba un botón negro en una camisa blanca.

Yo por si acaso, tengo un bote lleno de botones, cuando me hace falta alguno, enseguida encuentro sustituto.


24 comentarios:

  1. Jajaja!!! Vaya la que has montado por un botón negro.
    Bonita historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti te ha hecho reír, pero me he dado cuenta de que muchos saben coser un botón.
      Un abrazo Alfred.

      Eliminar
  2. Ja,ja,ja,ja....pues yo también tengo una cajita con un montón de botones porque hay algunas veces que en las prendas ponen alguno de repuesto. Entonces yo lo guardo en la cajita. pero ocurre que nunca o casi nunca tengo que reponer el botón, porque las prendas o son muy malas y enseguida hay que sustituirlas o se pasan rápido de moda y ya no se llevan. Así que no sé para qué quiero la cajita, je, je.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aparte de los que ponen en las prendas, cuando me deshago de ropa vieja, les quito los botones. ¿Te imaginas como está de lleno mi bote?
      Un besazo querida Rita.

      Eliminar
  3. No sabía nada de esta moda, parece que vivo en otro mundo.Me encanta la anécdota del bisabuelo Antinio, demostró tener un gran amor a su hija.Por cierto yo también tengo una caja llena de botones de todos los colores....creo que esto es "moda" entre las personas mayores:-))Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que vivas en otro mundo, es que, quizá no compres camisas para jovencitos.
      Ya veo que todos tenemos muchos botones. Yo, incluso, guardo los de ropas viejas y más de una vez me han sacado de un apuro, pues tengo hasta botonaduras completas.
      Un besito querida Charo.

      Eliminar
  4. ¡Bien dicho! Ni mas ni menos. Una cosa es la moda y otra muy distinta; seguir la corriente porque alguien asi lo demanda.
    Un besote, como siempre muy interesante

    ResponderEliminar
  5. Ma de los Angeles, tengo una lata de crema Nivea vieja cargada de botones! Cuando Sol era más chica le encantaba jugar con ellos y ahora hace manualidades y siempre encuentra uno bonito para ponerlo en su labor! Qué bien por ese padre con el amor por su hija, y de las modas, mejor no hablemos, a veces creo que los jóvenes no se dan cuenta de que se burlan de ellos. De todos modos no los hagamos sufrir por eso, son detalles y si se masifican pasan desapercibidos jajaja. Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay casa en el mundo que no tenga una caja o bote llenos de botones.
      Por otra parte, el bisabuelo de mis hijos fue un hombre amoroso con sus hijas.
      Un abrazo bien fuerte María Cristina.

      Eliminar
  6. Tu historia como siempre<, muy entretenida y tambien muy mordaz.
    Lo cierto es que vivimos en una epoca, en la que todos quieren ser protagonistas, de lo que sea y por ende se visten y hacen lo que sea con tal de llamar la atencion, aunque sea sin son ni ton.
    Recuerdo que en mis epocas de modelo, nos exigian sonreir,agradar,posar,"vender" todo un paquete de encandilamiento hacia el cliente. Hoy en dia, las modelos y los modelos, parcen zombies porque tienen unas caras que parecen de ultratumba y caminan como caballos. No sonrien ni miran ni expresan algo. Y no digo nada de la ropa que diseñan...con eso no salgo a la calle ni pagado. Parece que no aprendieron nada de la gran y unica Coco Chanel.
    Bueno creo que se me paso la mano en el comentario, pero lo tenia guardado y salio."para muestra un boton"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que ya te he localizado.
      La verdad es que los pases de modelos de otra época, eran maravillosos. Modelos con buen tipo, nada de los de ahora que parecen esqueletos y, no digamos la ropa, toda ella preciosa.
      Yo tambien admiro todo lo que lleve la firma de Coco Chanel...siempre uso su perfume nº 5.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Hola Mª Angeles, pa que veas que ya entonces estaban a la moda y no los de ahora jejeje, la verdad que se esta llegando a un punto con esto de la moda con todo roto o mal puesto que vaya tela, que se gasten un dineral por unos pantalones rotos no me lo explico.
    Mi madre también tenia una cajita llena de botones y muchas veces nos poníamos a jugar con ellos:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que las modas las imponemos nosotros sin darnos cuenta.
      A ver si puedo llamarte, espero que no te haya llegado nada de esa enfermedad que nos trae a mal traer.
      Un besito Piruja.

      Eliminar
  8. Many Thanks for the shared this informative and interesting post with me.

    gamesweekly|Download apk24

    ResponderEliminar
  9. Las modas por lo general son para los jóvenes. En nuestros años jóvenes también había modas llamativas, como aquellos pantalones campana, a mi me parecían horribles.
    En mi caso desde muy joven aprendí a coser botones, (es lo único que se coser) es algo que todos deberían aprender, sobre todo por las emergencias que surgen al ponernos alguna prenda.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo perfectamente de la moda del pantalón campana. También, que todos los hombres que habéis hecho la mili sabéis coser muy bien botones y lo que se tercie.
      Un abrazo Matías.

      Eliminar
  10. Maria, hoje eu só vim
    para seguir o seu blog.
    Siga o meu também...
    Um beijo para você.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haré encantada amigo Silvioafonso.
      Gracias por tu visita.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. buenisimo, yo antes también tenía un montón de botones, pero al final ya los tiré, ocupaba demasiado espacio para lo poco que los usaba.

    ResponderEliminar
  12. Es verdad que se usan poco a menos que, como en mi casa, siempre me he confeccionado mi ropa, cosa que me ha venido muy bien en ocasiones, tener botones.
    Un saludo yonosoymillenium.

    ResponderEliminar